menú responsive
ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

Esperanza Casteleiro

Los cincos retos de la nueva secretaria de Estado de Defensa


Esperanza Casteleiro, posible nueva Secretaria de Estado de Defensa


29/06/2020 | Madrid

B. Carrasco

La nueva secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, tiene por delante el desafío de continuar con el impulso a los programas de modernización de las Fuerzas Armadas y de gestionar el recién aprobado plan de inversiones en material y equipamiento en un escenario económico que estará condicionado por la crisis pos-Covid. Casteleiro también deberá coordinar los planes del ministerio para apoyar a la industria de defensa en esta etapa y la participación de las empresas españolas en las nuevas iniciativas puestas en marcha por la Unión Europea.  

Plan Ave Fénix. La Dirección General de Armamento y Material (DGAM) trabaja en una auditoría para analizar el impacto del Covid-19 en la cadena de suministro del Ministerio de Defensa y además la Secretaría de Estado de Defensa ha puesto en marcha el llamado plan Ave Fénix que reunirá un amplio abanico de iniciativas para apoyar la reactivación del sector y sacar adelante nuevos programas de modernización. La buena marcha de este plan es clave para la industria.  

Programas de modernización. Entre 2018 y 2019, el Ministerio de Defensa lanzó un plan de modernización de las Fuerzas Armadas por valor de 15.000 millones de euros. Este dinero irá a parar a grandes proyectos como el Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8, las fragatas F-110, el submarino S-80, el segundo lote de helicópteros NH90, la modernización de los helicópteros Chinook, la renovación de los satélites de comunicaciones, el nuevo entrenador del Ejército del Aire o la actualización de los cazas Eurofighter. El exsecretario Ángel Olivares aseguró en una entrevista a Infodefensa.com que esta inversión no peligra. “Los compromisos de gastos asumidos por el Ministerio de Defensa van a permanecer y espero que puedan incrementarse”, declaró.  

Presupuesto del ministerio. Defensa tiene que cuadrar en su ajustado presupuesto los gastos de la Operación Balmis, el mayor despliegue en tiempos de paz, que finalizó el pasado 21 de junio después de 98 días y más de 20.000 intervenciones por toda España. La factura supera los 42 millones de euros. El ministerio pretende recuperar este dinero con las ayudas de la Unión Europea para paliar los efectos del coronavirus, evitando así recortes en otras áreas.

De forma paralela, Defensa comenzará a elaborar en los próximos meses un borrador de presupuesto, con la vista puesta en las cuentas públicas que el Gobierno tiene previsto presentar en el Congreso de los Diputados antes de final de año. En este punto, la negociación con el Ministerio de Hacienda para esquivar los recortes se antoja larga. Antes de la pandemia, Defensa daba por hecho un aumento del presupuesto, pero ahora todo dependerá de las políticas económicas y de los programas de recuperación de la Unión Europea y el Gobierno español.  

Sistema Aéreo de Combate del Futuro (FCAS). España, Francia y Alemania están en la primera fase de un ambicioso programa para el desarrollo de un caza de combate de nueva generación y una serie de sistemas asociados (aviones no tripulados, nube de comunicaciones, tecnología de baja observabilidad, motores o sensores). España culminará en los próximos meses su plena integración en el programa. 

La implicación de otros ministerios, principalmente Industria y Ciencia e Innovación, y la inversión comprometida por España solo para la fase de demostradores –unos 2.600 millones de euros- convierten a este proyecto en uno de los más importantes para el Ministerio de Defensa de los próximos años. Olivares firmó antes de su marcha el protocolo general de actuación con las cinco empresas españolas que participan: Indra -coordinador nacional-, Airbus Defense and Space, ITP AeroSener, GMV Tecnobit.   

La Europa de la Defensa. La apuesta de la Unión Europea por el desarrollo de capacidades militares, a través de iniciativas como el Programa Europeo de Desarrollo Industrial en materia de Defensa (Edidp) es una oportunidad que las empresas españolas no pueden dejar escapar. En la primera convocatoria del Edidp, la industria nacional está presente en 13 de los 16 proyectos que serán financiados por la Comisión Europea. El verdadero paso hacia la integración militar será el Fondo Europeo de la Defensa con un presupuesto previsto de 8.000 millones de euros para el periodo 2021-2027.

 

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje