menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

IV Simposio Internacional de Seguridad y Defensa Perú 2018

El contralmirante MGP Sablich aboga por fortalecer la gestión estatal en el ámbito marítimo

El contralmirante Rodolfo Sablich explica las estrategias, visión, misiones y funciones de la Dicapi. Foto: Marina de Guerra del Perú

El contralmirante Rodolfo Sablich explica las estrategias, visión, misiones y funciones de la Dicapi. Foto: Marina de Guerra del Perú

06/09/2018 | Lima

Peter Watson

El director ejecutivo de la Dirección de Capitanías y Guardacostas de la Marina de Guerra del Perú (MGP), contralmirante Rodolfo Sablich Luna Victoria, hizo suyo el tema Política y estrategia de la Autoridad Marítima Nacional, durante el IV Simposio Internacional de Seguridad y Defensa Perú 2018 celebrado el pasado mes de agosto en Lima.

Sablich, y en general la MGP, define el concepto de intereses marítimos como "la expresión del deseo colectivo de la nación de usar y proteger el medio marítimo, aprovechar sus recursos, mediante el desarrollo de actividades diversas, con el fin de contribuir al bienestar y seguridad nacional en forma permanente", así como "fortalecer la capacidad de gestión del Estado en el ámbito marítimo".

Reordenamiento marítimo

 

La Autoridad Marítima Nacional es la MGP, a través de la Dicapi, entidad que divide jurisdicciones, a nivel nacional la autoridad es el director general de la Dicapi, a nivel regional los jefes de Distrito de Capitanía y las Capitanías de Puerto en sus respectivas áreas de responsabilidad.

La Dicapi tiene cinco Jefaturas de Distritos de Capitanías (Jedicap), 19 Capitanías de Puerto (14 capitanías costeras, cuatro fluviales y una capitanía lacustre) y 46 Puestos de Capitanías. El brazo operativo lo constituye la Comandancia de Operaciones Guardacostas, que dispone de 36 embarcaciones entre patrulleras oceánicas, marítimas y de costa, así como 72 unidades de control fluvial, lacustre y embarcaciones menores. Las embarcaciones son asignadas a las Jedicap.

En base a la conjugación de las recomendaciones de la ONU, las políticas nacionales y sectoriales, el contralmirante Sablich indicó que la Dicapi desarrolla sus actividades en cuatro áreas de responsabilidad: La seguridad marítima, brindando lineamientos para la construcción, operación y desguace de embarcaciones, y la seguridad de la navegación; la protección marítima, incorporada en el rol de las autoridades marítimas tras el atentado contra las Torres Gemelas en el 2001, buscando asegurar instalaciones portuarias, embarcaciones y espacios acuáticos de ataques exteriores; la protección ambiental en base al marpol que en todos sus anexos desarrolla las formas para prevenir la contaminación del mar por los buques; y la facilitación del tráfico marítimo, en base a las disposiciones de un acuerdo internacional de 1969.

El reparto de roles

 

Las responsabilidades son ejecutadas a través de tres roles; el Estado del pabellón, la función de la autoridad marítima de normar a todas las embarcaciones que portan el pabellón peruano.

El Estado ribereño, la soberanía de cada país para aplicar las regulaciones emanadas de sus responsabilidades, participando en el sistema mundial de alertas de emergencias y su pronóstico meteorológico, al Perú le corresponde el área Navarea XVI, desde la costa hasta 3,000 millas, el área SAR y el área Corpas-Sarsat, se está desarrollando el sistema Long Range Identification Tracking (LRIT) hasta las 1.000 millas, todo lo cual en el sistema local Simtrac de control y vigilancia del tráfico acuático, represión de ilícitos, protección del medio ambiente, concesión de áreas acuáticas con su respectivo estudio de impacto ambiental en coordinación con entidades de otros sectores estatales. Si la Dicapi requiere de unidades para despliegues a larga distancia se solicita el apoyo de la Comandancia General de Operaciones del Pacífico de la MGP. La asignación de unidades es inmediata.

El Estado rector del puerto, la inspección de todas las embarcaciones que llegan a las costas de cada país para verificar el cumplimiento de la normativa y acuerdos internacionales como el Memorándum de Entendimiento de Tokio (MOU Tokio), un acuerdo Asia-Pacífico por la que la Dicapi se ha comprometido a inspeccionar cierto número de embarcaciones por año. A nivel regional, el Acuerdo de Viña del Mar establece estándares de inspecciones en la región.

En base a las estrategias planteadas, la Dicapi ha desarrollado cinco áreas funcionales: Dirección de la Autoridad Marítima, control de actividades acuáticas, protección del medio ambiente, operaciones guardacostas y asuntos internacionales, siempre en coordinación con la MGP y sus objetivos institucionales.

Un país ligado a las aguas

 

En Perú, el ámbito marítimo va más allá del mar para incluir las aguas interiores con más de 10.000 kilómetros de ríos navegables y el lago Titicaca compartido con Bolivia y que tiene más de 8.000 kilómetros cuadrados, de los cuales, cerca de 3.000 km2 forman parte del territorio peruano. El ámbito marítimo brinda oportunidades de desarrollo y los países marítimos tienen fuerte influencia del mar en su cultura.

El contralmirante Sablich resaltó que las actividades que tienen más incidencia son el comercio marítimo mundial y la pesca industrial, que realizan un gran aporte al PBI del Perú. La pesca está debidamente regulada por el Despacho Viceministerial de Pesquería del Ministerio de Producción. Es de interés también la pesca artesanal (incluyendo a pescadores de costa), que dispone de unas 16.000 embarcaciones censadas por la Autoridad Marítima Nacional, estando actualmente en proceso una fase de formalización.

Las actividades recreativas, deportivas y turísticas en el ámbito marítimo son una forma de crear conciencia marítima en la población, de acercarla al mar para identificarla con las oportunidades que general el ambiente acuático.

También se desarrollan actividades de investigación científica y tecnológica a través del Instituto del Mar del Perú (Imarpe) en el segmento biológico, la MGP en oceanografía y estudio costero, con destacada participación del BAP Carrasco, fabricado en España, plataforma de investigación de última generación, que realiza, entre otros, estudios de la biomasa, la variable de la columna de agua y el suelo marino, además del rol antártico, tarea inmersa en su diseño.

Las actividades extractivas de recursos no vivos, como el petróleo, gas, minerales, entre otros, tienen parte importante en el Dominio Marítimo del Perú.

Para que estas actividades no entren en conflicto, no generen pérdida, deben entender el rol de la Dicapi (Dirección de Capitanías y Guardacostas) en la provisión de seguridad, reprimir actos ilícitos y protección del medio acuático para las generaciones venideras, a través de la gobernanza y cumplimiento del marco normativo nacional, los acuerdos con otros Estados y la norma internacional (adecuada a las particularidades de cada Estado).

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje