menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Ejército de Chile

La Escing forma una nueva promoción de desminadores humanitarios

Los alumnos adquirieron conocimientos para destruir una amplia gama de municiones y minas. Foto: Ejército de Chile

Los alumnos adquirieron conocimientos para destruir una amplia gama de municiones y minas. Foto: Ejército de Chile

13/08/2018 | Valparaíso

Nicolás García

La Escuela de Ingenieros (Escing) del Ejército de Chile efectuó la ceremonia de término del curso de desminado humanitario que impartió el Centro de Entrenamiento de Desminado y Destrucción de Explosivos (Ceddex).

El proceso de formación, el número 26 que desarrolla el Ceddex, tuvo por finalidad entregar las competencias y las habilidades en desactivación y destrucción de artefactos explosivos, minas y municiones conforme a las directrices de la Convención de Ciertas Armas Convencionales (CCAC), el Tratado de Ottawa, la Convención de Oslo IMAS (Internacional Mine Action Standards).

El curso tuvo una duración de 80 horas pedagógicas y contó con la participación de tres alumnos de la Armada de Chile y 17 integrantes del Ejército de Chile quienes recibieron capacitación como operador de desactivación de artefactos explosivos de nivel 2 (EOD 2) que los habilita para realizar procedimientos de identificación, neutralización y destrucción de una amplia gama de municiones y minas.

La actividad tuvo una fase teórica que se efectuó en Tejas Verdes y una etapa práctica que se ejecutó en el predio de instrucción y entrenamiento de Puerto Aldea perteneciente a la I Zona Naval de la Armada de Chile donde pusieron a prueba los conocimientos recibidos para efectuar la destrucción de munición sin detenor (UXO).

Una labor silenciosa

 

El curso de desminado humanitario permite dar cumplimiento a las tareas de limpieza de polígonos de tiro, armamento mayor y predios de instrucción que se encuentran contaminados con restos de artefactos explosivos como también despejar y limpiar los campos minados existentes en el norte y sur del país.

Chile suscribió la Convención de Ottawa que prohíbe el empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal. Este acuerdo, que entró en vigencia en marzo de 2002, obliga al país a remover y desactivar los 194 campos minados instalados en la fronteras de Argentina, Bolivia y Perú en la década de 1970.

La ejecución de estos trabajos es coordinada por la Comisión Nacional de Desminado Humanitario del Estado Mayor Conjunto (Emco). Con este propósito, efectivos del Ejército y la Armada de Chile han recibido capacitación y entrenamiento tanto para realizar tareas de desminado manual como mecánico. La Partida de Operaciones de Minas Terrestres de la Armada lidera este proceso en las islas del canal Beagle y cabo de Hornos en el extremo sur del país mientras que los Ingenieros del Ejército efectúan esta labor en el norte de Chile.

De acuerdo a los datos de la última Cuenta Pública del Ministerio de Defensa Nacional, a finales de marzo de 2018 quedaban 28 áreas minadas por limpiar y 21.494 minas por destruir existiendo un estado de avance de 88,18%. El plazo para cumplir este compromiso internacional finaliza en 2020.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje