O. Michel (Naval Group): "La fragata Belharra es el tipo de buque que puede interesar a la Armada de Chile"
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Fidae 2022 Entrevistas >

O. Michel (Naval Group): "La fragata Belharra es el tipo de buque que puede interesar a la Armada de Chile"

Ejecutivos de Naval Group en Fidae 2022 foto Nicolás García
Cristián Figari, Alain Cursat y Oliver Michel de Naval Group. Foto: Nicolás García
|

Naval Group es una de las empresas más grandes de construcción naval en Europa. Con más de 400 años de historia, esta compañía francesa diseña, construye y proporciona mantenimiento a buques de superficie y submarinos, tanto convencionales como nucleares, además de comercializar una amplia gama de soluciones marinas.

La empresa está presente en 18 países de América, Europa, África, Asia y Oceanía. Como integrador de alto valor añadido, el grupo participa en asociaciones estratégicas industriales en Francia y en el extranjero para gestionar programas complejos entregando a sus usuarios eficiencia y autonomía durante el ciclo de vida de las plataformas navales.

Uno de sus productos es el submarino clase Scorpène en servicio en Chile y Malasia. Cuatro unidades están siendo construidas en Brasil y seis en India. Adicionalmente, Indonesia ha manifestado su interés en comprar dos Scorpène.  En cuanto a buques, cuatro corbetas clase Gowind 2500 fueron adquiridas por Egipto y cuatro patrulleros tipo OPV 87 por Argentina.

Infodefensa entrevistó, en Fidae 2022, al vice presidente de América Latina de Naval Group, Olivier Michel; al delegado en Chile de la empresa, Alain Cursat; y al asesor naval del grupo en el país, Cristián Figari; para conocer las expectativas que tiene la empresa en los programas navales y que alternativas pueden presentar para renovar las flotas regionales.

Naval Group mantiene un especial interés en el Plan Nacional Continuo de Construcción Naval de la Armada de Chile en el cual aspira participar presentando su amplia experiencia en iniciativas de gran complejida técnica como la construcción de fragatas según las necesidades de la institución.

¿Por qué es importante para Naval Group participar en esta feria?

Olivier Michel: Fidae es un evento muy importante en América Latina, básicamente son tres eventos de peso en América Latina que reúnen a las tres fuerzas. Existe Fidae en Chile, Laad en Brasil y Famex en México, sin olvidar que hay un evento que para nosotros es muy importante que es Exponaval que va a suceder este año en Chile y que involucra más la parte naval porque es una feria dedicada al mundo naval de Defensa. Para nosotros Exponaval es nuestra feria y participamos en ella cada dos años, pero estamos presentes en Fidae porque es una feria importante al nivel de Chile y de América Latina.

¿Y en esta feria, qué están presentando?

Michel: Este año estamos presentando la fragata Belharra que como lo ha podido ver en la prensa internacional hemos logrado un contrato en Grecia hace un par de semanas y hemos vendido tres unidades de este tipo de fragata que es la última fragata que Naval Group está produciendo para la Armada Francesa. Este es el tipo de buque que puede interesar también a la Armada de Chile y lo estamos presentando durante esta feria. Y obviamente no podemos olvidar el Scorpène, como lo sabe muy bien, fue el submarino comprado en 1997 por la Armada Chilena, fue el primer cliente mundial en comprar el Scorpène, es por eso que no podemos olvidar esta nave.

¿Qué expectativas tiene Naval Group en Fidae?

Michel: La pandemia nos dejó lejos de Chile, a pesar de que Alain Cursat está aquí porque él se ha mantenido en Chile, pero nosotros de Francia no hemos tenido la oportunidad de venir a Chile, entonces es una gran oportunidad de volver a tener contacto físico y directo con nuestros amigos de la Armada de Chile y hacer un resumen de la situación porque nosotros tenemos actualidades de proyectos con la Armada. Obviamente en la parte de modernización y mantenimiento de los buques trabajamos junto con la Armada Chilena y a nosotros nos interesa conocer un poco más en detalle los proyectos que la Armada de Chile quiere manejar a partir de hoy y en el futuro, sea próximo o a mediano plazo.

En Sudamérica. ¿hay más interés en buques de patrulla o en buques de combate como fragatas o corbetas?

Michel: Para mí en América Latina hay interés para todos los tipos de buques. No hay una segregación en América Latina por no haber conflictos militares. Las Armadas de América Latina quieren tener en su flota buque de guerra por x motivos que pueden ser presencia regional o soberanía del país, necesitan tener medios de defensa. Buque de patrulla es un buque necesario para la lucha contra la pesca ilegal, para la lucha contra el narcotráfico, para la lucha contra la inmigración ilegal. Son buques necesarios pero ellos solos no pueden hacer nada, forman parte de una flota que sea coherente para luchar contra este tipo de amenazas que existen fuertemente en América Latina. Yo no haré ninguna diferencia entre OPV o buque de guerra, me parece que las Marinas necesitan de OPV pero también de fragatas y submarinos. Y como lo sabe muy bien, en América Latina la mayoría de las plataformas que están en uso ya tienen sus años y están casi llegando al final de la vida útil. Existen muchos proyectos de reemplazo de las unidades que van a salir del servicio activo en el plazo de algunos años, entonces hay muchas reflexiones en varios países de América Latina para justamente desarrollar este tipo de proyectos de reemplazo de las unidades que van a salir.

¿Cuáles son las fortalezas que Naval Group entrega a sus clientes?

Michel: Primero nuestra experiencia que es grande, ya sea en construcción de naves hechas en Francia o hechas en el país del cliente. Cada vez más estamos viendo que nuestros clientes quieren que la industria nacional sea involucrada en la construcción o en el desarrollo de la construcción militar y en eso puedo afirmar que Naval Group tiene una larga experiencia. En Brasil estamos construyendo cuatro unidades de Scorpène junto con la Armada Brasileña y son naves construidas con transferencia de tecnología y con apoyo de Naval Group, obviamente, pero son unidades construidas en Brasil y eso ayuda a desarrollar lo que nosotros llamamos Base Industrial de Defensa. Una de nuestras fortalezas es que sabemos hacerlo, tenemos referencias y experiencia en este tipo de construcción con transferencia de tecnología.

Respecto a programas en Latinomérica, ¿Naval Group participará en el proyecto PES de Colombia?

Michel: Eso no se lo puedo decir, es parte del secreto comercial y no lo puedo contestar, pero estamos muy interesados en participar en todos los proyectos que son desarrollados en América Latina.

¿Qué representa para Naval Group la venta y entrega de los OPV a Argentina?

Michel: El sentimiento y la percepción que tengo es que la Armada Argentina es muy feliz con los buques que nosotros hemos producido junto con nuestra subsidiaria Kership. Son buques que hacían falta. La Armada Argentina necesitaba este tipo de unidades y desde que recibió la primera unidad lo que he visto es que realmente las unidades están siendo muy utilizadas por la Armada Argentina. Es un éxito ya que hemos entregado los buques en la fecha contractual a pesar de la crisis sanitaria mundial, hemos cumplido con los hitos contractuales y en algunos casos hemos anticipado los hitos contractuales, eso demuestra el compromiso de la empresa con nuestros clientes internacionales.

¿El siguiente paso es establecer un contrato de mantenimiento a través de la industria local argentina?

Michel: Es totalmente factible .Como lo dije, nosotros naturalmente trabajamos con la industria nacional. En algunos casos es bastante autónoma y no requiere o no necesita del apoyo fuerte del proveedor extranjero, en otros casos se necesita un apoyo más fuerte de nosotros. Estamos totalmente listos para estudiar todos los casos y traer el apoyo que nuestros clientes requieren. En el caso de Argentina, a partir del momento que las unidades están en servicio activo, se requiere un contrato de mantenimiento para que las unidades sigan operativas, porque sin mantenimiento de aquí a poco tiempo las unidades se van a quedar en él muelle y para la Armada Argentina y para nosotros no sería una buena cosa.

¿Qué mejoras han recibido los submarinos de la clase Scorpène en los últimos años?

Cristián Figari: El Scorpène actual de la Marina Chilena sigue siendo el mismo que se compró excepto por aquellas cosas que han requerido ser adecuadas por la obsolescencia logística que está sufriendo la tecnología. La Armada de Chile ha desarrollado con la industria nacional algunas cosas que han sido reemplazadas porque la obsolescencia logística impide seguir contando con esos sistemas, pero en la esencia, la propulsión, el control centralizado, el automatismo, todo se mantiene tal cual como fue adquirido.

Naval Group está enfocando sus esfuerzos en el desarrollo de baterías de litio-ion como también en el sistema AIP FC2G, ¿nos podría dar detalles de estas tecnologías?

Alain Cursat: Es un tema que efectivamente está en el proceso de investigación y desarrollo para llegar a un avance tecnológico y estamos trabajando en que la próxima generación de los Scorpène tenga la posibilidad de integrarse con la batería de litio que entrega una ventaja tremenda. El tema de la innovación para nosotros no es tanto de hacer el desarrollo de la batería misma sino que de asegurar la batería y su uso, el tema de recarga y consumo. Eso es un tema importante en el que estamos trabajando. En paralelo con eso habíamos desarrollado muchos años atrás una nueva generación de sistema anaerobio (AIP) y de tal forma que ofrezcamos una solución alternativa que va a depender del uso de los clientes. Hay algunos que van a necesitar este tipo de tecnología para operar en una zona silenciosa por largo tiempo y otras marinas que van a necesitar más capacidades de alcance y autonomía. En el tema de la batería litio estamos en un punto de ofrecer esa tecnología en una próxima oferta de Scorpène.

¿La empresa trabaja en el desarrollo de gemelos digitales para sus buques?

Cursat: Son nuevas tecnologías en el área de innovación y desarrollo que en todo el mundo se está trabajando en ese sentido para optimizar los procesos de mantenimiento y ofrecer una capacidad de detectar las fallas y evitar que ocurran. Ese proceso va a dar una ventaja a los clientes que podrían incorporar esa capacidad de tener una anticipación de los procesos de mantenimiento y de reducir sus tiempos.

¿Qué tipo de transferencia tecnológica puede proporcionar Naval Group a la industria regional?

Michel: Eso depende de cada cliente y de cada proyecto. No existe una respuesta universal para eso porque depende de la capacidad de la industria nacional, depende de la voluntad del país de mantener capacidades. Algunos quieren tener el dominio sobre todo, otros países querrán tener un dominio sobre el sistema de combate, sistema de propulsión o diseño del casco, nosotros estamos dispuestos a estudiar cada caso y traer la solución más adecuada teniendo nosotros la capacidad de hacerlo de 0 a 100%  en transferencia de tecnología. Como lo mencioné, estamos construyendo submarinos en Brasil, está producido en Brasil. Cuando dije también que en Brasil que hemos hecho una transferencia de tecnología para que Brasil sea capaz de diseñar y construir submarinos, es que realmente es una capacidad que hemos traído importante a Brasil. Cada caso es un caso específico

Cursat: Depende realmente de la necesidad del cliente. porque son tres los niveles que siempre se aplican en una transferencia tecnológica: un nivel que da la autonomía de mantenimiento, un nivel que es un paso adicional que es la transferencia de construcción que da la posibilidad al cliente de tener la herramienta y hacer la construcción completa o parcial de la unidad naval, sea de superficie o submarino, y el nivel superior, como lo mencionó Olivier, que se está aplicando en Brasil, de diseño que da la oportunidad al cliente de aprender y capacitarse a hacer el diseño para un proceso futuro basado en el conocimiento adquirido durante el proyecto.

Figari: Agregaría que se produce no solo el levantamiento de la calidad de lo que produce la industria nacional, sino que se reinvierte finalmente el gasto en la industria nacional. Hay ganancias por todos lados.

Argentina tiene intenciones de adquirir nuevos submarinos y Francia es uno de los países que podría ser proveedor, ¿qué opina al respecto?

Michel: He leído algunas cosas en la prensa internacional de que Argentina está buscando soluciones para mantener una fuerza de submarinos y me parece una cosa factible porque después de la pérdida del San Juan en 2017, realmente imagino que Argentina, que es un gran país de América Latina y del mundo, requiere mantener una fuerza de submarinos entonces obviamente que me parece que sí, deben estar buscando soluciones en el mercado internacional.

¿En este caso específico Naval Group podría ofrecer el Scorpène?

Michel: Si yo hago una elección sería el Scorpène pero no soy yo quien lo decide.

¿Existen restricciones a la transferencia de tecnología en este tipo de ventas?

Michel: Cada caso es particular, tenemos que estudiarlo y ver lo que se puede hacer. Cuando se trata de ventas militares, nosotros tenemos un control gubernamental que es normal en este tipo de ventas. Junto con nuestras autoridades, vemos lo que se puede transferir al país amigo que quiere comprar tecnología nuestra pero estamos totalmente dispuestos a estudiar cada caso y ofrecer lo que se puede.

Chile tiene en sus planes la construcción de fragatas. Este programa, ¿despierta el interés de Naval Group?

Michel: Sin duda. Nosotros estamos siguiendo lo que se llama el Plan Continuo de Construcción Naval que nos parece una cosa buena porque hay una planeación de construcción y eso es una cosa importantísima para cualquier astillero en el mundo de saber cuál es la carga de trabajo en los próximos años. Esa planeación que Chile está haciendo nos parece una cosa muy buena y estamos interesados en seguir y ayudar en estos proyectos en la medida de lo posible y si nuestras soluciones convienen a lo que la Armada de Chile está buscando.

Cursat: Un tema favorable de ese proyecto, tal como lo presentó la Armada de Chile y el Gobierno anterior hasta ahora, es que se proyectaron a un plan de construcción de largo y muy largo plazo hasta 50 años que no es un límite, es decir, que van a mantener una capacidad de producción para que no se pierde esa capacidad entre un proyecto y otro. Eso yo creo que es un punto positivo para proyectarse en una iniciativa de esa magnitud que efectivamente a nosotros nos interesa que ese plan en algún momento se transforme en un proyecto que hoy día están estudiando todavía. Y la voluntad de la Armada, como lo manifestó el comandante en jefe anterior y que fue mantenido por el comandante en jefe actual, es de tener una inversión para un proyecto de esa magnitud de tal forma que se puedan desarrollar no solamente los astilleros a cargo de hacer la integración de la construcción de los buques, sino que también la industria nacional, se podría desarrollar una forma de gremio o clúster de empresas interesadas por ese proyecto de tal forma que al final llegue a un nivel de porcentaje de retorno de inversión alrededor del 40 ó 50% como lo manifestó el comandante en jefe de la Armada.

Para materializar un programa de estas características, ¿qué elementos son claves para llevarlo a cabo?

Michel. Sin duda, primero la voluntad de hacer el proyecto y el presupuesto adecuado para que sea que factible. Después se debe considerar la voluntad de la participación de la industria nacional y el producto elegido porque la Armada al final del día va a elegir el producto que quiere o la base del producto que quiere para tal vez después hacer un codesarrollo y tener un producto que viene desde una base existente para tener un producto más customizado a las necesidades del país

¿La experiencia de Naval Group en proyectos en diversos países del mundo podrían apoyar un plan de estas características?

Cursat: Como lo dijo Olivier, la experiencia que tenemos en varios países, tanto para la construcción de submarinos como de buques de superficie, la suma de toda esa experiencia nos da la posibilidad de trabajar y ofrecer algún apoyo a un plan de este tipo que se podría desarrollar acá en el país.

¿La pandemia del Covid-19 podría afectar los programas navales de la región?

Michel: Una de las cosas que nosotros estamos analizando es el impacto de la pandemia sobre las orientaciones y las prioridades de cada país porque de hecho hay muchas inversiones que hacer en varios campos económico desde el país y estamos muy atentos a ver si si la parte de defensa es una parte considerada como prioridad o no. No tenemos la respuesta y estamos recogiendo información de varias partes para tener una una idea de que cada país quiere hacer. Lo que puedo decir es que en casi todos los países de América Latina hay proyectos de desarrollo de reemplazo de unidades. La cuestión es saber si las Armadas van a quedar por lo menos con la flota existente o si va a suceder una pérdida de capacidad en caso que las unidades no sean reemplazadas. Como lo dije, nosotros en Naval Group estamos bastante activos en América Latina y siguiendo los proyectos serios que existen en varios países de América Latina.

¿Hay planes para abrir nuevas oficinas en esta región?

Michel: Puede ser que en algunas semanas realicemos un anuncio.



Recomendamos


Lo más visto