EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

Cabo de Hornos

Construcción Naval, el gran desafío para el año 2022 de la Armada de Chile

Se realizaron inversiones de reingeniería y bastante esfuerzo logístico para mantenerlo operativo entre el año 2010 al año 2017 en que fue necesario darlo de baja.Actualmente se está construyendo su sucesor lo que ha significado que la institución no ha tenido la capacidad de rompehielo desde el 2017 producto de este desfase entre la necesidad de reemplazo y la oportunidad de construir el buque.La demanda de construcción navalEl responsable de Diprida indicó que los esfuerzos de construcción naval de la institución debería enfocarse en 20 unidades mayores a 1.500 toneladas y en 32 buques menores entre las 200 y las 1.500 toneladas.para usar la mano de obra y la tecnología nacional.Los buques grandes son proyectos complejos y de largo plazo, particularmente las fragatas por la integración de diversos sistemas, mientras que para los buques menores se requieren diseños polivalentes.En el caso de 20 unidades mayores debieran reemplazarse una cada dos años lo que significaría, si se construye una clase de dos unidades, dos cada cuatro años, y para 32 unidades menores, se necesitaría una clase de cuatro buques cada cuatro años.Asmar ha construido en los últimos 44 años un total de 35 buques para la Armada de Chile y en esta materia Le Dantec destacó el conocimiento alcanzado por el astillero en proyectos como el buque de investigación oceanográfica Cabo de Hornos con sistemas complejos.En el caso de la construcción del rompehielos, la empresa aumentó el tamaño de los módulos de ensamblaje de construcción naval y el proceso de pre outfitting llevando estos módulos con todos sus componentes internos a la grada de construcción.Construcción de fragatasLe Dantec se refirió también al estudio de factibilidad técnica y económica para poder construir fragatas encargado a la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) en 2019.