menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Accidentes sin lesionados

Los Cessna A-37B uruguayos suman incidentes debido a su obsolencia

Aviones Cessna A37B Dragonfly de la FAU Foto: Fuerza Aérea Uruguaya.

Aviones Cessna A37B Dragonfly de la FAU Foto: Fuerza Aérea Uruguaya.

27/04/2019 | Montevideo

Gabriel Porfilio

La escasa cantidad de unidades de combate operativas de la Fuerza Aérea Uruguaya, consistente en un puñado de Cessna A-37B Dragonfly como principal unidad de ataque e intercepción sumados a unos pocos Pilatus PC-7U Turbo Trainer con una limitada capacidad de ataque al suelo, se ve aún más complicada con las sucesivas fallas que estas venerables pero antiguas y obsoletas aeronaves están presentando.

Al incidente que tuvo el A-37B FAU 282 el pasado 12 de marzo, cuando al retornar de un vuelo de entrenamiento y mientras rodaba por un taxiway la aeronave rompió el tren de nariz delantero, se le suma ahora el despiste del FAU 279 al rompérsele un neumático del tren de aterrizaje principal el 24 de abril, y el FAU 285 que el 25 de abril debió retornar a su base y realizar un aterrizaje de emergencia cuando en pleno vuelo se activo el indicador de fuego en el motor derecho.

Si bien en todos estos casos recientes no hubo que lamentar lesionados y probablemente las reparaciones que se deban realizar a las aeronaves mínimas, la sucesión de eventos en tan poco tiempo enciende una luz de alerta sobre cuanto tiempo más se podrá mantener la operatividad de estos aviones.

La extensión de su vida útil mediante el reemplazo de los asientos eyectables por una solución de Martin Baker fue un paso adelante ante la problemática de contar con una aeronave antigua y que encima iba quedar básicamente sin asientos eyectables ante la discontinuación de la fabricación de repuestos para los originales. Sin embargo, la antigüedad de la plataforma sumada a que al existir pocas células todo el trabajo recae sobre pocas aeronaves, genera un alto riesgo de que se sucedan incidentes que en algún momento pueden resultar fatales.

Desidia del gobierno y fondos limitados

 

La continua desidia de los diferentes gobiernos que ha tenido el país, ha llevado a que, sobre todo la Armada y Fuerza Aérea estén en una situación operativa critica. Lustros de falta de recursos han provocado que ambas flotas, la naval y la aérea, se encuentren básicamente inoperativas o simplemente ya han sido dadas de baja.

La Fuerza Aérea perdió todo un escuadrón de aeronaves, al desafectar los FMA IA-58 A Pucara sin que se hayan reemplazado. Ha perdido aeronaves en accidentes, sin que nuevas unidades se hayan adquirido. Pero por encima de todas las cosas ha perdido mucho personal, tanto técnico como pilotos, por lo que, aunque se recuperasen capacidades materiales, buena parte del soporte técnico y profesional ha sido destruido.

La Armada se encuentra en una situación similar, básicamente sin buques de combate, con únicamente algunas unidades auxiliares para operar y como única compra destacable en los últimos años, la adquisición de dos lanchas de rescate civiles a Alemania a un precio casi simbólico. La perdida de capacidades materiales y humanas hace que cada vez sea más fácil recuperar la operatividad de otras épocas sin que exista una solución en el horizonte que apunte a cambiar esa situación.

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje