Escribano amplía su porfolio con calibres de 105 y 120 mm para su torre Guardian
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

Escribano amplía su porfolio con calibres de 105 y 120 mm para su torre Guardian

Técnicos de Escribano prueban la Guardian 30.
|

Escribano Mechanical & Engineering prepara el salto al diseño de estaciones de armas de 105 y 120 mm. La empresa destinará una parte de las instalaciones del parque de investigación y ensayos que construye en San Juan de El Viso (Alcalá de Henares) al desarrollo de estas dos ampliaciones para su torreta Guardian, que actualmente tiene el techo operativo en los 40 mm.

La posterior fabricación de las nuevas torretas se hará en las actuales instalaciones de la empresa en el Parque Tecnológico de Alcalá de Henares, donde Escribano tiene el grueso de su complejo industrial. Es de reseñar que desde la compañía no se descarta continuar con esta evolución a calibres superiores e incluso desarrollar nuevas tecnologías en el ámbito de los sistemas guiados.

Esta ampliación de porfolio se enmarca dentro de la inversión de 20 millones de euros que la empresa dedicará a su nuevo plan de expansión, concentrado en las antiguas instalaciones militares de El Viso, cedidas por el Ejército de Tierra a Escribano, donde la compañía levantará un parque de investigación y ensayos. Con el desarrollo de El Viso, la empresa espera ampliar su plantilla en 150 personas hasta llegar a los 600 empleados antes de final de año.

Crecimiento pese a la crisis

El diseño de estas estaciones con mayores calibres será uno de los proyectos del nuevo espacio científico-tecnológico de Escribano, que también contará con un área de pruebas. De hecho, El Viso nace como uno los mayores parques de investigación y ensayos de España.

Con unas 80 hectáreas de terreno, el área contará con circuitos de prueba para vehículos, galerías de tiro, campos de test de precisión, una residencia para que los clientes de la empresa puedan acudir a ver sus productos y hasta espacios deportivos y de ocio. A todo esto se sumarán laboratorios, áreas informáticas y todo un centro científico-tecnológico donde la empresa desarrollará sus proyectos de I+D+i.

Con esta inversión, la compañía da un nuevo paso en su apuesta por enfrentarse a la crisis de la Covid con nuevos proyectos. Escribano ya demostró esa filosofía al inicio de la pandemia, cuando puso a sus ingenieros y mecánicos a reconvertir sus líneas de producción para fabricar, en pleno cierre de fronteras y mercados y en menos de dos meses, los 5.000 respiradores requeridos por la sanidad española en el momento. El CEO de la empresa, Ángel Escribano, incluso fletó un vuelo privado para conseguir piezas que no se fabricaban en España para esos respiradores.



Recomendamos

Lo más visto