menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Subcontratadas por Locheed Martin

Rheinmetall y Thales trabajarán para la flota franco-alemana de C-130J

Avión KC-130J francés. Foto: Ministerio de las Fuerzas Armadas de Francia

Avión KC-130J francés. Foto: Ministerio de las Fuerzas Armadas de Francia

18/05/2021 | París

Infodefensa.com

La compañía alemana Rheinmetall y la francesa Thales suministrarán servicios de capacitación al escuadrón conjunto franco-alemán de aviones C-130J. Ambas compañías participan a partes iguales como subcontratistas de Lockheed Martin, que es la adjudicataria principal del centro de formación multinacional de este programa y fabricante del avión de transporte C-130J Super Hercules.

El papel de las empresas europeas es certificar la futura organización del centro de capacitación para esta flota. Ambas proporcionarán personal y servicios relacionados con la certificación de la organización del centro de formación. La calificación del centro de capacitación se completará en el primer trimestre de 2024 y la operación de capacitación comenzará en 2024. La fase inicial de establecimiento y certificación puede ir seguida de una fase de operación opcional, según anuncia Rheinmetall en un comunicado.

Si se adjudica la fase operativa, “Thales y Rheinmetall proporcionarán todo el personal de gestión, instructores calificados de tripulación de vuelo y de tierra, así como personal de mantenimiento para el funcionamiento de todos los dispositivos de entrenamiento”, detalla el texto

El futuro centro de entrenamiento se ubicará en la localidad francesa de Évreux, en Normandía, sede del 62 ° Escuadrón de Transporte de la Fuerza Aérea Francesa. Allí se albergarán los nuevos C-130J Super Hercules de Francia y Alemania como un escuadrón de transporte conjunto. El centro de formación adjunto debe estar certificado como organización de formación aprobada (ATO, por las siglas de esta fórmula en inglés), certificada por la autoridad de aviación civil francesa (DGAC).

En total, Francia y Alemania prevé operar conjuntamente una decena de aviones C-130J Super Hercules a partir de este año. El plan requiere tripulaciones de cabina conjuntas, así como equipos mixtos en tierra. Francia ya ha recibido de momento cuatro de estas aeronaves, mientras que Alemania aportará seis aviones al escuadrón, que recibirá a partir de 2022. Con estos seis aviones Berlín reemplazará sus aparatos Transall C-160.

A la espera del A400M

 

En 2017 Francia suscribió la creación junto a Alemania de una flota conjunta de aviones militares de transporte C-130J. El acuerdo contempló la compra por parte de Berlín de media docena de aparatos y otros dos más por parte de París, que se sumarían a las que en 2015 ya solicitó Francia a Estados Unidos. El pedido francés incluye dos aeronaves de la variante de suministro de combustible en vuelo KC-130J, y el alemán también contempla tres unidades cisterna.

Tanto París como Berlín anunciaron estos planes de adquisiciones con un mismo argumento: mantener capacidades mientras la flota de aviones A400M encargada por ambos países alcanza niveles de operatividad óptimos. Se da la circunstancia de que se trata de los dos principales clientes del programa europeo de este modelo desarrollado por Airbus Defence and Space.

El C-130J es un aparato de 40 metros de envergadura que puede volar a más de 600 kilómetros por hora y cubrir 5.250 kilómetros de distancia. Puede despegar en pistas de menos de un kilómetro con un peso total de algo más de 70 toneladas (su peso máximo al despegue alcanza las 79 toneladas y en vacío es de 34 toneladas).

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje