menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

VII Reunión de Estados Mayores

Perú e Italia acercan posturas sobre futuros proyectos navales

Popa de la fragata `Maestrale´, primera de la clase, durante la ceremonia de su retiro, en diciembre de 2015. Foto: Marina Militar Italiana.

Popa de la fragata `Maestrale´, primera de la clase, durante la ceremonia de su retiro, en diciembre de 2015. Foto: Marina Militar Italiana.

03/11/2018 | Lima

Peter Watson

Entre el 6 y 8 de noviembre próximo se realizará en la ciudad de Lima la VII Reunión de Estados Mayores de la Marina de Guerra del Perú y la Marina Militar Italiana, así como la VI reunión de directivos de ambas instituciones.

La delegación naval italiana estará conformada por cuatro oficiales del Estado Mayor General de la MMI.

El principal punto de conexión entre las armadas en las últimas décadas ha sido la alineación de cuatro fragatas Lupo, adquiridas nuevas y dos construidas en SIMA Perú, entre los años 1970 y 1990, para luego sumarse otras cuatro fragatas Lupo pero obtenidas del inventario de la Marina Militar Italiana (MMI), al muy cómodo precio de 15 millones de dólares la unidad, en los primeros años de la década del 2000.

En cuanto al mantenimiento de las fragatas y sus componentes, para mala suerte de los fabricantes italianos, la calidad de sus productos ha permitido un excelente nivel de operatividad, a lo que se le ha sumado la capacidad de los técnicos navales peruanos para asumir por su cuenta el soporte logístico de varios de los subsistemas de las fragatas Lupo, al punto que se han desarrollado proyectos para actualizar algunas capacidades a nivel local.

Eventuales proyectos

 

Habida cuenta que la MMI lleva adelante un ambicioso programa de modernización que, entre otros, implica el retiro progresivo de fragatas clase Lupo y Maestrale (en realidad fragatas Lupo con 500 toneladas métricas más de desplazamiento y orientación antisubmarina con arreglo sonar de profundidad variable y dos helicópteros AB212 en su hangar, una cualidad apreciada por la MGP), se ha especulado en diversas oportunidades en el Perú sobre la posibilidad de transferir algunos navíos declarados en excedentes o que ya cumplieron su vida útil en Italia para que en Perú puedan ser utilizados como patrulleros oceánicos, lo cual evitaría la inversión de ingentes recursos en la construcción de patrulleros nuevos para dedicarlos a futuras unidades de primera línea.

La MMI se ha mostrado receptiva en el pasado a ofertas por unidades navales a las que tiene programadas para reemplazo. Cabe indicar que desde la década de 1970, las fragatas son la columna vertebral de la MMI.

Además del inevitable intercambio de experiencias e intercambio de oficiales y, por qué no, suboficiales, para capacitaciones en los respectivos institutos académicos de ambas Armadas, en las reuniones de trabajo bilaterales se evaluarán avenidas de cooperación en materia de seguridad marítima, gestión del riesgo de desastres naturales, monitoreo ambiental, probables proyectos conjuntos de investigación y desarrollo, entre otros.

Hay que considerar además que los productos de la industria naval italiana pueden encontrar lugar en el programa de modernización que la MGP ha de emprender más temprano que tarde para hallar sus nuevas plataformas de superficie y submarinas. Es fundamental para ello la participación de oficiales navales italianos.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje