Los Northrop F-5 mexicanos cumplen 40 años sin un relevo a la vista
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

Los Northrop F-5 mexicanos cumplen 40 años sin un relevo a la vista

La política de austeridad de López Obrador no prevé sustituir los cazas en lo que queda de mandato, dos años
Formación histórica de Northrop F5 de México
Vuelo en formación de los tiempos de gloria de los Northrop F5 de México. Foto: Fuerza Aérea Mexicana.
|

Los aviones caza Northrop F5-E/F Tiger II de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) cumplieron 40 años el pasado 10 de agosto y sigue sin preverse un relevo factible y concreto en el corto o mediano plazo.

En 1980, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de México comenzó una etapa de renovación y modernización de su flota.

Como parte de ello, en febrero de 1981, se confirmó la adquisición con Estados Unidos de 12 aviones Northrop F-5, diez monoplazas F-5E, y dos biplazas F-5F, para entrenamiento. Por un valor aproximado de casi 1.500 millones de pesos de hace cuatro décadas. De esa manera, los aviones cazas comenzaron a llegar a México, a partir del 10 de agosto de 1982.

Los primeros dos aviones F-5, procedentes de Glendale, California, aterrizaron esa fecha en la Base Aérea Militar Número 1 de Santa Lucía, Estado de México, tripulados por el coronel Ernesto Arcos Oropeza y el mayor Julio Ponte Romero.

Fueron recibidos por el secretario de la Defensa Nacional de esa época, general Félix Galván López, y el comandante de la FAM, general Héctor Berthier Aguiluz, quienes realizaron el pase de revista al personal que recibió los cursos de adiestramiento, en Estados Unidos, para pilotos, mecánicos, abastecedores, armamento y municiones, equipos electrónicos para la operación y mantenimiento de las nuevas aeronaves.

Para los primeros días de septiembre, ya se había completado una flota de siete aviones (cinco monoplazas y dos biplazas).

El presidente de México para ese entonces, Miguel de la Madrid, visitó Santa Lucía para conocer los F-5, el 14 de septiembre.

Presentación a la nación

Mientras que se presentaron a la nación, durante el desfile conmemorativo de la Independencia de México, el 16 de septiembre de 1982.

Para finales de ese año, ya se había completado la entrega de los 12 aviones F-5, por lo que el 1 de noviembre del mismo año, se creó el Escuadrón Aéreo de Defensa 401 (EAD-401) con la denominación de Tigres, siempre con sede en Santa Lucía, donde se construyó un hangar especial para darles resguardo bajo condiciones adecuadas.

El EAD-401 dependió de manera directa del Estado Mayor de la FAM, pero fue renombrado el 1 de enero de 1998 como Escuadrón Aéreo 401 (E.A. 401) y se integró al ala de combate de la FAM.

“Aves” en peligro de extinción

Hasta la fecha, se han perdido en accidentes dos aeronaves, la primera en 1983 y otra en 1995; una más se supo este año que sería destruida y, aunque no hay confirmación oficial, se supone que solo estarían operativas tres unidades, por lo que debido a los problemas de existencia de repuestos y el alto costo de operación de vuelo, los siete restantes estarían en tierra.

Los F-5 se niegan a morir en el mundo entero, pero es una realidad que tarde o temprano serán “aves” extintas. México ha dicho en el pasado reciente, al menos en la administración presidencial pasada, que no está en sus planes buscar un caza sustituto para los F-5.

Para la actual, del presidente Andrés Manuel López Obrador, mucho menos, pues su tendencia es la política de austeridad y hasta se encuentra vendiendo muchas de las aeronaves, por lo que tampoco se prevé que sustituir los F-5 esté en sus planes, en lo que resta de su sexenio, del cual solo quedan dos años más.



Recomendamos


Lo más visto