menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Balance 2017

Chile llega a diciembre con el proceso de modernización de las fragatas type 23 en marcha

La FF-05 Almirante Cochrane será la primera fragata type 23 en recibir una extensa modernización de sistemas en Asmar. Foto: Armada de Chile

La FF-05 Almirante Cochrane será la primera fragata type 23 en recibir una extensa modernización de sistemas en Asmar. Foto: Armada de Chile

26/12/2017 | Valparaíso

Nicolás García

El año que se acerca a su fin fue muy prolífico en cuanto a anuncios y firma de contratos para la Armada de Chile. En junio asumió la Comandancia en Jefe el almirante Julio Leiva y en sus primeras declaraciones a la prensa anunció que durante su gestión pretende poner en marcha los proyectos de renovación de unidades de la Escuadra Nacional y Fuerza de Submarinos.

La institución dio el primer paso en esta materia al confirmar en mayo la empresa Lockheed Martin Canada que Chile seleccionó su propuesta para modernizar las fragatas antisubmarinas type 23 y que integrará su sistema de gestión de combate CMS 330, el misil antiaéreo/antimisil de guía activa CAMM de MBDA y el radar naval multifunción de vigilancia y adquisición de blancos TRS-4D de Hensoldt en las fragatas FF-05 Almirante CochraneFF-06 Almirante Condell y FF-07 Almirante Lynch.

Este programa será desarrollada en conjunto con Astileros y Maestranzas de la Armada (Asmar) en las instalaciones que tiene esta firma en Talcahuano. El primer buque en recibir estas nuevas tecnologías será la fragata FF-05 Almirante Cochrane. Esta previsto que la unidad arribe a las instalaciones de la planta industrial Talcahuano en enero de 2018.

En septiembre la Armada de Chile, junto a la Royal Navy y la Royal New Zealand Navy (RNZN)firmó la creación del grupo de usuarios del sistema de defensa aérea Sea Ceptor basado en el misil de guía activa de nueva generación CAMM (Common Anti-Air Modular Missile) de MBDA. Esta iniciativa de cooperación buscará mejorar la efectividad operativa del misil  y generar economías durante su ciclo de vida a través del intercambio de experiencias sobre el proceso de incorporación del material al servicio como también de información relativa al empleo y al sostenimiento del arma en cada Marina

La institución incorporó al servicio, a comienzos de año, el segundo buque equipado con la última versión del misil antibuque Exocet MM-40 Block 3 de MBDA. Se trata de la fragata multipropósito de la clase M FF-15 Almirante Blanco que culminó a finales de 2016 un período intermedio de dique a cargo de Asmar.  

El Exocet MM-40 Block 3 posee un nuevo buscador de blanco con capacidad de contra contra medidas electrónicas (ECCM) que permite burlar los mecanismos de interferencia electrónica y señuelos utilizados por el buque objetivo para protegerse del ataque e incrementa significativamente la probabilidad de destrucción de la unidad adversaria.

Tal como publicó de manera exclusiva Infodefensa.com, la institución inició un programa para modernizar e incorporar nuevas capacidades en las dos fragatas de la clase M de la Escuadra Nacional. El primer buque en recibir estos misiles fue la fragata FF-18 Almirante Riveros que arribó a Valparaíso en julio de 2016. Ambas unidades de combate reemplazaron el misil antibuque RGM-84 Harpoon II de Boeing y existe la posibilidad de que otros buques puedan implementar en el futuro el sistema de armas de MBDA.

Construcción Naval: proyección antártica y refuerzo de la vigilancia oceánica

Respecto a la construcción naval, se realizó en Asmar Talcahuano el día 9 de mayo el corte de la plancha de acero del primer rompehielos que construirá un astillero en el hemisferio sur. El proyecto, denominado Antártica I, permitirá mejorar la conectividad y potenciar la presencia nacional en el continente blanco con un buque equipado con tecnología de punta y capacitado para desarrollar misiones de apoyo logístico, búsqueda y rescate; investigación científica y reabastecimiento de las bases antárticas en reemplazo del AP-46 Almirante Viel que se encuentra en la etapa final de su vida útil. 

La institución inició este programa en 2011 y tras evaluar distintas alternativas, que contemplaron la compra de una nave de segunda mano y una vida útil de 20 años, el Gobierno optó por la construcción de un buque rompehielos. En marzo de 2015 Asmar obtuvo un contrato para la definición conceptual del rompehielos y la selección de un diseño de ingeniería básica que fue adjudicado a la empresa canadiense Vard Marine perteneciente al grupo italiano de construcción naval Fincantieri.

En cuanto a sus características, será un buque Ice Class (PC5) capaz de romper una capa de hielo de un metro cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos. Tendrá una eslora de 111 metros que incluye la extensión de la cubierta de vuelo, 21 metros de manga y 7,2 metros de calado máximo. Contará con dos motores diésel eléctricos de 4.500 kW, dos generadores de 4.700 bkW y dos generadores de 1.900 bkW. El rompehielos contará con un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar de 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos. Poseerá un hangar para dos helicópteros AS332L2 Super Puma, para lo cual se ha convocado a una licitación de compra. El buque podrá transportar 120 personas entre tripulantes y pasajeros. Su construcción demandará una inversión de 216 millones de dólares y su incorporación se espera para el año 2022.

El 10 de agosto la Armada incorporó el patrullero oceánico OPV-84 Cabo Odger. Es la cuarta unidad construida por Asmar y tendrá como misión incrementar la vigilancia y el control de la zona económica exclusiva del país. Este buque, basado en el OPV-80 de la firma alemana Fassmer GmbH, ha sido diseñado para realizar misiones de patrullaje y resguardo de aguas jurisdiccionales chilenas, efectuar labores de búsqueda y rescate, ejercer fiscalización de actividades marítimas, brindar apoyo logístico a zonas aisladas, realizar el mantenimiento de la señalización marítima, controlar la contaminación acuática y proteger el medio ambiente. 

El OPV-84 Cabo Odger mide 80,6 metros de eslora, 13 metros de manga y 3,8 metros de calado. Desplaza a plena carga 2.100 toneladas y tiene una autonomía de navegación de 30 días. Logra un rango de acción de 8.000 millas náuticas a una velocidad de 12 nudos. Cuenta con dos motores diésel Wärtsila modelo 12V26 de 4.080 KW que le otorgan una velocidad máxima de 22 nudos y su planta eléctrica está integrada por dos generadores diésel de 800 kVa cada uno además de un generador de emergencia de 100 kVA. 

El buque tiene casco reforzado tipo ice class para navegar en aguas antárticas, puente extendido para facilitar el desarrollo de operaciones marítimas y cañón Leonardo Compatto de 76/62 mm con control de tiro DESA Maitén-3/CH. Su dotación la componen 32 tripulantes y puede transportar 30 pasajeros. Posee hangar y cubierta de vuelo para la operación de un helicóptero tipo Dauphin y dispone de dos lanchas semirrígidas modelo PUMAR® AR740 OPV fabricadas por Asmar para ejecutar operaciones de interdicción marítima y rescate de náufragos

La construcción y entrega del Cabo Odger demoró 28 meses e implicó una inversión estimada de 70 millones de dólares. El buque arribó en septiembre a Valparaíso para iniciar un período de entrenamiento que finalizará en diciembre y está previsto que en enero comience a operar desde el puerto de Iquique reemplazando en sus funciones al OPV-82 Comandante Toro que ha sido redesplegado a Valparaíso.

Aviación Naval: renovación de medios de patrullaje costero y modernización de aviones de exploración aeromarítima
  
La Aviación Naval ha recibido también nuevo material para desarrollar tareas de vigilancia y rescate costero. A comienzos de año incorporó los dos últimos aviones P-68 Observer 2 de un total de siete unidades contempladas en el proyecto Piquero. Estas aeronaves fueron adquiridas a finales de 2015 al constructor italiano Vulcanair Aircraft por un monto estimado de 12,5 millones de dólares. 

Los nuevos aviones han sido asignados al Escuadrón de Propósitos Generales VC-1 de la Aviación Naval y son empleados en misiones de búsqueda y rescate, policía marítima, reconocimiento, evacuación aeromédica y transporte. Cuentan con sistemas de identificación de barcos (AIS) y están configurados para montar un equipo de adquisición de imágenes diurno de largo alcance y nocturno de altas prestaciones Tactical Air Suport Element 500 HD de la compañía UTC Aerospace que dispone de una cámara digital y otra infrarroja dotadas de zoom óptico-digital capaces de captar imágenes tanto de día como de noche. Para el salvataje de náufragos tienen un soporte en cada ala que permite el lanzamiento de una balsa para cuatro náufragos.

Las aeronaves de exploración aeromarítima y lucha antisubmarina modelos P-3ACH Orion P-295 Persuader iniciaron en este período sus programas de modernización e integración de nuevas capacidades. En enero arribó el P-3ACH matrícula Naval 404 a las instalaciones que tiene la empresa canadiense IMP Aerospace en Halifax, Nueva Escocia, para comenzar para los trabajos de mantenimiento de depósito, reemplazo de componentes de las alas y montaje de un nuevo estabilizador horizontal, modernización de aviónica e instalación de nuevos motores que extenderán en 15.000 horas de vuelo la vida útil de los dos Orion del Escuadrón de Exploración Aeromarítima VP-1. Este programa, denominado Albatros IV, fue otorgado en octubre de 2016 y contempla una inversión de 37 millones de dólares.

En cuanto al P-295 Persuader, a comienzos de junio despegó de la base aeronaval Viña del Mar el avión Naval 501 para someterse al proceso de revisión de ocho años que efectúa la empresa Airbus Defence and Space en Sevilla, España. Durante este período está previsto que se realice el reemplazo de alas y se integre un detector de anomalías magnéticas para equipararlo a los otros dos Persuader que tiene la Armada, el Naval 502 y el Naval 503. Es importante mencionar que estos tres aviones fueron adquiridos en octubre de 2007 como parte del proyecto Alcatraz que tuvo como propósito fortalecer la exploración aeromarítima estratégica y táctica en beneficio de las fuerzas navales de los teatros de operaciones, mejorar la vigilancia de los espacios marítimos de responsabilidad nacional y optimizar las capacidades de transporte militar estratégico.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje