EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

Fuerza Aérea Brasileña

Brasil pede que Embraer retome negociações e insiste em reduzir pedido de aeronaves KC-390 para 15

Ele acrescentou: "Se eles não aceitarem a redução para 15, vamos reduzir mais 5% do valor do contrato, o que deve significar a redução de mais uma aeronave".O chefe da FAB se refere aos 5% que o Brasil ainda tem a seu favor para modificar unilateralmente o acordo com a Embraer: a lei brasileira só permite alterações contratuais sem consenso entre as partes de até 25% e a redução de 28 para 22 aeronaves - com a consequente diminuição da taxa de produção para um mínimo anual - já significava utilizar 20% dessa margem.No final de 2021, quando era conhecida a intenção da Força Aérea de reduzir seu pedido original do modelo KC-390 pela metade, a Embraer não escondeu sua indignação e até ameaçou entrar com ação judicial, apesar de em entrevista ao Com Nesse meio, o presidente da Embraer Defesa e Segurança negou uma disputa com a FAB.Assim, muito teria que ter mudado nos últimos sete meses para que a empresa aceitasse a modificação inicialmente solicitada pela Aeronáutica.

La argentina Fadea envía nuevos componentes para dos aviones KC-390 de Brasil

Sin embargo, luego descartó esta posibilidad: “El problema que tenemos con ese avión es que creo que es la computadora de misión que es británica.

Embraer KC390: alegría en Emiratos y disputa legal en Brasil

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro estuvo presente en la inauguración del Dubai Airshow 2021 donde, luego de cumplir con una agenda protocolaria, visitó el avión KC390 Millennium, la actual manzana de la discordia entre Embraer y la Fuerza Aérea Brasileña tras el anuncio de un recorte de 13 unidades del contrato original por 28 aviones, lo que no fue aceptado por la empresa brasileña, según una nota difundida días antes del evento.La primera medida de impacto del actual comandante de la Fuerza Aérea Brasileña, brigadier del aire Carlos de Almeida Baptista Jr., cuando asumió el cargo a raíz de un cambio sin precedentes en todos los comandantes militares, la decisión de recortar el número de unidades recibió una firme negativa de Embraer, incluso cuando el número de aviones a eliminar era menor que la disputa actual.En un extenso texto publicado en todos los medios de la Fuerza Aérea, Baptista Jr dejó en claro el descontento de la corporación, recordando todos los grandes momentos de la asociación industrial iniciada a fines de la década de 1960 y anteponiendo las necesidades de la Fuerza Aérea a los intereses comerciales de Embraer.Ahí es exactamente donde no funciona. Reducir el pedido contratado por la Fuerza y alargar el tiempo necesario para que la línea de montaje fabrique el resto de aeronaves, en principio, y pensando en el largo plazo, tendría perfecto sentido ya que nuevos pedidos internacionales podrían pasar por delante de la aeronave destinada para la FAB, pero eso no siempre funciona, especialmente en el tema de las especificaciones de los componentes únicos de cada cliente, por nombrar un problema.Al final, y siendo muy sencillo, Embraer quiere recibir lo pactado, los contratos existen precisamente para ordenar cómo se deben realizar los pagos en un plazo determinado y se prevén castigos para cada una de las partes en caso de incumplimiento de ese convenio.