menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Pandemia del Covid-19

Perú establece el toque de queda nocturno para fortalecer las medidas contra el Covid-19

Vehículo anfibio LAV II y personal de la Marina de Perú en labores de soporte a la Policía durante estado de emergencia. Foto: MGP

Vehículo anfibio LAV II y personal de la Marina de Perú en labores de soporte a la Policía durante estado de emergencia. Foto: MGP

19/03/2020 | Lima

Peter Watson

El Gobierno del Perú ha anunciado el establecimiento temporal de un toque de queda como medida adicional para evitar la propagación del nuevo coronavirus. El toque de queda estará vigente entre las 20:00 horas y las 05:00 horas del día siguiente, a partir del 18 de marzo y durante el estado de emergencia nacional que habrá de ser respetado por 15 días, en función a los resultados obtenidos en el combate al virus Covid-19.

El presidente Martín Vizcarra expresó su felicitación a la gran mayoría de peruanos por acatar la serie de medidas adoptadas para reducir significativamente la curva de propagación del contagioso virus, detectado en diciembre pasado en la ciudad de Wuhan, China, y que actualmente afecta a los pobladores de 157 países.

Vizcarra agregó, sin embargo, que las medidas no están funcionando en la magnitud proyectada porque "hay un pequeño porcentaje de compatriotas que no están cumpliendo y están jugando con la  salud de sus familias y todos los peruanos".

A la luz de tal situación, el mandatario peruano anunció la modificación del paquete de medidas en vigencia para incluir lo que ha denominado “inmovilización social obligatoria” que no es otra cosa que un toque de queda, que como es usual en este tipo de medidas será supervisado a nivel nacional por unidades de la Policía Nacional del Perú con el apoyo de las Fuerzas Armadas.

Vizcarra reveló además que "con este ajuste a la norma, ya nadie podrá circular en ese horario". Y añadió: "Tomamos esta decisión porque el perfil de los nuevos infectados son jóvenes que estuvieron en eventos sociales nocturnos en vez de respetar la cuarentena".

En adición, a partir de las 05:00 horas del 19 de marzo, queda prohibida la circulación de automóviles particulares y aquellos con autorización especial para movilización deberán hacerlo en medios de transporte público.

Si bien la declaración de toque de queda ha sido bien recibida en general, lo súbito de la medida ha tomado por sorpresa al público que trabaja en actividades esenciales. De igual manera, la prohibición de circulación a vehículos privados ha sido criticada al exponer innecesariamente a personal esencial a situaciones de contagio, en caso de producirse aglomeraciones en los servicios de transporte público, sin mencionar el mayor tiempo que tendrán que invertir algunas personas en profesiones donde el tiempo es un factor crítico en tiempos de emergencia.

Por lo pronto, el efecto inmediato a la prohibición de circulación en automóviles ha sido la aglomeración en supermercados para abastecerse de productos antes de que la medida entre en vigencia. Precisamente lo que se pretendía evitar, la reunión de personas. Preciso anotar que en el diseño, o más bien evolución, de diversos distritos de múltiples centros urbanos en el Perú, los supermercados quedan a menudo ubicados a distancias que hacen muy complicado el transporte de productos de regreso a las viviendas si no se dispone de automóviles.

Similares escenarios se han producido en la tarde del 18 de marzo en estaciones de servicio público, donde las personas se apuraban a regresar a sus viviendas para evitar el toque de queda, pasando a un segundo plano evitar las posibilidades de contagio, .

Asimismo, habida cuenta de que ya se han reportado decenas de casos de doctores bajo sospecha de contagio por el Covid-19, se viene evidenciando la escasez de implementos de seguridad sanitaria para el personal del sector salud.

Por otro lado, especialistas han criticado la detención de personas que no han respetado el aislamiento social, puesto que se les retiene 24 horas en las Comisarías, usualmente de capacidad limitada, donde se les expone a situaciones potenciales de contagio.

Cabe indicar que las Fuerzas Armadas del Perú han colocado puestos de control en gran número de avenidas y calles de Lima y Callao. Similar situación se produce en los principales centros urbanos de provincias en costa, sierra y selva, y en las principales carreteras a nivel nacional.

Por ejemplo, en la ciudad de Piura, en el norte del Perú, se han desplegado alrededor de 7.000 efectivos policiales y militares. En el despliegue de la Marina de Guerra del Perú en Lima y Callao se han empleado camiones militares MAN y vehículos anfibios LAV II. Asimismo se ha montado un hospital de campaña en instalaciones del Hospital Naval, en el Callao.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje