Embraer KC390: alegría en Emiratos y disputa legal en Brasil
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Análisis Infodefensa >

Embraer KC390: alegría en Emiratos y disputa legal en Brasil

|

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro estuvo presente en la inauguración del Dubai Airshow 2021 donde, luego de cumplir con una agenda protocolaria, visitó el avión KC390 Millennium, la actual manzana de la discordia entre Embraer y la Fuerza Aérea Brasileña tras el anuncio de un recorte de 13 unidades del contrato original por 28 aviones, lo que no fue aceptado por la empresa brasileña, según una nota difundida días antes del evento.

La primera medida de impacto del actual comandante de la Fuerza Aérea Brasileña, brigadier del aire Carlos de Almeida Baptista Jr., cuando asumió el cargo a raíz de un cambio sin precedentes en todos los comandantes militares, la decisión de recortar el número de unidades recibió una firme negativa de Embraer, incluso cuando el número de aviones a eliminar era menor que la disputa actual.

En un extenso texto publicado en todos los medios de la Fuerza Aérea, Baptista Jr dejó en claro el descontento de la corporación, recordando todos los grandes momentos de la asociación industrial iniciada a fines de la década de 1960 y anteponiendo las necesidades de la Fuerza Aérea a los intereses comerciales de Embraer.

Ahí es exactamente donde no funciona. Reducir el pedido contratado por la Fuerza y alargar el tiempo necesario para que la línea de montaje fabrique el resto de aeronaves, en principio, y pensando en el largo plazo, tendría perfecto sentido ya que nuevos pedidos internacionales podrían pasar por delante de la aeronave destinada para la FAB, pero eso no siempre funciona, especialmente en el tema de las especificaciones de los componentes únicos de cada cliente, por nombrar un problema.

Al final, y siendo muy sencillo, Embraer quiere recibir lo pactado, los contratos existen precisamente para ordenar cómo se deben realizar los pagos en un plazo determinado y se prevén castigos para cada una de las partes en caso de incumplimiento de ese convenio. El problema tiene mucho más que ver con la mala gestión en el entorno público que con "discutir la relación entre la Fuerza Aérea y Embraer".

Esto no es un juego de televisión, sino un negocio. He estado siguiendo el proyecto KC390 desde su discreto lanzamiento en 2007, y luego su grandioso relanzamiento durante la feria LAAD 2009. Incluso antes de ese momento, el éxito de la Fuerza Aérea en el establecimiento y el fomento de una capacidad industrial nacional que fue mucho más allá de los parques de materiales aeronáuticos fue claro, lo que generó una empresa que ahora se encuentra entre los fabricantes de aviones comerciales más grandes del planeta.

La FAB jugó un papel clave en la génesis de Embraer, e incluso el KC390 tiene a la Fuerza Aérea como su propietario intelectual (propietario del proyecto). Sin embargo, los innumerables y repetidos desatinos presupuestarios cometidos por los políticos locales a la hora de invertir en Defensa terminaron generando esta vergonzosa situación en la que "dos enamorados se pelean".



Recomendamos

Lo más visto