EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

Destacamento de Montaña N° 8 Tucapel

Los montañeses del Ejército de Chile se instruyen en rescate en Campo de Hielo Norte

Efectivos de la Compañía Andina Divisionaria N° 20 Cochrane y Destacamentos de Montaña N° 8 Tucapel y N° 9 Arauco del Ejército de Chile realizaron un entrenamiento en el Glaciar Neff para perfeccionar las técnicas de rescate en condiciones extremas como glaciares y lugares de difícil acceso.La actividad contó con el apoyo de personal y medios de la Compañía de Telecomunicaciones Dvisionaria N° 8 Coyhaique, Compañía Logística Divisionaria N° 4 Coyhaique y un helicóptero Airbus AS350 del Pelotón de Aviación N° 4 de la Brigada de Aviación de Ejército (Bave).El ejercicio consistió en un rescate simulado en el cual una persona solicitaba ayuda desde el Glaciar Neff ubicado en Campo de Hielo Norte, Región de Aysén, para lo cual se estableció un Puesto de Mando Principal y un Puesto de Mando Avanzado.Los montañeses entrenaron las habilidades necesarias para vivir y desplazarse en un glaciar, realizando técnicas de encordamiento, rescate de un hombre en grietas, escalamiento en hielo y desplazamiento en un glaciar además de navegación empleando botes neumáticos Pumar de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar).Capacidades técnicas en un escenario complejoEl ejercicio fue evaluado en terreno por una cordada del Comando de Operaciones Terrestres que comprobó las competencias profesionales de los especialistas en montaña en una zona de complejo acceso, con diferentes condiciones y niveles de dificultad y cargando equipos que superaban los 40 kilos de peso por cajones cordilleranos de la Patagonia Chilena.La preparación para efectuar este entrenamiento en Campo de Hielo Norte se extendió por varios meses y participaron alrededor de 60 personas considerando toda la logística necesaria para llevar a cabo esta compleja operación.El comandante de la Compañía Divisionaria N° 20 Cochrane, teniente coronel Francisco Peña, indicó que en la actividad se realizó "una ruta inédita insertándonos vía lacustre por puerto Bertrand, navegando en bote por el lago Plomo, para continuar con una marcha de 70 kilómetros en total de ida y vuelta, en terrenos escarpados con zonas boscosas, cruzando ríos, lagos y pantanos con 900 metros de desnivel”.El comandante Peña destacó la importancia de este tipo de actividades porque permiten tener alternativas para colaborar en situaciones de emergencia, como ocurrió meses atrás cuando especialistas de montaña debieron socorrer a un grupo de guías de turismo que entrenaba en esquíes.