menú responsive
ESPAÑA | Personas
-/5 | 0 votos

Nuevo submarino de la Armada española

CN Zarco (Cte Flotilla Submarinos): "Siento orgullo por mostrar al mundo lo que España es capaz de crear"

Capitán de navío Ernesto Zarco, jefe del Arma Submarina. Foto: Armada española

Capitán de navío Ernesto Zarco, jefe del Arma Submarina. Foto: Armada española

22/04/2021 | Cartagena

G. S. Forte

Con la puesta a flote estos días del primer submarino S-80, el S-81 Isaac Peral, comienza un intenso periodo de pruebas en tierra y mar para poner a punto el buque antes de su entrega al cliente, que debe tener lugar a comienzos de 2023. A menos de 600 metros en línea recta de donde se encuentra ahora el nuevo Isaac Peral, que ya luce una enorme escarapela con los colores españoles en su proa, tiene su sede la Flotilla de Submarinos, dentro del Arsenal de Cartagena. Desde allí su jefe, el comandante del Arma Submarina (Comsubmar), capitán de navío Ernesto Zarco, puede observar estos días terminado el sumergible con el que comenzará la renovación completa de su unidad, y que se completará a lo largo de esta década.

¿Qué siente al ver al fin el primer S-80 fuera de la nave donde se ha construido?

En primer lugar, una gran emoción, pues es el sueño hecho realidad para éste y otros muchos submarinista en activo y veteranos. En segundo lugar, un gran orgullo por mostrar al mundo lo que España es capaz de crear y de construir, un submarino estado del arte [de vanguardia]. Y todo ello gracias al esfuerzo y al trabajo en equipo de la Armada y Navantia. No hay sacrificio sin recompensa, y este programa es un magnífico ejemplo de ello.

¿Qué supone el S-80 para la Armada?

A la Armada le supone disponer de un submarino de última generación, con una dotación reducida, una disponibilidad muy superior a los actuales S-70, entendida ésta como los días al año en los que el buque y su dotación están listo para la defensa nacional, que unida a su gran potencia de combate, discreción, autonomía y reducido coste de operación proporcionará a nuestro país una herramienta imprescindible para su defensa, capaz de producir efectos desde el nivel puramente táctico al estratégico.

Desde el punto de vista del programa, Navantia asume el papel de autoridad de diseño del S-80 tanto para nuestros submarinos como para los que se construyan para otros países. Por esa razón, la Armada tiene que ejercer un  mayor control sobre el programa. Es lo que se llama, dentro del exclusivo club de países capaces de diseñar y construir submarinos, la Parent Navy.

Pero no nos engañemos, mantener esta capacidad extraordinaria a lo largo de su ciclo de vida va a suponer un gran esfuerzo en términos económicos y de personal, lo que exige un uso muy eficiente del nuevo submarino y de los recursos disponibles. En mi opinión, éste es el desafío más importante al que se enfrenta la Armada y [el Ministerio de] Defensa con la entrada en servicio del S-80.

¿En qué lugar se sitúa la Armada respecto a la de países aliados y vecinos con estos submarinos en su inventario?

Con la entrada en servicio del S-81 daremos un salto muy importante en el ranking de las armas submarinas mejor dotadas. Nos situaremos al mismo nivel que nuestros aliados e incluso superaremos alguna de las capacidades de sus submarinos. De entre éstas yo destacaría dos: la posibilidad de realizar ataques selectivos a tierra y la de permanecer en inmersión pura más de dos semanas sin necesidad de subir a profundidad de periscopio para cargar las baterías, gracias al novedoso sistema Best de propulsión independiente del aire (AIP por sus siglas en inglés).

¿Qué cambios supone para las instalaciones de la Flotilla de Submarinos en el Arsenal de Cartagena la llegada del S-80?

La Base de Submarinos es la encargada de proporcionar los servicios portuarios necesarios y específicos a nuestros submarinos y dotaciones. La entrada en servicio del S-80 requiere su adecuación a estas modernas unidades. Para ello la Armada ha elaborado un plan de infraestructuras que ya ha comenzado a materializarse con la remodelación del edificio de simuladores. El plan contempla como actuaciones más importantes e inmediatas la modernización de la instalación de suministro eléctrico a los submarinos y la remodelación de los atraques de los submarinos, con el dragado y alargamiento de las fosas y la construcción de un nuevo muelle. No olvidemos que los S-80 desplazan aproximadamente 1.000 toneladas más que los S-70 y tienen 10 metros más de eslora. A continuación le seguirán la construcción de un nuevo edificio para dotaciones, la remodelación del de servicios generales y la Escuela de Submarinos.

¿Cómo marcha la preparación de la primera dotación que tendrá el buque?

La formación de la dotación del S-81 es responsabilidad de Navantia, en coordinación con el Grupo de Submarinos de la Inspección de Construcciones del Arsenal de Cartagena. Se trata de una formación eminentemente práctica que incluye el mantenimiento y la operación de equipos y sistemas y el manejo de la plataforma, para lo que se produce una utilización intensiva del simulador de plataforma (Simpla), del simulador táctico (Simtac) y de los adiestradores basados en ordenador (CBT por sus siglas en ingles). De su uso depende en gran parte la seguridad del submarino, y por eso todas las dotaciones pasarán muchas horas practicando en ellos los procedimientos operativos y la resolución de todo tipo de emergencias. A día de hoy ya han recibido el 70% de los cursos previstos y estarán listos para salir a la mar a finales de este año. La primera salida de pruebas del submarino está prevista para comienzos del 2022.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje