EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

BO-105 Bolkow

El AP-41 Aquiles realizará el relevo de la base antártica O´Higgins del Ejército de Chile

El transporte AP-41 Aquiles de la Armada de Chile zarpó el martes 28 de noviembre de la ciudad de Punta Arenas para iniciar su segundo despliegue en el marco de la Campaña Antártica 2021-2022.El buque, junto al OPV-83 Marinero Fuentealba y los remolcadores ATF-66 Galvarino y ATF-65 Janequeo, desarrollarán un total de 10 comisiones durante los cuales entregarán sostenimiento logístico y apoyo a diversas instalaciones en el territorio antártico.La unidad entregará en esta oportunidad apoyo logístico a bases nacionales y de países amigos, relevará a la dotación de la base antártica General Bernardo O´Higgins del Ejército de Chile y suministrará diversos elementos para el sostenimiento operativo de esa instalación.El AP-41 Aquiles traslada también a personal especialista del Departamento de Obras y Construcciones de la Tercera Zona Naval que liderarán los trabajos de las brigadas de reparación en la Gobernación Marítima de la Antártica Chilena, Capitanía de Puerto de Bahía Paraíso y la base naval antártica Arturo Prat que en febrero cumplirá 75 años.Estas labores que desarrollará el buque resultan fundamentales y contribuyen a garantizar la soberanía efectiva del país desafiando las condiciones meteorológicas extremas en uno de los lugares más hostiles del planeta.Diseño canadiense, construcción chilena El AP-41 Aquiles es un transporte de carga y tropas de gran autonomía diseñado para operar por largos períodos en el mar que le permiten realizar despliegues a territorios distantes como el Archipiélago de Juan Fernández, Isla de Rapa Nui y Campañas Antárticas.Sus principales roles son el transporte de Fuerzas de Infantería de Marina en operaciones anfibias, material blindado y vehículos militares; y transporte administrativo logístico de la Armada, además del reabastecimiento de víveres y traslado de materiales a las bases nacionales y extranjeras en la Antártica.Esta unidad es el buque de mayor tonelaje construido hasta la fecha en las instalaciones de la planta industrial Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar).

El OPV-83 Marinero Fuentealba de la Armada de Chile inicia la Campaña Antártica 2021-2022

El patrullero oceánico OPV-83 Marinero Fuentealba de la Tercera Zona Naval de la Armada de Chile arribó a la base naval Arturo Prat para dar inicio a la primera comisión de la Campaña Antártica 2021-2022.La institución ha efectuado por más de siete décadas la Campaña Antártica y es un componente activo en las labores de reabstecimiento y sostenimiento de las instalaciones nacionales y extranjeras en el continente blanco.La Armada de Chile desplegará también en esta edición el transporte AP-41 Aquiles, el remolcador ATF-66 Galvarino y el remolcador ATF-65 Janequeo, unidades que junto al Marinero Fuentealba desarrollarán 10 comisiones y cuyas tripulaciones cumplirán cuarentenas operativas y efectuarán exámenes de PCR  para reducir el riesgo de contagios de Covid-19.El OPV-83 Marinero Fuentealba en la primera operación de la Campaña Antártica 2021-2022 trasladó a personal especialista del Centro Zonal de Señalización Marítima de Punta Arenas que realizará el mantenimiento y la renovación de 26 dispositivos de ayuda a la navegación.Los especialistas desarrollarán el mantenimiento de primer y segundo nivel tanto de balizas ciegas como luminosas y radioayudas, además de la renovación de estructuras, bajo condiciones extremas de temperatura y tiempo presentes en el área antártica.Apoyo a la Navegación AntárticaLas áreas geográficas de trabajo incluyen Bahía Yankee, Caleta Ardley, Estrecho Mc Farlane, Isla Nelson, Rada Covadonga, Bahía Fildes, Isla Roberts, Isla Decepción, Caleta Marian, Bahía Edgell, Estrecho Nelson, Bahía Chile, Estrecho Inglés, Puerto Soberanía, Puerto Foster, Isla Trinidad y Bahía Selpetriere.La jefe del Centro Zonal de Señalización Marítima de Punta Arenas, teniente 2° Katherine Caro, indicó que “el despliegue de los especialistas en esta comisión del OPV-83 Marinero Fuentealba responde a las necesidades de mantener las Ayudas a la Navegación en el Territorio Chileno Antártico, aportando en forma directa a la soberanía efectiva y a salvaguardar la vida humana en el mar, permitiendo de esta forma rutas marítimas más seguras en una zona en que año a año se ha ido incrementando el tránsito de naves”.“Las difíciles condiciones en que se desempeñaran los especialistas conllevan una importante preparación, como también un conocimiento técnico fundamental para el buen desarrollo de las tareas asignadas, demostrando una gran capacidad de trabajo en equipo, el cual se desarrolla durante todo el año en diferentes zonas aisladas de la Región de Magallanes y Antártica Chilena”, agregó.En los trabajos de mantenimiento y renovación de señalización marítima se emplearán embarcaciones Pumar de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) y un helicóptero embarcado Airbus BO-105 Bolkow de la Aviación Naval para facilitar el despliegue de material técnico.OPV-83 Marinero FuentealbaEl OPV-83 Marinero Fuentealba es un patrullero oceánico construido por Asmar basado en el diseño del OPV-80 de la firma alemana Fassmer GmbH. Su construcción se inició el 13 de julio de 2012 en la planta industrial Talcahuano.

La Armada de Chile traslada carga y realiza trabajos de señalización marítima en zonas insulares

Sin embargo, si bien en tiempos ‘normales’ la dotación viene por cuatro meses, por motivos de la pandemia y debido a que los vuelos comerciales se encuentran cerrados, se están efectuando cada seis meses y, generalmente, mediante medios marítimos”, señaló Hadida.Señalización marítima y vigilancia de parques marinosEn el marco de esta comisión insular, el buque ejecutó trabajos de mantenimiento de la señalización marítima presente en las islas Salas y Gómez, Rapanui y el archipiélago de Juan Fernández, empleando medios humanos y materiales dependientes de la Gobernación Marítima de Valparaíso y de la Aviación Naval.El comandante de la barcaza LST-92 Rancagua, capitán de corbeta Manuel Pérez, indicó que para trasladar al personal de mantenimiento de señalización marítima a Salas y Gómez se desplegó un helicóptero Airbus BO-105 Bolkow del Escuadrón HU-1 de la Aviación Naval ya que las condiciones en el área no permitían su desembarco por mar.La jefe del Centro Zonal de Señalización Marítima de Valparaíso, teniente 1° LT Fernanda de la Maza explicó que “particularmente en esta isla se realizó un cambio del banco de baterías en el marco del proyecto Fénix, el que busca la renovación de los equipos de señalización marítima y que permiten una vida útil de la fuente de alimentación por los próximos 10 años”.El personal naval desarrolló la inspección y el mantenimiento técnico, tanto de los equipos como de la estructura, de un total de 12 señales emplazadas en Rapanui, Juan Fernández e Isla Salas y Gómez, ya que estos dispositivos contribuyen con las seguridad de las rutas del comercio marítimo y la vida humana en el mar.En cuanto a los trabajos del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), se efectuó el mantenimiento de los mareógrafos que hay en la zona, además de las Estaciones de Nivel del Mar (ENM) de isla de Pascua, ubicada en el sector de Hanga Piko, y de Juan Fernández, ubicada en el muelle de la isla.