ITP logra un contrato para el mantenimiento de los motores de los Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Libia por 3,5 millones de euros
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

ITP logra un contrato para el mantenimiento de los motores de los Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Libia por 3,5 millones de euros

ITPlogo
|

13/05/2009 (Infodefensa.com) - La compañía Industria de Turbo Propulsores (ITP) ha cerrado un contrato con la Fuerza Aérea de Libia por 3,5 millones de euros para el mantenimiento y reparación de los motores de algunos de sus aviones de transporte militar Hércules C-130 de fabricación estadounidense, en lo que representa el primero de este tipo que logra la empresa española en ese país norteafricano.

El contrato esta pendiente de que el trabajo se pueda realizar en la Maestranza del Ejército del Aire en Sevilla, informó el diario Cinco Días que resalta que es relevante no tanto por su importe económico como por las posibilidades que abre a medio y largo plazo. Libia es un país con escasa experiencia en concesión de contratos de servicios a empresas extranjeras y hasta hace poco esta limitado el comercio con él por las sanciones impuestas por Estados Unidos (D'Amato Act).

La Fuerza Aérea Libia dispone de una flota aérea amplia con, al menos, medio centenar de aviones de transporte militar, incluidos una decena de Hércules C-130. Los directivos de ITP, empresa participada por Sener y Rolls-Royce, entiende que existe, por tanto, un potencial negocio cercano a los 100 motores. En este caso, el contrato de mantenimiento y reparación se refiere a motores TP-56 utilizados normalmente por los Hércules C-130

Además, el contrato se logra en un contexto de reducción de los presupuestos que destina el Ministerio de Defensa al mantenimiento y reparación de los aviones del Ejército del Aire - entre un 30 y 40 %- que ha provocado que la dirección haya negociado un preacuerdo de ERE con los sindicatos de la madrileña planta de Ajalvir.

La reducción de negocio ponía en peligro el puesto de 40 de las 500 personas que hay en plantilla actualmente. El preacuerdo prevé un ERE temporal para los trabajadores de entre 58 y 60 años de edad. Cuando finalice el ERE, pasarían a contrato de relevo para facilitar la entrada a trabajadores temporales más jóvenes

Colaboración con el Ejército del Aire

El contrato de Libia abre, además, nuevas posibilidades de colaboración entre la industria aeronáutica y la Fuerza Aérea española, ya que ITP quiere realizar los trabajos de mantenimiento de los motores libios en la Maestranza aérea de Sevilla, perteneciente al Ejército y que cuenta con unas instalaciones con las dimensiones adecuadas para la tarea.

En principio, según el diario, el Ministerio de Defensa no tiene problemas en el uso de sus instalaciones. De hecho, esto encaja con los objetivos del Proyecto Fénix del Ejército del Aire, que busca mejorar la eficacia operativa de las tres maestranzas aéreas (Sevilla, Albacete, Madrid) impulsando la cooperación con las empresas privadas para optimizar el uso de los centros y de los equipos humanos que en ellos trabajan.

Sin embargo, este punto (el de la plantilla) es el que está pendiente de cerrar. ITP pretende que los trabajos los desarrollen los empleados de la Maestranza de Sevilla, personal civil que trabaja para Defensa. El problema, agrega Cinco Días, es que no está claro cómo se puede articular legalmente que estos empleados que dependen de la Administración puedan trabajar para una empresa privada y cobrar de ella. El asunto se encuentra en estudio, en estos momentos, por parte del Ministerio de Economía y Hacienda.

Fuentes sindicales expresaron su temor a que un contrato con las posibilidades que representa el de Libia pueda verse perjudicado por cuestiones burocráticas. En todo caso, avanzaron que el Ministerio de Defensa ha prometido que el asunto se desbloqueará este mismo mes de mayo.

En 2007, ITP ya comenzó a cooperar con la Maestranza aérea de Sevilla para dar soporte al motor T-56 del Ejército del Aire. También trabaja con la Armada en la base de Rota en el mantenimiento de turbinas navales.



Recomendamos