Nuevas tecnologías e incertidumbre financiera, retos de los Ejércitos y la Armada en logística
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Nuevas tecnologías e incertidumbre financiera, retos de los Ejércitos y la Armada en logística

Mesa inaugural con la presencia de los tres jefes de Apoyo Logístico de los Ejércitos y la Armada. Foto: SYMDEX
|

Los jefes de los mandos de apoyo logístico del Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire coincidieron este jueves en la tercera jornada de SYMDEX en que dos de los grandes desafíos que tienen por delante los órganos logísticos de las Fuerzas Armadas son la implantación de las nuevas tecnologías y la incertidumbre financiera.

El teniente general Fernando García y García de las Hijas, jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE); el almirante Aniceto Rosique, al frente de la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada; y el teniente general José Luis Pardo, jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire (Malog) expusieron en la apertura del simposio cómo trabaja cada órgano para adaptarse a los desafíos futuros que presenta el sostenimiento de los sistemas de armas.

García de las Hijas recordó que en logística es importante tanto la rapidez como la eficacia y destacó que, aunque “la situación financiera no es ni mucho menos la deseable”, el Mando de Apoyo Logístico del Ejército ha mostrado en la reciente operación Balmis contra la Covid su capacidad para responder a situaciones complejas.

El objetivo, apuntó, es “el crecimiento tecnológico” mediante cuatro pilares: la innovación a través del Foro 2E+I, la transformación digital, la industria 4.0 y la logística 4.0, el proyecto tecnológico de la base logística, punta de lanza de las nuevas tecnologías. “Tenemos la oportunidad histórica de subirnos al carro de la tecnología”, manifestó.

Además, puso el foco en la necesidad de avanzar hacia el mantenimiento predictivo, recogiendo una inmensa cantidad de datos y aplicando tecnologías para disponer de soluciones ágiles. El teniente general insistió en que resultan necesarios “escenarios financieros previsibles para asegurar la operatividad de los sistemas de armas” y oficinas técnicas de apoyo al ciclo de vida en sistemas complejos como el VCR 8x8 para trabajar con la industria.

Logística 4.0

Por su parte, Rosique señaló que hay que avanzar hacia el concepto de apoyo logístico 4.0 para consolidar una Armada tecnológicamente avanzada comprometida interoperable y expedicionario. En su turno, expuso que la Armada tiene el reto de sostener unidades con muchos años en servicio y unidades modernas y añadió que es importante aprovechar la oportunidad que ofrecen programas F-110, el BAM-IS y el S80 para actualizar la doctrina de sostenimiento, apostando por una mayor implicación de la industria y proveedores.

El almirante también resaltó que las nuevas tecnologías como el gemelo digital o el mantenimiento predictivo permitirán predecir averías y optimizar el proceso de sostenimiento. Asimismo, incidió en la importante de los datos, dio a conocer que la Armada trabaja en un nuevo sistema de información logística y profundizó en el nuevo modelo de apoyo al ciclo de vida del S80 a través de una oficina técnica, que asegurará, dijo, la financiación y capacidad industrial hasta la baja

Reto financiero

Para finalizar, el teniente general Pardo aseguró que el reto más importante en sostenimiento del Ejército del Aire es el financiero. “Para sostener los sistemas cada vez más costoso hay que tener dinero”, apuntó, para después añadir que el actual modelo de financiación genera incertidumbre “porque no sabemos lo que vamos a tener, a principios de año solo tenemos 1/3 de la financiación”.

En este contexto, se mostró partidario de impulsar con el compromiso de otros ministerios una ley de financiación de las Fuerzas Armadas, fundamental para un planeamiento estable a corto y largo plazo. El Ejército del Aire, agregó, además tiene otros desafíos en logísticas como la evolución constante de los sistemas que obliga a un mayor esfuerzo en sostenimiento; la actualización del sistema logístico para intercambiar información con ejército y armada; impulsar la ciberseguridad; asegurar stock de repuestos; avanzar en el mantenimiento combinado para ser capaces de que los aviones sean reparados y atendidos por otras naciones; y reducir el impacto en el medioambiental con energías más limpias.



Recomendamos