menú responsive
ESPAÑA | Aire
-/5 | 0 votos

Carta de la ministra Robles

España pide ser socio de pleno derecho en el futuro caza franco-alemán

Foto: Airbus

Foto: Airbus

04/12/2018 | Madrid

B. Carrasco

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha comunicado por carta a sus homólogas francesa y alemana, Florence Parly y Úrsula von der Leyen, "el firme interés" del Gobierno español por participar en el desarrollo de un avión de combate de nueva generación dentro del programa conocido como Sistema de Armas de Nueva Generación (NGWS), impulsado por Francia y Alemania.

En sus misivas, la ministra solicita la incorporación oficial de España en el proyecto mediante la firma de una Carta de Intenciones (LOI, por sus siglas inglés) o un Memorándum de Entendimiento (MOU) entre los tres países.

Defensa realiza por primera vez un cálculo de la inversión necesaria a corto plazo. "El coste de ser socio del programa se estima en unos 25 millones de euros para los próximos dos años", detalla el ministerio en una nota publicada en su web.

El NGWS aspira a ser el avión de combate de quinta generación que sustituya a los cazas europeos en servicio, como el Eurofighter y el Rafale, a partir de 2040. En la actualidad, dos programas europeos compiten por el desarrollo de un futuro sistema aéreo de combate: el equipo franco-alemán del Future Combat Air System (FCAS), formado por Dassault y Airbus, y la iniciativa británica Tempest, que reúne a BAE Systems, Leonardo UK, MBDA y Rolls Royce.

España confía en que ambas iniciativas se fusionarán a medio plazo debido, "a la ingente inversión que requiere su desarrollo". El secretario de Estado, Ángel Olivares, adelantó esta postura en una comparecencia reciente en el Congreso de los Diputados. El ministerio destaca que, a pesar de esto, "España ha decidido sumarse al proyecto de París y Berlín, con el interés de participar desde su fase inicial".

El NGWS se concibe como un avión de combate con piloto diseñado para operar junto con un enjambre de drones que actuarán de plataformas de armamento y sensores avanzados. Esta plataforma se integrará en el conocido como Sistema de Combate Aéreo Futuro (FCAS), en el que además estarán el nuevo MALE europeo, satélites o misiles de crucero. En el sistema remotamente tripulado, España también participa con un 23%.

Defensa recuerda que la flota de cazas del Ejército de Aire debe renovarse en la próxima década, por lo que la participación en el NGWS resulta una prioridad. "En los próximos años, antes de 2025, la Fuerza Aérea debe sustituir los 20 cazas estadounidenses F-18 desplegados en la base de Gando (Canarias); y hacia 2030, los 65 restantes", explica el departamento dirigido por Robles.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje