EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

fcas

La guerra en Ucrania impulsa a Francia a “transformar” su defensa en un plan de 413.000 millones

Sin salir de este eje, Macron ha apuntado la necesidad de “combinar efectos militares gracias a la digitalización del campo de batalla”, lo que implica especialmente el combate colaborativo, como el de los sistema terrestres del programa Scorpion, ahora en marcha, o los futuros aviones de combate, en alusión directa al futuro sistema aéreo de combate FCAS, que el país ha comenzado a desarrollar junto a Alemania y España.

El año en diez noticias: de la guerra de Ucrania a la cumbre de la OTAN y el aumento del presupuesto

El conflicto también ha llevado a un aumento de los medios y el personal en la misión de la OTAN en Letonia y al despliegue hasta en cinco ocasiones de cazas españoles en la frontera con Rusia (Estonia, Lituania, Rumania y Bulgaria -dos veces-).

​El consorcio Satnus firma la fase 1B del FCAS como líder en España de los operadores remotos

Esta fase terminará en la revisión de diseño preliminar (PDR) y en el caso particular de Satnus incluirá la primera de las campañas de vuelos experimentales, según informa el consorcio.

Italia, incómoda ante al protagonismo británico y japonés en el caza de 6ª generación GCAP

Crosetto ha ido más allá en su planteamiento de repartición de los socios al afirmar además que no debería haber impedimentos para unirse con el programa FCAS, lo que curiosamente recuerda a los motivos que en su momento esgrimió la compañía italiana líder del programa, Leonardo, para formar parte de la iniciativa británica Tempest, ahora fundida con el programa japonés F-X. En 2019, el entonces consejero delegado de la empresa italiana, Alessandro Profumo, anunció que ya estaban trabajando con Reino Unido en el programa de un sistema aéreo encabezado por un avión de combate de sexta generación, con la aspiración de que más adelante llegue a converger con el FCAS. Nuevos socios El ministro Crosetto también considera ahora que el GCAP debería sumar más socios, especialmente dentro de Europa.

El caza FCAS no quiere socios fuera de Europa, al contrario que el Tempest

El programa franco-germano-español de caza de nueva generación/futuro sistema de combate aéreo (NGWS/FCAS) ha suscrito al fin el acuerdo industrial que permitirá el desarrollo del primer demostrador de la aeronave, en la llamada Fase 1B. La firma este jueves, con las compañías Dassault Aviation, Airbus Defense and Space GmbH, Airbus Defense and Space SAU, Indra y Eumet (empresa conjunta creada por Safran Aircraft Engines y MTU Aero Engines) del contrato que pone en marcha esta nueva fase llega apenas unos días después de que el otro proyecto europeo, el del Tempest, liderado por Reino Unido y con Italia y Suecia como socios, haya sumado fuerzas con Japón para continuar su desarrollo fusionado con el programa F-X que a su vez ya había iniciado Tokio.

​Las claves del FCAS: 8.000 millones en seis años y primer vuelo del caza en 2029

Esta fase tendrá una duración de 36 meses, o lo que es lo mismo tres años, y sentará las bases de la Fase 2 de otros tres años, que finalizará en 2029 con las primeras pruebas de vuelo del avión de combate de nueva generación NGF, el pilar del programa, y de otros sistemas como los operadores remotos o la nube de combate.  Esta primera fase recién adjudicada tiene un presupuesto de 3.000 millones de euros, no obstante, el contrato hasta 2029 está valorado en 8.000 millones de euros.

Indra firma el contrato del FCAS que generará en España 1.000 empleos

El contrato, supondrá la contratación de más de 600 millones de euros a Indra en diversos proyectos a lo largo de los tres próximos años.La fase se extenderá hasta 2029Indra actuará como coordinador nacional del programa NGWS/FCAS y liderará el pilar de Sensores a escala internacional, el pilar de Nube de Combate (Combat Cloud) a nivel nacional y coliderará internacionalmente tanto los dos pilares transversales (encargados de la definición, selección y validación de arquitecturas a nivel Sistema de Sistemas), como el entorno digital seguro de trabajo colaborativo para el programa. Esta fase de desarrollo tecnológico establecerá las bases para la Fase 2, de otros tres años, que dará continuidad al programa hasta 2029 y finalizará con pruebas en vuelo mediante demostradores funcionales. Ignacio Mataix, consejero delegado de Indra, ha afirmado que "el desarrollo del Sistema de Armas de Siguiente Generación (NGWS), uno de los ingredientes principales del Futuro Sistema de Combate Aéreo (FCAS), consolida a Indra como el coordinador de la industria española y uno de los grandes líderes tecnológicos de la defensa europea, gracias a las destacadas capacidades de nuestra compañía en el desarrollo de sistemas tecnológicos de última generación, guerra electrónica, radares, sistemas de misión e integrados de mando y control y defensa aeroespacial, nuevo espacio, simulación y ciberdefensa, entre otros". El directivo destaca además que “este sistema de sistemas no solo pretende sustituir a los cazas actualmente en servicio, sino constituir el núcleo de un sistema de combate que incluye, además de un caza de nueva generación, plataformas no tripuladas, sensores, tecnología de baja observabilidad y, sobre todo, una nube de combate que permitirá la operación colaborativa de todos estos activos, gestionando toda la información del combate aéreo y en un futuro de todo el campo de batalla digital.

MBDA se prepara para diseñar su demostrador del programa FCAS

La firma a primeros de este mes del acuerdo industrial para la preparación del futuro sistema aéreo de combate (FCAS), tras año y medio de paralización del programa, abre la puerta a desarrollos en torno a este proyecto como los denominados Remote Carriers, en los que está implicada la compañía MBDA. La empresa ha trasladado en un comunicado su orgullo ante la firma “por fin” de este acuerdo que “supone un cambio de dimensión para este programa y sienta las bases para una asociación industrial europea a gran escala”.

Nace el GCAP, el programa del futuro caza de Reino Unido, Japón e Italia

El proyecto, ha añadido, proporcionará “empleos altamente calificados en todo el sector y seguridad a largo plazo para Gran Bretaña y nuestros aliados”.Está por ver cómo va a afectar la creación del GCAP al proyecto de futuro sistema de combate aéreo (NGWS/FCAS) que por su parte han emprendido Alemania, Francia y España, y que en las últimas semanas está tomando impulso tras 18 meses de un cierto parón por desavenencias entre las empresas implicadas.

Valcarce señala al VAC como "revulsivo" para la industria de Defensa en Tierra

Necesitamos que la industria responda a este esfuerzo inversor, no puede trabajar como lo venía haciendo, tiene que dar no solo el salto de calidad, sino también el salto en la producción y esto es absolutamente imprescindible”.El proceso ya ha comenzadoEspaña ya ha dado los primeros pasos para sustituir sus TOA y el resto de países del mundo están o estarán en ello a no mucho tardar.

Valcarce: "La industria de Defensa no puede trabajar como lo venía haciendo"

En este sentido, la Sedef recordó al sector que “no puede trabajar como lo venía haciendo, tiene que dar no solo el salto de calidad, sino también el salto en la producción" y advierte de que "esto es absolutamente imprescindible”.Con estas palabras, la Sedef ha pedido a la industria de Defensa española, durante un desayuno informativo del Club Diálogos para la Democracia, un cambio que responda al “esfuerzo inversor” realizado por el Gobierno, “un esfuerzo que se refleja en el incremento del 25,8% del presupuesto de Defensa en 2023”.

La española ITP Aero firma el contrato del FCAS como socio clave en el pilar del motor

La empresa española ITP Aero ha informado de la firma del contrato del FCAS/NGWS para proceder a la fase 1B del NGFE (New Generation Fighter Engine) como socio clave principal en el pilar tecnológico del motor.La compañía destaca que "este hito es una gran noticia y representa un gran paso hacia la fase 1B del FCAS, el programa de defensa insignia europeo". La fase 1B se desarrollará a lo largo de 2023-2026.

Dassault y Airbus firman la paz y sellan la continuidad del caza FCAS

Finalmente, se ha sacado la pipa de la paz y las partes han optado por desbloquear el proyecto y acelerar los trabajos.“El FCAS es un proyecto político lanzado por el presidente Emmanuel Macron y la canciller Angela Merkel en 2017, y paralizado desde el verano de 2021”, recuerda Trappier en la entrevista de Le Figaro antes de afirmar “satisfecho”, según valora la propia Dasault Aviation en un comunicado: “Sí, hoy está hecho.

Francia quiere acelerar el programa FCAS y adjudicar el estudio de un demostrador "en unos días"

Diferencias desaparecidas Tras las desavenencias mostradas en torno al futuro avión de combate del programa (NGF, por sus siglas en inglés) por parte Airbus, como líder industrial por parte de Alemania, y Dassault Aviation, por parte de Francia, ahora ya no existe ningún desacuerdo en torno a esta vertiente del FCAS, que es la conocida como Pilar 1, y que se centra en el fuselaje del futuro avión.

V. de la Vela (Airbus): "Un objetivo ambicioso sería que el Sirtap volase en 2026"

Sirtap me parece que es una herramienta futura extraordinaria para un uso dual, tanto civil como militar, va a tener unos costos de operación muy contenidos y creo que es una herramienta a futuro fundamental para todas las Fuerzas Armadas, no es específicamente para Ejércitos del Aire (Fuerzas Aéreas), sino que yo lo veo para uso de Ejércitos de Tierra y para la Marina.

Japón, Reino Unido e Italia suman fuerzas en un caza de sexta generación

La noticia ha sido revelada por fuentes gubernamentales de Japón, que adelantan que la firma oficial de la alianza se espera para diciembre, informa el periódico local The Asahi Shimbun.

D. Aguiar (Airbus): "El Sirtap puede tener capacidades de ataque e integrar armamento"

Entonces, un sistema Sirtap se conforma por tres vehículos aéreos y una estación en tierra, lo cual permite garantizar esas 24 horas de operación durante siete días a la semana.¿Qué ventajas tiene Sirtap en relación a otras plataformas?Estamos hablando de un sistema ágil, que, por las capacidades que tiene, puede estar volando durante unas 21 horas a nivel máximo, y como ejemplos de misión podemos llegar hasta las 200 millas náuticas (370,4 kilómetros) y estar en el objetivo de alcance bajo los requerimientos de la Fuerza Aérea española y la Fuerza Aérea colombiana, con los que estamos trabajando, pero los requisitos serán equivalentes para que lo puedan utilizar diferentes Fuerzas, Ejércitos de Tierra, Ejércitos de Aire o Armadas.¿El tren de aterrizaje es fijo o retráctil?

Defensa da la "enhorabuena" a Indra por el contrato del FCAS

Y ahí Indra no solo coordinará la parte española del proyecto, sino que liderará toda el área de sensores del FCAS. Respecto a la firma de la parte industrial pura y dura, los denominados demostradores, Mataix reconició que la negociación está en sus "momentos finales", si bien no lo dio directamente por sentado como hizo la Sedef con su felicitación.Un ejemplo de empresa para el sectorLa Sedef usó a Indra como ejemplo en su discurso, en el que no sólo garantizó el apoyo del Gobierno a la industria de Defensa, sino que habló del interés del Ejecutivo en “potenciar las capacidades y activos del sector”, y sentenció: “No hay bienestar sin seguridad”.

España, Francia y Alemania cierran al fin el acuerdo industrial del FCAS

Defensa apunta que "paralelamente a estas negociaciones industriales, el Gobierno de España ha llevado a cabo conversaciones al más alto nivel con el fin de avanzar en un planteamiento de cooperación de los tres socios del programa al mismo nivel"Y resalta: "El acuerdo político para el FCAS es un gran paso y - especialmente en estos tiempos - una señal importante de la excelente cooperación de Francia, Alemania y España.

Francia y Alemania preparan el relanzamiento del proyecto de caza FCAS

Las compañías aeronáuticas Airbus, como representante industrial principal de Alemania, y Dassault Aviation, por parte de Francia, están a punto de sellar un acuerdo definitivo para pasar a la siguiente etapa del programa del futuro sistema aéreo de combate (FCAS), en el que también participa España, y que permitirá el reemplazo de las actuales flotas de aviones de combate Eurofighter y Rafale de los tres países.