EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

MTU

La LM-31 Chipana de la Armada de Chile entrena con el A-36 de la FACh

La lancha misilera LM-31 Chipana de la Armada de Chile efectuó su período de entrenamiento operacional para optimizar e incrementar el nivel de preparación de su personal simulando diversos escenarios que incluyeron el ataque del avión CASA (Airbus)/Enaer A-36 Toqui del Grupo de Aviación N° 1 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh).La actividad contempló ejercicios en las áreas de cubierta, ingeniería, control de averías y sanidad con el propósito de contribuir a que el buque dependiente de la Cuarta Zona Naval alcance y mantenga el grado de entrenamiento necesario para desarrollar diferentes tipos de operaciones.El comandante de la unidad, capitán de fragata Duncan Trench, indicó que este proceso "permite a la dotación del buque alcanzar los máximos estándares en combate, tanto en guerra externa, como es la defensa en contra de un potencial enemigo, y guerra interna, la capacidad que tiene la dotación para controlar cualquier tipo de avería a bordo".Durante la navegación se desarrollaron diferentes ejercicios de entrenamiento, tales como pilotaje de precisión, maniobra de hombre al agua, falla de gobierno e incendio menor en el mar, ataque aéreo además de tiro naval con la pieza Oto Melara (Leonardo) Compact de 76/62 mm demostrando las capacidades técnicas y las habilidades de la tripulación.LM-31 ChipanaLa LM-31 Chipana (ex INS Keshet) es una de las tres lanchas misileras de la clase Sa´ar IV basada en el diseño Lürssen S-143 que opera Chile.

El ATF-65 Janequeo de la Armada de Chile prepara su primer despliegue a la Antártica

La maniobra de acoderada simuló la conexión a tierra que efectuará el remolcador en el sector de la Bahía Fíldes y consideró el empleo de amarras gruesas por la popa para lograr sostener y mantener la posición y dirección de manera segura.Reaprovisionamiento logístico El ejercicio fue realizado teniendo en consideración las tareas que tiene contempladas el buque en la Comisión Antártica (Comantar) 2021/2022 donde deberá ejecutar el reaprovisionamiento logístico de las instalaciones chilenas en el continente blanco.Como parte de los protocolos exigidos por la Autoridad Sanitaria, la unidad se encuentra en una estricta cuarentena preventiva previa al despliegue para cumplir con los requisitos para ingresar a la Antártica y reducir el riesgo de contagios de coronavirus.El comandante del remolcador, capitán de fragata Rodrigo Pérez, señaló que esta comisión "tiene una tremenda importancia, sobre todo para esta primera dotación, puesto que se ponen a prueba las habilidades, entrenamiento y capacidades del buque desarrolladas durante el año para así cumplir de manera segura y eficiente las tareas encomendadas”.Capacidades multitpropósitoLa institución incorporó el ATF-65 Janequeo para fortalecer la capacidad de rescate y salvataje, tanto de buques civiles como militares en el área de responsabilidad nacional, salvaguardar la vida humana en el mar, la preservación del medio ambiente y los recursos naturales, apoyo logístico en donde se requiera y la capacidad de realizar el rescate y salvataje de un submarino.El Ministerio de Defensa Nacional de Chile aprobó el 26 de enero de 2018 el proyecto Remolcador el cual contemplaba la compra de una nueva unidad con el propósito de mantener y complementar las capacidades de rescate y salvataje que realizan el ATF-66 Galvarino y el ATF-67 Lautaro.El 5 de marzo de 2018 fue firmado el decreto que autorizaba la adquisición por los entonces ministros de Defensa y Hacienda, y en el marco de este proyecto, la Armada de Chile y la Armada de Estados Unidos suscribieron el 27 de agosto de 2018 un convenio de cooperación para buscar la mejor alternativa que existiera en el mercado y que permitiera además de salvaguardar la vida humana en el mar, servir como una plataforma de rescate y salvataje de submarinos.

Famae incorporará un dinamómetro para reparar integralmente los motores de vehículos acorazados

Fábricas y Maestranzas del Ejército (Famae) implementará en el Centro de Mantenimiento Industrial Talagante un banco dinamómetrico para medir la potencia y temperatura de los motores MTU que son utilizados por los tanques Leopard 1V y Leopard 2A4, y Detroit Diesel empleados por los carros M-109, Marder 1A3, M-113/AIFV y Mowag Famae Piraña del Ejército de Chile.La incorporación del banco dinamométrico permitirá a la Empresa Estratégica de Defensa incrementar sus capacidades para realizar el servicio de mantenimiento integral a los sistemas de motopropulsión y lograr el sostenimiento del 100% de los motores empleados por tanques y vehículos blindados institucionales.Famae efectúa en la actualidad el overhaul o mantenimiento exhaustivo del motor, proceso que contempla el desmontaje de todos sus componentes para probar el correcto funcionamiento y reemplazar aquellas partes que lo requieren lo que permite mejorar el rendimiento de un tanque o carro prolongando la vida del propulsor.El mantenimiento mayor que brinda la empresa considera un ajuste completo de los componentes internos y los elementos periféricos, las pruebas de funcionamiento, la pintura y control de calidad según los parámetros de calidad establecidos por el fabricante del respectivo motor.Servicios de mantenimientoLa empresa presentó en la última edición de la Exposición de Ingeniería Militar (Expoimil) desarrollada por la Academia Politécnica Militar (Acapomil) un motor Detroit 6V53 recuperado e información de los servicios de mantenimiento recuperativo integral que entrega el Taller Grupo Motopropulsor (GMP) a los motores de la flota acorazada institucional.En el caso del 6V53, utilizado en carros M-113 y Piraña, efectúa el mantenimiento y la reparación del sistema de partida en frío, la reparación y el mantenimiento del motor de arranque y alternador, la recuperación y el mantenimiento del arnés eléctrico, el cambio y la reparación del sistema de poleas y correas.El Taller Grupo Motopropulsor desarrolla además el cambio de componentes de la transmisión como discos de fibra y acero, conjunto de embrague, disco lock up, seguro de pistón lock up y kit de bujes; el kit de filtros y lubricante de caja de trasmisión y transferencia; y el mantenimiento a la bomba de agua, bomba de combustible, compresor de aire y mangas de escape.La instalación posee también capacidades para el rectificado de block de culatas y accesorios; cambio de válvulas de escape, guías de válvula, asientos y retenes; el cambio de kit de fuerza, pistón, anillos, sellos de pistón, pasador de pistón y camisa; y el cambio de metales en elementos como bancada, biela, axiales y bujes de biela.

El remolcador ATF-65 Janequeo de la Armada de Chile recibe el pabellón de combate

La Armada de Chile realizó el viernes 29 de octubre en el molo de abrigo de Valparaíso la ceremonia de entrega del pabellón de combate del remolcador ATF-65 Janequeo de la Escuadra Nacional.El buque, como publicó Infodefensa.com, fue adquirido al astillero indio Larsen & Toubro Shipbuilding en el año 2020 y se incorporó a la institución en febrero de 2021 después de un tránsito de 13.000 millas náuticas desde Kattupalli a Valparaíso.El símbolo patrio, confeccionado en seda y bordado con hilos de oro y plata y que representa el compromiso de los tripulantes de rendir la vida defendiendo el país si es necesario, fue donado en forma conjunta por la Asociación Gremial de Oficiales de la Armada en Retiro (Asofar A.G) y por la generación de oficiales de la Armada año 1973.El acto fue presidido por el comandante en jefe, almirante Juan Andrés De La Maza, y contó con el director general de los Servicios de la Armada, contraalmirante Leonardo Quijarro, y el comandante en Jefe de la Escuadra Nacional, contraalmirante Pablo Niemann, acompañados de los comandantes de las unidades de la Escuadra Nacional y la dotación del remolcador.Una tradición navalEn representación de quienes donaron el emblema patrio, habló el capitán de fragata en retiro Claudio Niada quiero destacó en su discurso la importancia de las tradiciones navales de las cuales es depositaria la institución y que contribuyen a darle sentido y un norte en su navegar por el tiempo."Si el destino llevara a nuestro país a un conflicto bélico sabemos que este pabellón será izado y clavado en lo más alto del buque y su destino será cubrirse de gloria en la victoria o flamear bajo las aguas a tope nunca rendido al igual que el pabellón de la gloriosa Esmeralda”, aseguró Niada.Luego del discurso, se hizo entrega del pabellón de combate al comandante del ATF-65 Janequeo, capitán de fragata Rodrigo Pérez, para luego dar paso a la entonación del himno nacional e izamiento del símbolo patrio.El comandante Pérez señaló que “todo proceso de incorporación resulta incompleto, si no se realiza una de las tradiciones navales más arraigadas dispuestas en nuestro ceremonial naval, como lo es la entrega de su pabellón de combate"."Para todo buque de guerra, el pabellón de combate simboliza y representa la convicción más preciada de nuestro juramento de servir a la Patria hasta rendir la vida si fuese necesario, tal como lo demostrado por Prat y sus camaradas el 21 de mayo de 1879 en la Rada de Iquique”, agregó.Proyecto RemolcadorEl Ministerio de Defensa de Chile aprobó el 26 de enero de 2018 el proyecto Remolcador el cual contemplaba la compra de una nueva unidad con el propósito de mantener y complementar las capacidades de rescate y salvataje que realizan el ATF-66 Galvarino y el ATF-67 Lautaro.El objetivo del proyecto es fortalecer la capacidad de rescate y salvataje, tanto de buques civiles como militares en el área de responsabilidad nacional, salvaguardar la vida humana en el mar, la preservación del medio ambiente y los recursos naturales, apoyo logístico en donde se requiera y la capacidad de realizar el rescate y salvataje de un submarino.El 5 de marzo de 2018 fue firmado el decreto que autorizaba la incorporación por los entonces ministros de Defensa y Hacienda, y en el marco de este proyecto, las armadas de Chile y Estados Unidos suscribieron el 27 de agosto de 2018 un convenio de cooperación para buscar la mejor alternativa que existiera en el mercado y que permitiera además de salvaguardar la vida humana en el mar, servir como una plataforma de rescate y salvataje de submarinos.