La Guardia Civil detecta graves deficiencias en su material de protección NRBQ
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
España >

La Guardia Civil detecta graves deficiencias en su material de protección NRBQ

160208 material NRBQ GuardiaCivil
|

La Guardia Civil ha detectado graves deficiencias en el mantenimiento de su material de protección NRBQ que incluso podrían haber puesto en riesgo la salud de sus usuarios. El servicio de desactivación de explosivos y del Plan de Defensa Nuclear, Radiológico, Bacteriológico y Químico de la institución ha elaborado un informe en el que apunta a la comisión de numerosos delitos (estafa, falsedad, administración desleal, daños contra la salud pública) por parte de la empresa encargada del mantenimiento de los equipos.

La Dirección General de la Guardia Civil ha revisado todo el material, ha encargado a otra empresa diferente evaluar los equipos que los especialistas deben tener a disposición para hacer frente a las amenazas y ha iniciado los trámites para rescindir el contrato con Gauzón Ibérica, la empresa responsable del mantenimiento del material, según confirmaron fuentes oficiales del Instituto Armado al diario El Mundo.

En el informe, los agentes incluyeron una serie de correos remitidos desde la Guardia Civil tanto a la empresa fabricante del material -por si los problemas podían tener un origen en la fabricación- como a la empresa encargada de la revisión y mantenimiento, sobre la que se centran las denuncias.

“Se considera necesario de forma inmediata dar cuenta a la unidad de Policía Judicial correspondiente para que se instruyan las diligencias oportunas para clarificar los hechos”, apuntan los especialistas. Además, el servicio central paralizó desde el primer momento el uso del material y recomendó que se informara, a través de las distintas jefaturas, “a todas las unidades que dispongan de material cuyas inspecciones hayan sido realizadas por la empresa adjudicataria para que proceda, si se considera oportuno, a su paralización”.

Asimismo, se reclama en este informe la auditoría de la documentación aportada por la empresa adjudicataria con la que contestó a los requerimientos de la Guardia Civil. Pero, además, los afectados entienden que se debe dar por finalizado el contrato con la empresa adjudicataria y que se deben emprender las acciones administrativas y judiciales que sean procedentes.

“El sistema de defensa NRBQ dispone de material específico necesario para llevar a cabo su labor. Entre este material se encuentran los ERAS (equipos de respiración autónoma) compuestos por botella de aire de diferentes capacidades, máscara de protección, espaldera y pulmoautomático. Dicho material necesita ser revisado e inspeccionado conforme a la legislación vigente y de forma adecuada para que su utilización no implique riesgos para la consecución del servicio ni para la salud e integridad de los componentes de la Guardia Civil usuarios del mismo”, indica el informe técnico al que ha tenido acceso el diario El Mundo.

Desde la Dirección General de la Guardia Civil se aclara que la situación está controlada, que los equipos defectuosos se han revisado de nuevo y que la operatividad es plena.

Foto: Guardia Civil



Recomendamos