Gral. Muñoz Infraestructura: "Defensa recibirá 250 millones de Europa para 165 proyectos de eficiencia energética" 1
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Gral. Muñoz Infraestructura: "Defensa recibirá 250 millones de Europa para 165 proyectos de eficiencia energética" 1

|

El general de división Juan Emilio Muñoz está al frente de la Subdirección General de Planificación y Medio Ambiente, encuadrada en la Dirección General de Infraestructura del Ministerio de Defensa.

Arquitecto técnico por la Universidad Politécnica de Madrid, en 1989 obtiene su despacho de capitán ingeniero de contrucción y electricidad y, desde entonces ha estado ligado a las áreas de obras, infraestructura y proyectos. A lo largo de su carrera militar ha trabajo en la redacción de diferentes proyectos como la construcción del Centro de Instrucción de Medicina Aeroespacial (CIMA) en Torrejón de Ardoz o la implantación del NHQ en Retamares para la OTAN y fue director de obra de la base de antenas para la ONU en Quart de Poblet (Valencia).

Muñoz recibe a Infodefensa.com en su despacho en la sede del Ministerio en el paseo de la Castellana. Aunque desconocida para el público general, la dirección general en la que trabaja juega un papel clave en uno de los departamentos del Gobierno con más propiedades y terrenos. Como responsable de Planificación y Medio Ambiente, el general explica en una extensa entrevista -dividida en dos partes- que Defensa aspira a ser un referente dentro de la Administración en políticas energéticas y anuncia que en el ministerio recibirá unos 250 millones de euros de los fondos de recuperación de la Unión Europea para precisamente ser más eficientes en esta área. Continúa en: 'Gral. Muñoz (Infraestructura): "Hemos tenido ya una reunión sobre la base logística con las principales ingenierías españolas" (y2)'

En primer lugar, le quería preguntar por la política energética del Ministerio de Defensa. ¿Qué objetivos principales tienen en esta área para los próximos años?

En el Ministerio de Defensa somo quizás pioneros en la Administración en políticas ambientales y de eficiencia energética. En 1997, ya hay una directiva en la que recoge temas como la sostenibilidad o la eficiencia energética. En 2011, una instrucción del secretario de Estado ya establece como hay que entender la sostenibilidad y el impacto ambiental dentro del Ministerio y de las Fuerzas Armadas. Ese es el marco general. Nuestra política energética está principalmente enfocada a implementar sistemas de ahorros energéticos en nuestras edificaciones, a la racionalización del gasto de las energías, a una formación y concienciación del personal, y a una apuesta por las energías renovables.

Para ello, nos basamos en un Plan Director de 2012 vigente hasta este año, y que estamos modificando. Estamos elaborando un Plan Estratégico de Eficiencia Energética dentro de las Fuerzas Armadas. Este documento se encuentra en una fase muy avanzada y está prácticamente redactado. Ha estado paralizado mientras salían las nuevas normativas tanto la Unión Europea como la nacional (Plan de Adaptación al Cambio Climático, políticas de desarrollo sostenible…) Hemos preferido esperar, y a partir de ahí sacaremos nuestra directiva.

¿Cuáles son los principales puntos de este plan?

El plan estratégico como decía busca la eficiencia energética estableciendo que todos los nuevos edificios de nueva planta deben ser respetuosos con la normativa vigente y fomentando que las nuevas edificaciones sean pasivas, es decir, de consumo energético casi nulo. Por otro lado, estamos preparando un plan de rehabilitación de las instalaciones antiguas. En cuanto al uso y racionalización de las energías, tenemos centralizado el consumo de energía eléctrica del Ministerio de Defensa y de combustibles líquidos del ministerio y todos los Ejércitos. Además, acabamos de hacer un acuerdo marco para consumo de gas natural. Esto implica un importante ahorro económico y de gestión. Por ejemplo, en energía eléctrica se centralizan 2.400 contadores y se comprueba mes a mes que no hay errores en las facturas de las compañías y que se aplican los criterios del acuerdo marco. Este trabajo ímprobo permite ahorros importantes a través de estudios de optimización de las potencias contratadas. También estamos fomentando las energías renovables mediante la implantación de paneles fotovoltaicos, generación eólica o geotermia. Si tuviera que decir en que estamos mas implicados, en algunos acuartelamientos del Ejército de Tierra y el del Aire se están sustituyendo calderas convencionales de diesel por otras de biomasa o gas natural. Por otro lado, estamos mejorando la envolvente térmica de los edificios más representativos para obtener ahorros de consumos energéticos del 30%. El caso más representativo es el de la sede central del ministerio en el que estamos con obras ya para sustituir las ventanas por otras con aislamiento térmico y reemplazando las calderas de gasoil por otras de gas natural.

¿Qué objetivos marca esta nueva directiva?

A largo plazo, la directiva que estamos acabando de elaborar marca como propósito actuar cada año en un 3% de la superficie ocupada para mejorar la eficiencia energética. Otro objetivo es que de aquí al año 2032 las energías renovables alcancen el 25% de nuestras necesidades energéticas. Y otro es reducir los consumos y dependencia energética de los sistemas convencionales en un 40%. Estos son los retos más importantes que tenemos. Algunos objetivos marcados en ese plan 2021-2032 se van a acelerar gracias a los fondos de recuperación y resiliencia de la Unión Europea. En el Ministerio de Defensa hemos realizado cerca de 265 propuestas de actuaciones en esta materia al Ministerio de Transición Ecológica y al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. Todas están dirigidas a hacer actuaciones en los edificios que garanticen una reducción del consumo de energías convencionales un 30% o que permitas subir de letra las certificaciones energéticas de los edificios. En aquellos cuarteles donde es posible queremos implantar el autoconsumo de energías renovables, teniendo en cuenta que disponemos de instalaciones con grandes extensiones de terreno para montar fácilmente campos de paneles solares o instalaciones geotermia y aerogeneradores. Esto es lo más inminente

De los proyectos presentados a los fondos europeos, ¿cuántos serán financiados mediante este mecanismo? ¿De qué presupuesto dispondrá Defensa para acometer estas actuaciones?

En breve, el Ministerio de Defensa va a firmar un acuerdo interdepartamental con los ministerios de Transición Ecológica y Hacienda. Para el Ministerio de Defensa estos proyectos implican una aportación de fondos de la Unión Europea a través del Ministerio de Hacienda de unos 250 millones de euros, que se van a materializar en tres años, lo que supone un empujón enorme para la mejora de la eficiencia energética de nuestras instalaciones, pero también un reto porque nos hemos comprometido a realizar, contratar y ejecutar los 165 proyectos elegidos de los 265 presentados. Entre estos proyectos se encuentra la mejora de la eficiencia energética integral del hospital Gómez Ulla valorado en casi 30 millones de euros o la mejora de energías renovables en grandes bases como Rota, Cuatro Vientos o Torrejón. Es una apuesta importante por actualizar todas nuestras infraestructuras.

¿Cómo se repartirá esta inversión?

De los 250 millones, 187 millones serán para infraestructuras y el resto para movilidad, es decir, la sustitución de vehículos convencionales por vehículos eléctricos y la implantación de los postes de recarga dentro de nuestros recintos y acuartelamientos.

¿Cuándo esperan comenzar a trabajar?

Ya hemos empezado a trabajar y a redactar los proyectos para que en el momento de la firma seamos capaces de contratar y agilizar todo el proceso lo máximo posible. Tenemos tres años y es todo un reto porque requiere de personal dedicado a este tema, la implicación de diferentes órganos de contratación y además son proyectos dispersos por unidades de toda España. Este dinero no se focaliza en Madrid, al contrario, y va destinado a las bases y acuartelamientos más antiguos, que más lo necesitan, y que requerían de fondos para su reestructuración y rehabilitación.

¿Aspiran a recibir financiación por otras vías?

También tenemos algunos proyectos financiados a través de los antiguos fondos FEDER. Exploramos cualquier vía de financiación externa. También participamos en foros relacionadas con el medio ambiente de la UE y la OTAN y colaboramos incluso con sugerencias el equipo redactor del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático y otras leyes relacionadas.

¿Cuánto prevé el Ministerio de Defensa ahorrar con estas iniciativas?

Si se cumplen nuestros objetivos, estimamos que la factura de energía eléctrica, comparada con ahora, se reduciría en torno a un 40% y hasta un 50%, depende de los casos, de aquí al año 2032. En energía eléctrica el gasto estimado cada año es de aproximadamente de 72 millones de euros. El objetivo es casi reducir a la mitad esa cifra. Vamos hacer inversiones como la instalación de paneles fotovoltaicos y entre otras más, pero nuestros estudios reflejan que un periodo de diez o quince años estas inversiones estarán amortizadas. Ahora con el reciente cambio legislativo en la luz estamos preocupados. Nos obliga a modificar hábitos de trabajo y tenemos que reestudiar las potencias contratadas en esos 2.000 y pico contratos.



Recomendamos