ESPAÑA | Armada
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

En sus líneas generales para los próximos años

El AJEMA contempla un ambicioso plan de adquisiciones que incluye F-110 y nuevos BAM

14/01/2013

(Infodefensa.com) N. Fernández, Madrid – El Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Jaime Muñoz-Delgado, ha plasmado, en un documento que recoge las líneas de actuación para los próximos años, un ambicioso plan de adquisición de material que incluye cinco fragatas F-110 y la segunda serie de BAM.

El documento, titulado “Líneas Generales de la Armada 2012” y con fecha de 27 de diciembre de 2012, recoge como línea de actuación número 5 la de “preservar la capacidad operativa de la Flota del futuro mediante los correspondientes planes de renovación”.

“La Armada debe continuar mirando al futuro, lo que implica adquirir nuevas unidades de forma responsable y ordenadas”, indica el almirante Muñoz-Delgado.

En este sentido, el AJEMA contempla la compra de cinco fragatas de la serie F-110 para sustituir a la clase Santa María, una segunda serie de Buques de Acción Marítima (tres en versión patrullero, uno en versión salvamento y rescate de submarinos, y otro para Investigación Oceanógrafica), seis unidades de helicóptero SH-60F, vehículos de alta movilidad táctica (VAMTAC) y diez vehículos aéreos no tripulados (UAV).

En este mismo punto, se prevé, además, la modernización del misil Harpoon a Bloque II y la realización de las obras de infraestructura necesarias en el Arsenal de Cartagena para el apoyo del submarino S-80 y en el Arsenal de Las Palmas para el apoyo a los BAM.

El almirante señala que, en todos estos desarrollos, “se procurará, en lo posible, impulsar la industria nacional del sector naval” y se fomentarán las actividades de investigación, desarrollo e innovación necesarias “para que la Armada y la Industria se mantengan actualizadas tecnológicamente, requisito indispensable para preservar las capacidades del futuro”.

El AJEMA indica también que se debe continuar estudiando las posibilidades de efectuar despliegues de los buques españoles en colaboración con otras Marinas, tal y como se ha hecho con el Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) Cantabria, que ha zarpado recientemente hacia Australia y estará desplegado allí durante aproximadamente un año.

Esta acción se recoge en el apartado 3, de medidas para administrar con rigor y austeridad los recursos económicos y materiales disponibles, en la que también se incluye la necesidad de “revisar los procedimientos internos de control de los programas de obtención que se llevan a cabo”.

Las otras cuatro líneas generales marcadas por el AJEMA son: garantizar el correcto alistamiento de la Flota para que la Armada pueda cumplir sus misiones, velar por que el personal de la Armada esté convenientemente motivado y adiestrado, efectuar los cambios orgánicos necesarios y asegurar que la organización resultante sirve a los fines que se persiguen, y dar a conocer la actividad de la Armada.

“Los próximos años nos vamos a encontrar frente a un escenario de restricciones económicas y cambios en la organización que supone un condicionante importante, pero que en ningún caso puede afectar al cumplimiento de nuestras misiones”, afirma el almirante. “Frente a los retos, es momento de concentrar nuestros esfuerzos y trabajar siguiendo un rumbo bien marcado, el del mejor servicio a España”, finaliza.

Para acceder al documento, pinche aquí.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje