Colombia destruye todas las bombas racimo que tenía en su arsenal
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Colombia destruye todas las bombas racimo que tenía en su arsenal

Racimo2
|

09/05/2009 (Infodefensa.com) Bogotá - El Gobierno colombiano confirmó la destrucción de sus dos últimas bombas de ´racimo´ tipo CB-250K en cumplimiento de lo asumido en diciembre pasado en el marco del Tratado de Oslo que prohíbe el diseño, fabricación y utilización de este tipo de artefactos, con lo que se convierte en uno de los primeros países americanos en hacerlo.

"En sólo cinco meses cumplimos esos compromisos y destruimos totalmente el inventario de bombas tipo racimo; esto demuestra una vez más nuestro compromiso con el derecho internacional humanitario", aseguró el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien coordinó la destrucción de estos artefactos en una región del este del país. En una ceremonia pública, Santos explicó que las CB-250K fueron usadas para destruir pistas de aterrizaje clandestinas del narcotráfico.

Los artefactos, según un comunicado de la FAC, eran usados en la destrucción de pistas clandestinas del narcotráfico y de campamentos de la guerrilla. Las bombas serán reemplazadas por una convencionales de 125, 250 y 500 libras que cuentan con mayor precisión hacia el objetivo y que son fabricadas por la industria militar local.

"Colombia reafirma su compromiso con los derechos humanos y el cumplimiento de los estándares internacionales del derecho internacional humanitario", dijo el ministro. "En ocasiones, algunas de las municiones que contenían las bombas racimo no explotaban y se convertían en un peligro para la población", admitió.

Al acto, en la base militar Marandúa, en el departamento del Vichada, asistieron diplomáticos y representantes de países como Alemania, Argentina, Costa Rica, Francia, Gran Bretaña, Indonesia, Japón, Nicaragua, Noruega, México, Paraguay República Checa, Suiza y Venezuela. Los artefactos, un total de 41, fueron adquiridos a finales de los años noventa a Chile.

Durante la reunión, uniformados especializados detonaron de manera controlada las bombas, compuestas cada una por unos 240 explosivos más pequeños.

Santos agregó que el país adelanta una campaña contra las minas antipersonales cuyo uso es condenado por la comunidad internacional y restringido en los conflictos, de acuerdo con la convención de Ottawa.

Colombia también suscribió a la Convención de Ottawa en 1996, que prohíbe y restringe el empleo de minas antipersona y de armas convencionales que puedan considerarse como nocivas o de efectos indiscriminados.

Hasta la fecha han sido destruidas 19.000 minas almacenadas en diferentes bases militares, así como la maquinaria para su producción. De 34 campos minados bajo jurisdicción de las Fuerzas Militares ya han sido desactivados y destruidos 14 y se espera que los restantes 20 sean eliminados antes de 2011.



Recomendamos