Rafael ensaya el láser con el que abaratará notablemente su Cúpula de Hierro
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Sistemas >

Rafael ensaya el láser con el que abaratará notablemente su Cúpula de Hierro

Israel prueba primera vez el Iron Beam, capaz de abatir drones, cohetes y morteros por apenas unos dólares, en vez de los miles que supone hacerlo con misiles
Ensayo del sistema laser Iron Beam de Rafael. Foto Rafael
|

Israel ha probado por primera vez su nuevo sistema láser Iron Beam, preparado para derribar vehículos aéreos no tripulados (UAV), cohetes y morteros por un coste que sus desarrolladores estiman en 3,5 dólares por disparo. El dispositivo ha sido desarrollado por la empresa Rafael Advanced Defense Systems como alternativa con un notable menor coste de uso del denominado Iron Dome (Cúpula de Hierro), que utiliza misiles para interceptar estos objetivos.

El Ministerio de Defensa israelí ha publicado un vídeo en el que se aprecia al sistema interceptando y desrabando un dron en unos segundos con un rayo láser emitido desde una estación terrestre.

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, ha sido el encargado de anunciar el hito en Twitter. "Israel ha probado con éxito el nuevo sistema de interceptación láser Iron Beam. Se trata del primer sistema de armas basado en energía que utiliza un láser para derribar vehículos aéreos no tripulados, cohetes y morteros entrantes a un coste de tres dólares y medio por disparo", ha apuntado.

Bennet anunció el pasado febrero el despliegue acelerado de interceptores de misiles basados en la tecnología láser que el país va a llevar a cabo. De esta manera Tel Aviv espera reducir los altos costes que actualmente le supone el sistema Cúpula de Hierro, en el que se emplean misiles para abatir amenazas aéreas, como cohetes y drones empleados masivamente.

El cronograma del proyecto contempla el uso inicial del sistema de forma experimental dentro de un año, para posteriormente comenzar su fase operativa, primero en el sur del país para extenderse más tarde a otros otros lugares.

Rafael, desarrollador del sistema antimisiles Cúpula de Hierro, celebró hace ahora un año la primera década desde su primera interceptación de un cohete, lanzado desde la Franja de Gaza, que tuvo lugar en la noche del 7 de abril de 2011. Desde entonces, y hasta esa fecha, el sistema había acumulado 2.500 interceptaciones de combate, con una tasa de éxito del 90 por ciento. Un mes después de la efeméride, en mayo, el sistema llegó a destruir en apenas diez días más cohetes que en los diez años anteriores

Según los datos de Bennet, el grupo Hamás, que controla la Franja de Gaza, disparó más de 4.000 de estos proyectiles hacia Israel esos días. Se trata de unos cohetes que, según ha explicado Bennett, apenas cuestan unos cientos de dólares frente a los miles de dólares que le cuesta a Tel Aviv interceptar cada uno. De ahí la importancia de usar el nuevo sistema láser, en el que los gastos de uso se reducen notablemente.

Unos pocos dólares

El Iron Beam o Rayo de Hierro en español, funciona con un sistema de fibra láser para destruir cualquier objeto aéreo. El Ministerio de Defensa israelí anunció en 2020 que el país estaba trabajando con las compañías nacionales Rafael Advanced Systems y Elbit Systems en el desarrollo de sistemas láser contra cohetes, artillería y mortero (RAM), vehículos aéreos no tripulados y misiles guiados antitanque.

La nueva arma “nos permitirá, a medio y largo plazo, rodear a Israel con un muro láser que nos proteja de misiles, cohetes, vehículos aéreos no tripulados y otras amenazas”, apuntó el primer ministro en su comparecencia de hace dos meses. De acuerdo con Bennet, el uso del Iron Dome resulta demasiado caro, frente a la nueva solución, capaz de “interceptar un misil o un cohete con solo un pulso eléctrico que cuesta unos pocos dólares”.



Recomendamos


Lo más visto