menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Servirá para tareas de adiestramiento

El primero de los 16 C295 encargados por Canadá ya está en el país

Primer avión canadiense CC295. Foto: Airbus

Primer avión canadiense CC295. Foto: Airbus

06/02/2020 | Madrid

Infodefensa.com

La Real Fuerza Aérea de Canadá (RCAF) ya cuenta con el primer avión de transporte C295 que ha adquirido a Airbus. Este primer aparato, sin embargo, no volará más. Su cometido será servir de célula de instrucción para el personal de mantenimiento, por lo que va a ser en parte desmontado y emplazado en un hangar específico.

La aeronave despegó con dirección Canadá el 28 de enero desde la localidad española de Sevilla, donde ha sido montado, como va a ocurrir con el resto de unidades. Tras varias escalas llegó finalmente el domingo a Comox, en la Columbia Británica, donde la RCAF ha acordado con Airbus la construcción de un nuevo centro de adiestramiento. La empresa ha sido la encargada de poner la tripulación que ha llevado a su destino este primer C295 del lote adquirido por Canadá, informa Fly News.

El avión de transporte C295W ganó en 2016 el concurso canadiense FWSAR, en el que compitió contra el modelo C27J Spartan. El acuerdo incluyó, entre otros, cinco años de mantenimiento y apoyo durante el servicio de los aparatos y la construcción del citado nuevo centro de adiestramiento en Comox. Todo ello se valoró en 2.400 millones de dólares canadienses, unos 1.640 millones de euros.

Antes de obtener el contrato, Airbus firmó  un acuerdo con la compañía local Provincial Aersopace (PAL Aerospace) para la creación de una empresa conjunta (AirPro SAR Services) encargada del mantenimiento de los aparatos durante su ciclo de vida.

Estos aviones, que son ensamblados en las instalaciones que Airbus Defence and Space (Airbus DS), tiene en la ciudad española de Sevilla, forman el llamado programa de Reemplazo de Búsqueda y Rescate de Aeronaves (FWSAR, por sus siglas en inglés) de la RCAF. Por eso esta unidad, como ocurrirá con las demás, está pintada de amarillo, que es el color definido en la década de 1970 para facilitar la visibilidad de las aeronaves de búsqueda y rescate.

Los nuevos aparatos sustituirán a la actual flota de aviones CC115 Buffalo y CC130 Hercules, que han servido al país durante los últimos 20 y 40 años, respectivamente. Estos aviones realizan actualmente una media anual de 350 misiones y son responsables de salvar “miles de vidas canadienses cada año”, según el Gobierno del país. Estos modelos continuarán operando unos años más para asegurar la capacidad de búsqueda y rescate mientras se van entregando los modernos C295W.

Si las previsiones se cumplen, el último de los 16 C295W encargado por la Real Fuerza Aérea Canadiense llegará al cliente en el año 2022.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje