EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

fam

México busca adquirir dos aviones de transporte pesado y el A400M aparece como favorito

La Fuerza Aérea Mexicana (FAM) ha solicitado precios en el mercado internacional para la adquisición de al menos dos aviones de transporte con capacidad de carga entre 20 a 40 toneladas. La información se ha reflejado en el portal de compras del Gobierno mexicano y, aunque no se refiere a un modelo o marca en particular de aeronave, es inevitable suponer que la capacidad de carga máxima requerida coincide con la correspondiente al Airbus A400M, que ronda las 37 toneladas.Infodefensa.com consultó a Airbus sobre este posible proyecto de la FAM y si coincidía, precisamente, con el A400M, pero el fabricante europeo prefirió no hacer comentarios al respecto, aunque destacó que el A400M se adapta perfectamente a las necesidades mexicanas.  Entre otras especificaciones, se requiere una capacidad de transporte de tropa de hasta 140 militares; un alcance de hasta casi 7.500 kilómetros y una velocidad máxima de crucero de hasta 300 nudos o alrededor de 500 kilómetros por hora.

Airbus C-295, protagonista en la flota de aviones de transporte de México

Otras aeronavesSin embargo, también los Boeing 737-800 NG (Next Generation) tienen su lugar dentro de la flota de aviones de transporte de la Fuerza Aérea Mexicana, un modelo relativamente reciente, justo la generación anterior al actual Boeing 737 MAX. Precisamente, uno de estos aviones partió, en dos ocasiones, entre febrero y marzo, del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), para evacuar a ciudadanos mexicanos de Ucrania.El tercer actor en la flota de la FAM el Leonardo C-27J Spartan, modelo del que México posee cuatro aviones incorporados a partir de 2011, mediante un contrato valorado en 200 millones de dólares.  Inevitable mencionar también al avión presidencial mexicano, el Boeing 787-8 Dreamliner, el cual, según el presidente Andrés Manuel López Obrador, tiene una mayor posibilidad de ser entregado a la empresa de la Sedena que administrará el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y otras obras, para que sea comercializado por esta, dado que ha sido muy difícil su venta. Pero además, López Obrador también ofreció el Dreamliner a Argentina, para que lo comprara para sustituir su aeronave presidencial, pero, el Gobierno argentino declinó la oferta mexicana dado que la misma superaba el presupuesto asignado para adquirir un nuevo avión oficial.