AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Entrevista INFODEFENSA.COM

David Arévalo, JADAR SRL: "Un chaleco no cubre enteramente el cuerpo del soldado. Es cuestión de probabilidades"

18/05/2012

(Infodefensa.com) P. Watson, Lima - Recientes acontecimientos en el Perú, han colocado en la palestra la relevancia de contar con un sector industrial en el ámbito de la Defensa que sirva de palanca para la modernización de las Fuerzas armadas y Policía. A fin de contar con los productos y equipos idóneos se necesita de dinamismo de las empresas públicas y privadas, así como de estructuras políticas nacionales que sirvan de efectivo apoyo al sector.

En este contexto, Infodefensa.com entrevistó a David Arévalo, gerente general de JADAR SRL, una empresa con gran experiencia como proveedor de las Fuerzas Armadas y representante exclusivo de las empresas colombianas Delmyp y Prolac, las cuales, entre otros, manufacturan chalecos antibalas y raciones de combate, productos que están en medio de interesante controversia en el país. JADAR acostumbra realizar sus propios controles de calidad, y parte de dichos procesos, las pruebas balísticas a las placas de blindaje (ver vídeo).

¿Cuál fue el origen de JADAR SRL?

La empresa es familiar, comenzó mi padre en textiles hace más de cuarenta años atrás, de una manera empírica, naturalmente, y hace como veinte años empezamos como proveedores del Ejército del Perú, confeccionando polos, uniformes, todo lo relacionado a avituallamiento, telas, cosas simples, y así incursionamos en el sector Defensa, haciendo negocios para las fuerzas armadas. A través del tiempo, gracias a los contactos ganados, empezamos a traer representaciones.

¿Cómo así lograron los contactos para proveer a las Fuerzas Armadas?

Fue una coyuntura, un amigo que trabajaba con el Ejército del Perú, en ese tiempo no había licitaciones como hoy, solamente era un requerimiento, en ese tiempo era así, no habían licitaciones sino que se buscaba al que tenía la capacidad de producción y/o entrega, y se adjudicaba el contrato, nacido de una necesidad específica. Así, empezamos a crecer, con dinámica, mucho trabajo y esfuerzo, y claro, productos de buena calidad.

¿El contacto con las empresas colombianas, cómo ocurrió?

Nos conocimos en una feria de Defensa, una vez que viajé a Colombia, y desde ese día estoy trabajando con ellos, desde aproximadamente el año 2008. Manufacturas Delmyp, con más de 25 años de experiencia como proveedor, entre otras cosas, fabrica chalecos antibala, y también las placas balísticas, que han sido materia de varios reportajes en la prensa y televisión acá en el Perú; incluso, allá en Colombia se están blindando helicópteros con placas similares. Hay una forma de hacerlo sin afectar la maniobrabilidad, pero no es tan simple como colocar las placas, y listo.

En el Perú hubo un concurso para blindar helicópteros militares, ¿participaron ustedes?

Efectivamente, la competencia era una empresa que conozco, Protemax; su placa pesaba más, pero no era un mal producto. Ellos se adjudicaron el contrato. El proyecto pretendía blindar helicópteros militares Mi-17. Hay que cargar las aeronaves teniendo en cuenta el centro de gravedad del aparato, para no afectar la maniobrabilidad de un helicóptero tan potente. Lo pudieron hacer menos pesado, sí. Nuestra propuesta era menos pesada.

Nosotros estuvimos haciendo pruebas, destructivas, con placas de blindaje para helicópteros, efectuando disparos desde 25 metros con una ametralladora PKM, que es la que está derribando los helicópteros en el VRAE (Valle de los Ríos Apurímac y Ene),  y munición de alma de acero, en lugar de plomo (alma es la parte interna de la munición). En las pruebas utilizamos placas de 30 cm x 30 cm. El impacto de las balas deforma la parte trasera de las placas, sin placa, el metal de los helicópteros es como mantequilla.

¿Qué opinión le merece la controversia sobre los chalecos antibala para el Ejército del Perú?

Te explico, ven por acá… (Nos dirigimos a un almacén de control de calidad), hacemos cantidad de chalecos de diferentes tipos, chalecos de combate, de asalto, de seguridad… Este chaleco es del mismo tipo que entregaron en el VRAE, son telas de Kevlar, de un trazado y disposición específico para el propósito. Este panel balístico aguanta el impacto de una bala de hasta una Magnum, si le encajas un cuchillo, va a penetrar. Una bala de fusil, como las que usan en el VRAE, de 7,62 mm, tiene también un diseño y características particulares. Una bala de 9 mm tiene una forma diferente.

Los chalecos tienen dos tipos de capas, que trabajando en conjunto atrapan la bala. Un tipo de capa le resta velocidad al proyectil, la otra, captura la bala, impidiendo la penetración hacia el portador. Entonces, es este chaleco el que distribuyó el Ejército, obviamente no les sirvió para detener un proyectil 7,62 mm, protege contra esquirlas y munición de otro calibre. Los cascos, tampoco impiden la penetración de una bala de este tipo. Lo atraviesa completamente.

En el caso de los chalecos, no fue una mala venta, fue una mala compra.

(David Arévalo nos muestra una bala de 7,62 mm inerte y comenta: “Esto es lo que está matando a los soldados").

¿Se puede patrullar utilizando chalecos con placas cerámicas?

No, no se puede. Se compra dependiendo para lo que se quiera utilizar. Un producto puede que no sirva para un propósito específico, eso no quiere decir que sea un mal producto. Un chaleco no cubre enteramente el cuerpo del soldado. Es cuestión de probabilidades.

A los chalecos se le puede agregar placas balísticas, cuestan, pero se puede agregar. Sin embargo, no sirven para realizar patrullas. Ningún soldado va a aceptar patrullar con ese peso encima. Aun siendo una placa cerámica. Para helicópteros, el principio es similar, un metro cuadrado de blindaje cerámico pesa 35 kilogramos, el equivalente en acero pesa aproximadamente 130 kilos. Por esta razón, no se usa acero, porque el peso del material cerámico es veces menor. Son 12 kilos encima del soldado. Entonces, no es que no sirvan los chalecos, sirven, no sirven para la situación, pero protege contra esquirlas, por ejemplo de una granada de mano, para evitar que fragmentos de metal penetren al cuerpo.

El Ministerio de Defensa del Perú ha anunciado la organización de una Agencia Central de Compras, ¿qué opinión tiene al respecto?

Está bien, si bien es cierto no se compran helicópteros en la cantidad que compra Colombia, por ejemplo, estamos hablando de cantidades significativas de dinero.

¿Qué otro producto tiene su empresa, de utilidad para el VRAE?

Tenemos botas útiles para reducir el impacto de la detonación de minas anti-personales. Producto de Manufacturas Delmyp, con las cuales, es posible patrullar.

(El gerente general de JADAR SRL nos muestra un video sobre la prueba de unas botas antiminas personales, en el que mencionan los tipos de minas antipersonales utilizadas por las FARC en Colombia, con envases no metálicos, para hacer más difícil su detección, llegando a usar, incluso juguetes.  La mina antipersonal tiene el propósito de incapacitar o matar, degradar la moral de la tropa y colapsar los servicios médicos enemigos. Sus efectos más comunes son amputaciones, mutilaciones genitales, lesiones musculares y quemaduras. Las minas se activan por la presión sobre ellas, la gran mayoría emiten una onda expansiva hacia arriba y los pesos mínimos para activarlas es de unos 35 kilogramos, el peso aproximado de un niño de 12 años de edad).

Arévalo continúa explicando que  “doscientos gramos de explosivos te arrancan las dos piernas. Con 120 gramos, durante una prueba, no quedó nada. El soldado no siente nada hasta horas después. Nuestras botas protegen efectivamente hasta 90 gramos, probado”. “Lo que hace la mina es un fogonazo de muy alta temperatura, quema el cuerpo, y algo que está incinerado no se puede recuperar. La pierna o el pie se puede romper, fragmentar, y hasta cierto punto se puede reconstruir. La parte incinerada la pierdes sí o sí".

¿Cuál es su apreciación sobre el progreso del sector Defensa en el Perú y las perspectivas de su empresa?

Ha progresado mucho. Me acuerdo cuando hace tiempo, por ejemplo, solicitaban productos de manera muy general, lo quiero así, asá, ahora hay especificaciones técnicas por cumplir, antes cualquier cosa podía entrar, ahora hay análisis técnicos en los cuales se tienen que basar, análisis químicos, cada vez son mejores, entonces, hay que hacer pruebas. Antes no se hacían pruebas.

Con respecto a mi empresa, hace mucho tiempo iniciamos con textiles, pero ahora vendemos de todo, hasta blindaje para helicópteros militares, y lo que no hacemos, las representaciones que tenemos los traen. La relación con ellos es muy buena.

¿Qué le parece el SITDEF?

Nosotros hemos estado en las tres ediciones del SITDEF (Salón Internacional de Tecnología para la Defensa y Prevención de Desastres Naturales). Cada vez está mejorando más, es más, ya nos están viendo de diferente forma los otros países de la región, por ejemplo, si hablamos de eventos sobre materia terrestre, es Perú; si es de aire, es Chile, y así se está colocando la imagen con las ferias que están habiendo.   

¿Le parece falta de seriedad la cancelación de compras ocurridas recientemente?

Definitivamente poca seriedad y afecta la imagen del país en el exterior. Nosotros somos representantes de otra empresa colombiana llamada PROLAC, que ganó una licitación para entregar raciones de combate en Perú. Precisamente, estas que están siendo investigadas por la Contraloría, y hasta nuestra contraparte en Colombia ha tenido que salir a los medios, acá, a desmentir los aludidos de calidad sobre nuestro producto. Es por otras razones que esto ha salido a la luz. Incluso tengo una muestra de las raciones de la competencia. Están bien.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje