Mucho ruido y pocas nueces en la ayuda militar rusa a Nicaragua
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Mucho ruido y pocas nueces en la ayuda militar rusa a Nicaragua

131119 mexico carlos 11 NOV Nicaragua AL
|

(Infodefensa.com) Alberto López, San Salvador – Como dice el conocido refrán popular de mucho ruido y pocas nueces, así pueden interpretarse los continuos ofrecimientos rusos de ayuda militar a Nicaragua que se quedan en mucho anuncio, mucha pompa, mucho ruido y pocos resultados concretos

Uno de esos resultados concretos es el reciente apoyo ruso brindado en la instalación de un sistema de artillería antiaérea, equipado con cañones de 23 milímetro. “El pasado 28 de julio hemos puesto en operación un grupo de artillería antiaérea modernizado y un moderno simulador de vuelos de helicóptero (para los equipos MI-17) y paracaidismo, ambos valorados en más de 15 millones de dólares”, informó el jefe del Ejército de Nicaragua, general de división Julio Avilés.

Pese a la escasa ayuda, de la que este caso es una excepción, Moscú no desperdicia oportunidades para expresar su interés estratégico por Managua y el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, aprovecha cada aniversario del Ejército sandinista, de su Fuerza Aérea o su Armada, para anunciar que pronto llegarán refuerzos en equipos para las diferentes ramas de las fuerzas armadas, los cuales, al final, nunca llegan.

En ese interés ruso, el presidente Vladimir Putin no tenía planificado en su agenda visitar Nicaragua, en su reciente tour por Latinoamérica que concluyó a mediados de julio y que incluyó estar presente en la final del Mundial de Fútbol, el pasado 13 de julio, en Rio de Janeiro, donde recibió, además, el relevo de la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, para los preparativos de ser la sede en 2018.

Nicaragua es un socio muy importante de Rusia, declaró Putin en su visita de julio anterior durante un encuentro con su homólogo Daniel Ortega, quien se declaró “contento” y “honrado” por la visita relámpago que calificó de “histórica” por ser la primera de un presidente ruso a este país.

Tras su visita a Cuba, el mandatario ruso hizo escala en Managua, antes de continuar hacia Argentina en la gira que concluyó en Brasil y en la que Nicaragua no figuraba en la agenda oficial y que tampoco incluyó a Venezuela (pero que no fue incluido a último momento como el caso nicaragüense), su gran aliado en este hemisferio y un enorme consumidor de la industria armamentista rusa, a todo nivel.

Ambos países reactivaron relaciones en 2007 con el retorno al poder de Ortega, tras estar a mínimo nivel en los gobiernos de derecha que siguieron a la derrota sandinista en 1990.

“Hay que hacer mucho por seguir desarrollando estas relaciones”, manifestó Putin en su breve paso por Managua.

La cooperación es amplia pero genera suspicacias en el asunto militar, sobre todo de su vecina Costa Rica, por la disputa del Río San Juan, que marca frontera natural entre ambas naciones centroamericanas y el reclamo de Ortega por el actual territorio costarricense de Guanacaste, pero que perteneció a Nicaragua en el pasado; también Colombia se incomoda por las expresiones de apoyo militar ruso, pues recientemente perdió un juicio limítrofe ante La Haya, y aunque mantuvo bajo control colombiano la Isla de San Andrés, se perdió territorio marítimo.

Además, Moscú ha expresado interés de establecer bases de aprovisionamiento de agua, combustibles y alimentos para su flota militar en países de América Latina, entre ellos Nicaragua.

Ambos países suscribieron en 2013 acuerdos para fortalecer y modernizar al Ejército nicaragüense, cuyo armamento y equipos adquiridos en la década de 1980 en la ex Unión Soviética no fueron renovados durante los años de gobiernos neoliberales entre 1990-2007.

Sin embargo, los vetustos helicópteros MI-17 de la Fuerza Aérea Nicaragüense siguen dando dolores de cabeza, al grado de perder a la mayor parte de la cúpula militar aérea, el año pasado, en un accidente de uno de estos antiguos equipos.

Aparte se anunció la incorporación de modernos patrulleros a la Fuerza Naval nicaragüense el año pasado, pero no se ha concretado nada. Pero no solo se habló de navíos de fabricación rusa (se rumoreó en algunos medios de patrulleras Mirage del Astillero Rybinsk Vympel), sino también española, aparte que tampoco se aclaró si se trataría de una cooperación, donación o de una compra.

El Gobierno ruso también tiene un proyecto para la instalación de estaciones satelitales en territorio nicaragüense, como parte del Sistema Global de Navegación por Satélite (Glonass por sus siglas en ruso), una versión rusa del GPS estadounidense, utilizado para la navegación del espacio aéreo. El sistema está a cargo del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa y los satélites se han lanzado desde Baikonur, en Kazajistán.

Sin embargo, el ex canciller nicaragüense Francisco Aguirre (1998-2001) estimó que Estados Unidos puede “apretar tuercas” al gobierno sandinista por esa relación con Rusia, si los republicanos ganan en las elecciones legislativas de noviembre. Estados Unidos apoya activamente en la lucha contra el narcotráfico a Nicaragua, tanto con recursos como con fuerzas navales.

Rusia también colabora en la apertura de un centro regional de adiestramiento policial en Managua y se habló en el pasado de equipamiento de protección y armamento para la Policía Nacional nicaragüense, aparte de vehículos blindados Tigr, también para la fuerzas policiales nicaragüenses, en una aparente venta y no como parte de una donación, pero de las entregas de estos equipos no se ha sabido nada hasta la fecha.

Como quiera verse, Nicaragua urge de la renovación de su equipo militar a todo nivel, más allá de suspicacias de sus vecinos y estos deberían estar tranquilos, pues es un hecho que en estos momentos las fuerzas armadas nicaragüenses, tomando como base los aparentes temores costarricenses y colombianos, no son una amenaza concreta para nadie.

@ Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora



Recomendamos