menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Centro de Medicina Aeroespacial

La FACh capacita a pilotos del Ejército de Chile en seguridad aeroespacial

Los pilotos de la Escuela de Aviación Ejército en la cámara hipobárica. Foto: FACh

Los pilotos de la Escuela de Aviación Ejército en la cámara hipobárica. Foto: FACh

23/07/2020 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

El Centro de Medicina Aeroespacial (Cmae) de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) realizó el curso de Fisiología del Vuelo a oficiales pilotos de la Escuela de Aviación Ejército (Escave).

El martes 14 y miércoles 15 de julio, el Cmae (dependiente del hospital clínico de la FACh) impartió el curso que dentro de las actividades formativas incluyó una fase teórica, el entrenamiento en la cámara hipobárica y actividades en el desorientador espacial GAT II.

La capacitación, orientada al conocimiento de los efectos del vuelo sobre el cuerpo, contempló temas como hipoxia (falta de oxígeno en la sangre, células y tejidos), disbarismos (efectos por variaciones de la presión barométrica), factor humano, fatiga, desorientación espacial, visión nocturna no asistida y otras materias de relevancia para la seguridad aeroespacial.

El director del Cmae, coronel de aviación Claudio Montiglio, señaló que “estos cursos permiten que la Fuerza Aérea de Chile ponga a disposición sus conocimientos y las capacidades de entrenamiento fisiológico a todas las organizaciones que lo requieran, aportando de esta forma al ámbito referido a la seguridad aeroespacial".

Capacitación previa

 

Previamente, el 25 de junio, el Cmae también dictó el curso a otro grupo de la Escave, adoptando para ello las medidas sanitarias correspondientes. La capacitación fue dictada por fisiólogos aeroespaciales del centro, y participaron alumnos de segundo año de la Especialidad de Material de Aviación, quienes conocieron en forma teórica y práctica los aspectos relacionados a situaciones que pueden ocurrir en una evacuación aeromédica, entre las que se cuenta el disbarismo, la descomprensión de aeronaves presurizadas y la hipoxia. De esta última, los futuros especialistas realizaron una práctica en la cámara hipóbarica.

Cabe señalar que este programa de entrenamiento fortalece las condiciones fisiológicas y mejora los conocimientos para optimitar la seguridad operacional de vuelo. Los pilotos son sometidos, bajo un ambiente controlado, a condiciones adversas propias del vuelo. De esta forma, pueden conocer sus reacciones y así entregar pautas de maniobras efectivas, con la finalidad de evitar poner en riesgo sus vidas, el de las tripulaciones y a las aeronaves.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje