menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Entrevista Infodefensa.com

Vicealmte I. Mardones (Chile): "Los OPV son herramientas vitales y estratégicas para la Armada"

Vicealmirante Ignacio Mardones Costa. Foto: Armada de Chile

Vicealmirante Ignacio Mardones Costa. Foto: Armada de Chile

23/03/2021 | Valparaíso

Nicolás García

Chile es pionero en la construcción de patrulleros oceánicos en Sudamérica. El país decidió incorporar este tipo de unidades a comienzos de la primera década del siglo XXI para resguardar y proteger tanto la vida humana como garantizar el cumplimiento de las actividades de vigilancia y control en uno de los espacios marítimos más grandes del mundo.

El 20 de mayo de 2005, la Armada de Chile firmó un contrato con Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) para construir las dos primeras unidades del OPV-80 de Fassmer en la planta industrial Talcahuano. A estos OPV, entregados entre el 2008 y el 2009, se sumaron posteriormente otros dos buques con capacidades mejoradas para operar en la Antártica.

Infodefensa.com entrevistó al director general del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar) de la Armada de Chile, vicealmirante Ignacio Mardones Costa, para conocer la importancia que tienen este tipo de unidades y el rol que cumplen en el monitoreo, control y vigilancia oceánica del país.

Mardones destaca la polivalencia de este tipo de unidades para ejecutar diversas tareas como misiones de búsqueda y salvamento y operaciones de fiscalización pesquera oceánica. Además, señaló la incorporación de nuevas tecnologías, como drones, para incrementar el conocimiento del panorama de superficie.

¿Por qué la Armada de Chile decidió incorporar patrulleros de zona marítima?

En una extensión cercana a los 27 millones de kilómetros cuadrados, equivalente a todo el continente africano, Chile da cumplimiento a los convenios internacionales en materias de resguardo de la vida humana en el mar, activando sus capacidades de búsqueda y rescate marítimo ante la ocurrencia de una emergencia. Tan importante tarea exige contar con unidades polivalentes que permitan dar las necesarias garantías en las operaciones con éste tipo de naves. En este sentido, los Patrulleros de Zona Marítima (OPV), diseñados por la empresa Fassmer, de acuerdo con los requerimientos de la Armada de Chile, y construidos por los Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) son herramientas vitales y estratégicas para la institución, cumpliendo todas las normativas internacionales vigentes, como Solas y Marpol. Por otra parte, el Estado de Chile se ha adscrito a una serie de acuerdos y convenios internacionales, como el Acuerdo de Nueva York, Ccamlr y el convenio con la Organización Regional de Pesca del Pacífico Sur (ORP-PS), con el propósito de efectuar operaciones de monitoreo, control y vigilancia oceánica en resguardo de los recursos marinos vivos.

¿Qué desafíos representa para la institución emplear el OPV-80 en una de las zonas de responsabilidad de Búsqueda y Rescate Marítimo más grande del mundo?

Efectivamente, somos el quinto país con el área SAR (Search and Rescue) más extensa del mundo, por lo que el empleo de estas unidades en operaciones SAR responde a una planificación que es activada y coordinada desde la Central de Monitoreo y Análisis del Servicio de Búsqueda y Salvamento Marítimo –MRCC Chile– que, ante la activación de alerta que involucre riesgo para la vida humana en el mar, se efectúa el despliegue de diversas capacidades institucionales para ir en auxilio de quien lo requiera.

¿Cuáles son las misiones que desarrollan los patrulleros oceánicos en la Armada de Chile? 

Los principales roles que cumplen los OPV son de vigilancia y control de la zona marítima jurisdiccional, búsqueda y rescate en la zona marítima de responsabilidad nacional, control y combate de la contaminación acuática, mantenimiento de la señalización marítima y apoyo logístico a zonas aisladas.

¿Qué experiencia ha acumulado la Directemar en la operación de los patrulleros de zona marítima?

Desde su incorporación al servicio, los OPV han dado pruebas de su eficiencia en las tareas encomendadas, sean estas Operaciones SAR u Operaciones de Fiscalización Pesquera Oceánica (OFPO) que son dirigidas por las respectivas Zonas Navales o el Comando de Operaciones Navales. Recientemente, y a modo de ejemplo, durante los últimos meses del 2020 se registró un alto interés en la comunidad nacional y medios de comunicación respecto a la presencia de embarcaciones pertenecientes a flotas pesqueras extranjeras, frente a las aguas nacionales. En nuestro rol de fiscalización y garante del respeto a las leyes chilenas y acuerdos internacionales suscritos por el Estado, la Armada de Chile mantuvo un permanente y estricto control y vigilancia sobre la flota pesquera internacional, acción en la cual los OPV tuvieron una destacada participación, resguardando los intereses nacionales hasta que las naves pesqueras realizaron el cambio de océano en busca de sus caladeros en el Atlántico.

¿El proyecto SAR II complementará en sus roles a los OPV-80?

En términos de la misión institucional, referida a proteger la vida humana en el mar, ambos proyectos tienden a dar cumplimiento a esta tarea. No obstante, cabe hacer presente que, atendiendo al área de operaciones, las unidades en cuestión operan en zonas diferentes; los OPV en áreas oceánicas, en tanto que las unidades marítimas, consideradas en el proyecto SAR II, tienen como área de operación la costera.

¿Los OPV incorporarán nuevas capacidades como UAV para incrementar la conciencia situacional marítima?

El perfeccionamiento constante es una impronta que distingue a la Armada de Chile y que se evidencia en la búsqueda de equipamiento, material, sistemas y herramientas que le permitan incrementar sus capacidades para ser más eficientes y efectivos en el cumplimiento de las tareas encomendadas por el Estado. En este sentido, mejorar las capacidades institucionales en aspectos como incrementar la conciencia situacional marítima o, dicho de otra forma, mejorar en conocimiento del panorama de superficie, es un desafío en el cual se están evaluando distintas alternativas que permitan definir las opciones más idóneas. La gama de alternativas es amplia y variada, por lo que se considera la adquisición de vehículos aéreos no tripulados (UAV) que permitirá sin lugar a dudas, incrementar la información sobre el panorama de superficie, sin embargo, cabe hacer presente que al ser portátiles se utilizarían en distintas unidades dependiendo la misión.

¿La Autoridad Marítima tiene en sus planes incrementar el número de patrulleros oceánicos?

Conforme al Plan Continuo de Construcción Naval impulsado por la Armada de Chile, el proyecto contempla la adquisición de seis OPV, sin embargo, en el corto plazo, no se tiene previsto la construcción de los dos patrulleros restantes.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje