EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

propulsion

El LHD Juan Carlos I entrará en 2025 en el dique seco para el cambio de propulsión

La Armada acaba de adjudicar a Navantia un contrato con un presupuesto de 30 millones de euros para la sustitución de la propulsión de su buque insignia, el LHD Juan Carlos I. El proyecto contempla la entrada del buque en el dique seco dentro de dos años, a mediados de 2025, y cifra en seis meses el tiempo que el portaaeronaves estará fuera de servicio. Antes, entre este año y el que viene, el astillero público efectuará todas las tareas de ingeniería para la definición de los sistemas necesarios, así como el planeamiento del desmontaje del sistema actual de Siemens y el montaje del nuevo sistema de propulsión, el Azipod MO1800 de la empresa suiza ABB. La fabricación del sistema, que ya está en marcha, tiene una duración máxima de 30 meses y finalizará en el primer trimestre de 2025, según explican desde la Armada a Infodefensa.com. Los elementos mecánicos y electrónicos del sistema serán suministrados por ABB y fabricados en diversas fábricas europeas, principalmente en Noruega y Finlandia, mientras que la parte estructural y tubería será diseñada por Navantia y fabricada en España.

​Las averías obligan a la Armada a cambiar la propulsión del LHD Juan Carlos I

Propulsión del Juan Carlos I El BPE Juan Carlos I es el único buque en la Armada española que dispone de propulsión azimutal de transmisión eléctrica, que utiliza propulsores con motor contenido en una cápsula o vaina en el exterior del casco, denominados POD. Dentro del sistema se incluyen los transformadores de la propulsión, los convertidores y la unidad de control.