La principal terminal aérea de Uruguay se queda con acceso a un solo radar secundario
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

La principal terminal aérea de Uruguay se queda con acceso a un solo radar secundario

Radar Selex del Aeropuerto de Carrasco Foto Antonio Bilhoto
|

Desde el mes de mayo pasado la situación de la cobertura del espacio aéreo uruguayo se encuentra pasando por una situación extremadamente critica, luego de que el radar primario y secundario Selex, ubicado en la principal terminal aérea en las afueras de Montevideo e instalado en 2014, dejara de funcionar totalmente por problemas técnicos.

Provisoriamente se comenzó a utilizar la información provista por un antiguo radar primario Thomson-CSF, instalado en 1987 y que aún sigue funcionando, pero con muchas fallas y limitaciones. Este sistema, también dejo de proveer la información adecuada para que los controladores aéreos pudiesen realizar su misión, por lo que la cobertura quedó relegada a un radar secundario operando desde Durazno que increíblemente también falló por varias horas, por lo que el espacio aéreo uruguayo quedó cerrado mientras era trasladado un radar primario móvil Indra 3D Lanza de la Fuerza Aérea desde el norte del país a Montevideo y se intentaba restablecer la operatividad del radar secundario de Durazno.

Ante esto, el Ministro de Defensa Nacional, Javier García, cartera bajo la cual se encuentra la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia), realizó una conferencia de prensa donde manifestó que las fallas con el radar principal se vienen arrastrando desde el Gobierno anterior y que el contrato de mantenimiento con la firma Leonardo, expiró en 2019 sin que fuese renovado. Ante esto manifestó que el radar ‘militar’ -lo cual es incorrecto, pues es un radar primario civil- Thomson-CSF fue reactivado provisoriamente y cuando este también falló, se decidió trasladar un radar móvil de la FAU a Montevideo. En la misma conferencia, el ministro informó de que la firma italiana Leonardo se haría cargo de la reparación, en primera instancia, del radar secundario pese a que su contrato de mantenimiento había vencido en 2019.

Sin embargo, como oportunamente informo Infodefensa.com, el 23 abril de 2021 el actualGobierno adjudicó, bajo la Compra Directa por Excepción 16/2021 de la Dinacia a la firma Leonardo SPA, un contrato por tres años a razón de 121.733.33 dólares anuales, para el mantenimiento de los referidos radares. Este contrato debería haber estado efectivo al momento en que el radar comenzó a fallar, pero aparentemente, por motivos que se desconocen, no lo estaba.

Muchas dudas en el aire

La situación generada por la falta de cobertura de radar en el espacio aéreo uruguayo genera múltiples preguntas, incluyendo cuál es la condición operativa del radar primario militar Indra instalado en forma permanente en el noreste del país, cuya cobertura debería alcanzar Montevideo, cuál es la situación del radar secundario ubicado en Durazno, que también falló, por qué si el contrato de mantenimiento del radar principal se venció en 2019 no fue renovado por el Gobierno anterior y qué fue lo que sucedió con el contrato de mantenimiento que fue asignado a Leonardo en Abril del 2021, que debería haber garantizado la operatividad del radar en estos momentos.

Uruguay sufre endémicamente de problemas con sus radares, situación que la OACI ha manifestado su preocupación en múltiples oportunidades y que, con la asistencia de la referida institución, se intento solucionar con la compra del radar primario Selex ATCR-33S ENH y uno secundario SIR-M. Sin embargo, estas unidades también han estado plagadas de problemas operativos, incluyendo problemas con el cableado de conexión (por daños intencionales de ladrones de cables y otros accidentes) y problemas varios de mantenimiento.

Anteriormente el radar Thomson-CSF instalado en 1987 estuvo funcionando durante muchísimos años con serias limitaciones, al punto que ya en 2009 el entonces ministro de Defensa, José Bayardi, había hecho gestiones para obtener un préstamo de seis millones de Euros para obtener en ese entonces un reemplazo para el que ya se consideraba sistema obsoleto. Pasaron cinco años mas para que finalmente en 2014 la OACI eligiese a Selex, que era parte del entonces grupo Finmeccanica, actualmente Leonardo SPA, para la provisión de sistemas para Uruguay.



Recomendamos