Patrulleros, blindados y un reemplazo para los A37B, los desafíos de Uruguay para 2022
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Balance 2021 y retos 2022 >
Retos 2022

Patrulleros, blindados y un reemplazo para los A37B, los desafíos de Uruguay para 2022

Cessna A37B Dragonfly que pretenden sustituirse en 2021.
|

Para el año 2022 las expectativas para las Fuerzas Armadas de Uruguay se centran en la continuación de los programas de renovación de material, sobre todo para la Armada y la Fuerza Aérea, como así también la posibilidad de recibir vehículos blindados para renovar parte de la flota del Ejército

En ese sentido la Armada espera recibir en el primer semestre del año los tres buques patrulleros clase Marine Protector transferidos desde Estados Unidos, como así también otorgar la compra de dos nuevos patrulleros oceánicos nuevos o, en su defecto, buques de segunda mano que cumplan ese rol, para ser entregados antes de la finalización del actual periodo de gobierno en 2024. 

Paralelamente se están realizando gestiones con naciones amigas para la recepción de navíos adicionales para reemplazar a la totalmente obsoleta flota con que cuenta la Armada. Uno de los pocos buques que se espera se mantengan en actividad, el buque logístico clase Luneburg ROU 04 General Artigas, se espera que concluya su proceso de remotorización a principios de 2022 lo que asegurará su permanencia en servicio por unos cuantos lustros más. 

En lo que se refiere a la Aviación Naval se esperan pocos cambios para el 2022, con la excepción de alguna gestión que se pueda realizar para recibir algún Beechcraft T-34C1 Turbo Mentor adicional.

Fuerza Aérea

La Fuerza Aérea continúa en el lento proceso de selección de una aeronave de combate que reemplace a sus vetustos Cessna A37B Dragonfly sin que existan claras señales en el horizonte sobre cual pueda ser la solución al problema. 

Si bien se están realizando gestiones directas tanto con proveedores privados como con naciones amigas para la venta de aeronaves tanto nuevas como usadas, las limitaciones financieras del país hacen que la negociación sea bastante compleja y con muchas aristas a pulir. 

La urgencia por recibir nuevos medios choca contra la escasez de recursos y a medida que pasa el tiempo cada vez es mas complejo mantener operativos al puñado de aeronaves A37B disponibles como así también la brecha con respecto a nuevos medios se va ampliando aún más, generando que los tiempos de transición a un medio moderno también se estiren. 

La complejidad de adquirir un vector LIFT moderno, que sería lo ideal según el requerimiento de la FAU, implica que deba formarse prácticamente de cero a técnicos y pilotos en el mantenimiento y operación de un tipo totalmente distinto a las aeronaves que la fuerza ha tenido por las ultimas cuatro décadas. Este proceso, de ser cumplido, no será inmediato y tomará bastante tiempo en ser completado. 

Al acercarse la fecha definitiva en la que los A37B dejarán de volar sin que se haya seleccionado un reemplazo genera la posibilidad real de que la Fuerza Aérea Uruguaya se quede completamente sin vectores de combate, tal vez con la única excepción de tres o cuatro entrenadores avanzados Pilatus PC-7U Turbo Trainer con una muy limitada capacidad de ataque ligero. 

Helicópteros

Adicionalmente la fuerza necesita imperiosamente recibir nuevos helicópteros, contando actualmente con un Bell 212 Twin Huey, un Bell UH-1H Iroquois y un Airbus AS-365 Dauphin operativos en el país. Si bien se estaría trabajando en poner en orden de vuelo otro UH-1H sumado al segundo AS-365 que está siendo recorrido en Chile, la escasez de medios de alas rotativas, sobre todo en el verano donde son muy requeridos para la lucha contra incendios y guardias SAR, es crítica. 

Ante esto no hay soluciones inmediatas mas allá de algunas gestiones que se están realizando con naciones amigas para la transferencia o adquisición a bajos precios de algún medio adicional. En lo que se refiere a la aviación de transporte, no se han recibido grandes novedades ni se esperan grandes cambios para el año 2022, como así también para los aviones de entrenamiento.

Ejército

En el caso del Ejército, si bien existen grandes carencias en lo que se refiere a renovación de armamento, en todas las ramas de la fuerza, existen muy pocas alternativas reales para que esto se realice. Las pocas novedades que se esperan para el 2022 vienen de la mano de donaciones de países amigos, incluyendo una partida de antiguos obuses autopropulsados M-108 de Brasil, un radar de defensa puntual de China y tal vez la transferencia de un lote de vehículos MRAP RG-31 desde Estados Unidos. 

Fuera de eso, no hay grandes expectativas, aunque la fuerza esta realizando un gran desgaste debido a su participación en la lucha contra la Covid-19 como así también en el patrullaje de fronteras, lo que se suma a sus tareas habituales en el país y a los despliegues fuera de fronteras bajo bandera de la ONU

La fuerza necesita urgente un reemplazo para sus vehículos blindados, particularmente los Vodnik rusos para los cuales es bastante complejo recibir repuestos para su mantenimiento, como también la flota de AVGP canadienses, los cuales se han convertido en la espina dorsal de los despliegues en misiones de paz, pero que también han sufrido las consecuencias de su uso tan extensivo. 

Si bien activamente se están buscando reemplazos para estos vehículos, la escasez de fondos como así también lo limitado de la oferta de vehículos similares en el mercado de segunda mano hace difícil que se pueda concretar el plan de recambio, al menos en el corto plazo. A esto se suman limitaciones impuestas por la ONU con respecto a la antigüedad de los vehículos que puede ser utilizados en sus misiones, lo que implica que los nuevos blindados deben ser relativamente nuevos, lo que encarece profundamente su adquisición. 

Esta compleja ecuación financiera deberá ser resuelta rápidamente pues pronto no se podrán desplegar ninguno de los vehículos con que cuenta Uruguay en estas misiones, que paradójicamente, son las que generan los recursos necesarios para la renovación de prácticamente todo el material del Ejército Uruguayo.  



Recomendamos


Lo más visto