menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

De momento se han encargado ocho aparatos para cinco países

La flota de aviones cisterna A330 MRTT de la OTAN ya conforma una unidad propia

Avión cisterna A330 MRTT. Foto: Airbus

Avión cisterna A330 MRTT. Foto: Airbus

19/07/2019 | Ámsterdam

Infodefensa.com

Los cinco países adheridos a la creación de una flota de aviones de transporte y suministro de combustible en vuelo A330 MRTT en el marco de la OTAN (conocida como MMF) han constituido este mes la Unidad Multinacional de Transporte/Cisterna Multipropósito (MMU, por sus siglas en inglés). El acto ha tenido lugar en la base aérea neerlandesa de Eindhoven, donde se establecerá la futura base principal de operaciones de estos aparatos (allí se emplazarán cinco de los ocho aviones previstos, mientras que en la ciudad alemana de Colonia se ubicarán los tres restantes).

El presidente de la Junta Ejecutivo del MMF (conocida como MEB, por sus siglas en inglés), el comodoro de la Armada neerlandensa Dick Kreiter, ha sido el encargado de dar el mando de esta unidad multinacional de MRTT al coronel Jurgen van der Biezen, mediante la entrega de la bandera del MMF. De este modo, el coronel Van der Biezen ha pasado a ser el primer comandante de la MMU, que es desde ahora la encargada de los preparativos para la llegada el 1 de mayo de 2020 del primero de los ocho aviones de momento previstos en la iniciativa.

La actividad de la MMU se desarrollará en estrecha colaboración con la Agencia de Adquisiciones y Apoyo de la OTAN (NSPA, por sus siglas en inglés) y la Organización Conjunta para la Cooperación en Materia de Armamento (Occar), que hace tres años se encargó de firmar el contrato de adquisición de los dos primeros MRTT en nombre de los países compradores (inicialmente Países Bajos y Luxemburgo). A estos dos miembros de la iniciativa se unieron posteriormente Alemania, Bélgica y Noruega, con lo que la MMF quedó constituida por cinco países, aunque está abierta a la entrada de más socios y la adquisición prevista por contrato de otras tres aeronaves más.

Ámsterdam y Luxemburgo iniciaron este programa conjunto a mediados de 2016 con la adquisición de sus dos primeras aeronaves y con la expectativa de que más países se unirían a la iniciativa. Así fue. En 2017 se sumaron Berlín y Oslo con el encargo de cinco aparatos más y Bruselas acordó el año pasado la compra del octavo avión por 258 millones.

La NSPA es la encargada de la compra el soporte en servicio de la flota MMF y de apoyar activamente a esta unidad multinacional cuya flota será propiedad de la OTAN. Cinco de los ocho aparatos estarán estacionadas en la base aérea de Eindhoven, al sur de Países Bajos, y otros tres en Colonia, como se ha apuntado. Desde ambas ubicaciones operarán para los cinco países adheridos a la iniciativa. Los costes y el personal para operar serán asignados en función de las horas de vuelo necesarias para cada país.

Francia y Reino Unido, que también han encargado distintas unidades de aviones A330 MRTT de reabastecimiento en vuelo y transporte para sus respectivas flotas nacionales, se encuentran entre los países que también pueden acabar implicados en tareas de formación, instrucción y mantenimiento de los nuevos aviones.

La Agencia Europea de Defensa (EDA) fue la encargada en 2012 de emprender la iniciativa para lograr una autonomía de los socios del viejo continente en el reabastecimiento en vuelo. A día de hoy los países europeos suman alrededor de cuarenta aviones cisterna de una docena de tipos diferentes y que además tienen dificultades para operar con los permisos necesarios.

Adaptados en Getafe

 

Hasta el momento se habían ido logrando autorizaciones específicas caso a caso para atender una operación de guerra, por ejemplo. Cuando Europa necesitaba un servicio adicional de suministro en vuelo, como en las campañas militares sobre Libia y Mali, acudía a la ayuda de Estados Unidos para contar con una capacidad de la que hasta el momento no disponía por sí misma.

Para corregir esta situación la EDA inició su campaña para lograr un enfoque coordinado y sin restricciones con el objeto de aumentar la flexibilidad de los reabastecimientos y facilitar los despliegues inmediatos de los recursos militares. Así, hace siete años los ministros de Defensa adscritos a la agencia le encargaron crear una aeronave multinacional de reabastecimiento en vuelo.

El primero de los ocho aviones previstos de momento para el programa MMF realizó el pasado 28 de noviembre su primer vuelo de prueba.

Airbus es la encargada de adaptar las aeronaves a su nueva misión militar de transporte y suministro en vuelo a partir de unidades civiles A330-200 en las instalaciones con las que cuenta en la localidad española de Getafe. Los aparatos de la MMF deberán entregarse entre los años 2020 y 2024 para dar servicio a los cinco socios de este proyecto: Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Noruega y Países Bajos.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje