menú responsive
AMÉRICA | Empresas
-/5 | 0 votos

Plan de adecuación

FAdeA despide a 35 trabajadores mientras lucha por mantenerse

Un Pampa III en proceso de reparación en FAdeA. Foto: FAdeA

Un Pampa III en proceso de reparación en FAdeA. Foto: FAdeA

29/01/2018 | Buenos Aires

Irene Valiente

La Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín SA (FAdeAha despedido a 35 trabajadores, una decisión que se enmarca en lo que la empresa denomina un “plan de adecuación” de la dotación. La complicada situación económica que arrastra la firma de capital público desde hace décadas es de sobra conocida y, desde la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia hace dos años, la nueva gestión ha apostado por poner en marcha un proceso de “ordenamiento” que le permita mantenerse.

Los ceses tuvieron lugar entre el viernes y el sábado de la pasada semana, según reveló de forma oficial la propia FAdeA a través de un comunicado en el que defendió que la medida no es “aislada”, sino que forma parte de “un conjunto de acciones que se están realizando para reestructurar y reorganizar a la fábrica de modo de lograr el equilibrio en todos los niveles de la organización”. Según apuntó, esta “adecuación” de la plantilla se realizó teniendo en cuenta el volumen de trabajo actual y el esperado y, aseguró, no afectará al desarrollo de los programas en ejecución ni a las capacidades que consideran que serán “estratégicas en el futuro próximo”.

La lucha por salir adelante

 

En el comunicado, FAdeA recordó que cuando asumió el Gobierno el frente conservador Cambiemos, en diciembre de 2015, se encontró con “empresas públicas mal administradas, sin coordinación ni estrategia comercial, con déficit y que incumplían su compromiso con la sociedad”. Este fue el caso de la fábrica, cuya situación actual es resultado de “años de gestiones ineficientes” que, defendió, “hoy llevan a tomar medidas difíciles y poco gratas, pero necesarias para lograr revertir las gravísimas consecuencias que pueden generarse”.

Cuando Ercole Felippa se puso al frente de la firma en abril de 2016 –cargo que abandonó hace dos meses- inició un proceso de “saneamiento” y “ordenamiento interno” por el que, como ya informó Infodefensa, el pasado año logró reducir el déficit en un 92,3%, aunque también su plantilla en 500 personas. FAdeA enfrenta ahora una nueva etapa para la que se hace necesaria la recuperación de la confianza de sus clientes y, con ella, la llegada de fondos por fuera del Ejecutivo que le permitan dar el impulso definitivo para ser autosostenible.

“Si bien en los últimos dos años se redujeron considerablemente los costos de funcionamiento y se trabajó en la adecuación de la dotación de personal, actualmente, gran parte de los fondos que recibe FAdeA provienen del aporte de todos los argentinos”, apuntó la empresa en el comunicado emitido este fin de semana. Por ello, la premisa de la actual gestión es administrar de forma responsable y transparente, lo que, señaló, “hace imperante enfocarse en dos objetivos: redimensionar la estructura en busca de la eficiencia en todo sentido y la generación de nuevos negocios que incrementen el actual nivel de ingresos”.

Sólo así podrá convertirse en una empresa estratégica para el país y “que no le cueste dinero extra a los argentinos, de modo que en el futuro sea fuente de desarrollo para la generación de riquezas”.

Un nuevo presidente, el mismo objetivo

 

El pasado noviembre, Antonio José Beltramone se convirtió en el nuevo titular de FAdeA, después de que Felippa decidiese renunciar para dedicarse a “proyectos personales” relacionados con su actividad en el sector privado, tal y como confirmaron entonces a Infodefensa fuentes cercanas a la empresa de capital público.

De 46 años de edad, es licenciado en administración de empresas, fue director de Administración, Control y Finanzas en FIAT Argentina y lo que más tranquilizó a la firma de capital público: fue gerente general de la propia FAdeA entre enero y octubre de 2016. Las mismas fuentes consultadas apuntaron que el hecho de que asumiese una persona que conocía cómo trabaja la fábrica y su delicada situación económica ayudaría a dar continuidad a los proyectos que están en marcha y tranquilidad a los potenciales clientes, algo que preocupaba a Felippa, que no quería que con este cambio se resintiesen las líneas de negociación que están abiertas y que pueden ser decisivas para la supervivencia de la empresa.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje