Los radares de Indra de la Fuerza Aérea Guatemalteca, clave en el combate contra los vuelos ilegales
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >
Seguridad

Los radares de Indra de la Fuerza Aérea Guatemalteca, clave en el combate contra los vuelos ilegales

Los sistemas se compraron en el año 2015 a la empresa española Indra por un precio de 36 millones de euros
Presidente de Guatemala y su ministrio de Defensa aseguran que red de radares primarios combaten vuelos ilegales
El presidente Alejandro Giammattei y el ministro Henry Reyes resaltaron la importancia de los radares primarios de Indra. Foto: Presidencia de Guatemala.
|

Los radares primarios de la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG) han sido clave para el combate a los vuelos ilegales, según revelaron el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, y su ministro de Defensa, general de división Henry Reyes. Los políticos hicieron balance y desvelaron que, gracias a estos sistemas, hubo 118 días durante 2021 en los que no se registraron aterrizajes de vuelos ilegales. Los sistemas a los que se refieren son tres radares que fueron adquiridos a la empresa española Indra, en 2015, con una inversión de 36 millones de euros. 

Giammattei explicó que la posición geográfica de Guatemala la convierte en puente natural del tránsito de personas y mercancías entre el sur y el norte del continente. Dijo también que esta cuestión ha sido aprovechada por narcotraficantes para el trasiego de estupefacientes por aire, mar y tierra.

Por su parte, Reyes destacó la importancia del trabajo que se realiza de forma interinstitucional con la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Público (MP).

A decir del gobernante, se trata de un despliegue preventivo de los recursos, pues eventualmente se captura a quienes tripulan las aeronaves y se decomisan sustancias ilícitas. También hizo ver que le corresponden a la PNC los procedimientos legales para la detención o incautación, mientras que el MP se encarga de la investigación y persecución penal de los capturados.

El ministro de la Defensa manifestó que el trabajo que efectúa el personal militar incluye la destrucción de pistas de aterrizaje clandestinas y patrullajes en zonas específicas.

El presidente recordó que el año pasado se localizó y destruyó un total de 21 pistas y 20 aviones que ingresaron de forma ilegal a distintos puntos de Petén, Izabal, Escuintla, Retalhuleu y Quiché. Mientras que en lo que va de 2022 se han inhabilitado siete áreas de aterrizaje y se han ubicado seis aeronaves.

De acuerdo con datos del Ejército, casi a diario hay advertencias de aeronaves sin plan de vuelo ni uso de localizador (transponder) obligatorio que, tras despegar en otro país, se acercan al espacio aéreo guatemalteco con la intención de aterrizar con cargamentos ilícitos, por lo general drogas.

Estas alarmas se activan gracias a los convenios de cooperación en seguridad que permiten mantener vigilancia sobre estos hechos. Guatemala cuenta con el sistema de radares primarios que permiten dar seguimiento a las aeronaves dentro de su radio de alcance.

Según se informó, después de la confirmación de una traza (señales de vuelos en las pantallas de los radares) en el aire con posible destino hacia el país, se activa un plan que establece acciones de ocupación preventiva de espacios utilizables, como pistas de aterrizaje, y posiciones de bloqueo sobre rutas de aproximación.

Cuando las aeronaves son localizadas en tierra, son aseguradas mientras se informa a la PNC y el MP. Simultáneamente, se efectúan rastreos en busca de los tripulantes o alijos ocultos en las cercanías.

En caso de localizarlos, con la presencia de las autoridades se inicia el procedimiento de conteo y recopilación de otras evidencias, las cuales se trasladan a un lugar seguro para los peritajes correspondientes. La operación finaliza con el traslado de la evidencia hacia Ciudad de Guatemala, bajo custodia de las autoridades competentes para continuar con la investigación.



Recomendamos


Lo más visto