EEUU se solidariza con el Sáhara y quiere sacar de Marruecos su mayor ejercicio militar en África
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

EEUU se solidariza con el Sáhara y quiere sacar de Marruecos su mayor ejercicio militar en África

El Departamento de Defensa busca otro lugar para estas maniobras tras presiones del Senado por la postura de Rabat sobre la antigua provincia española
Ejercicios African Lion. Foto US Africa Command
Momento de una edición del ejercicio African Lion. Site US Africa Command
|

Tras meses de consolidación de una postura favorable a las tesis marroquíes sobre el Sáhara Occidental, iniciadas por la administración Trump a finales de 2020 y secundadas por jugadores tan notables en la zona como Israel y España, la postura estadounidense en este contencioso parece dar un giro importante. El senador republicano James Inhofe está liderando una corriente del Senado de EEUU para que Marruecos deje de acoger cada año los ejercicios militares aliados African Lion, los más importantes en los que participa Washington de todo el continente.

Inhofe, que es el miembro de mayor rango en la Comisión de Servicios Armados de la cámara norteamericana, aduce, para justificar el cambio, a la situación del pueblo saharaui, del que dice que durante más de cinco décadas “ha estado sometido a repetidas promesas incumplidas y ataques despiadados por parte del gobierno marroquí”.

De momento, el Departamento de Defensa ya está buscando emplazamientos alternativos para el African Lion, por lo que el senador se muestra orgulloso. “Me complace que esté de acuerdo conmigo en esta cuestión” el secretario de Defensa, Lloyd Austin, ha apuntado tras explicar que ha estado presionando a este organismo “para que busque lugares alternativos” a Marruecos en el que celebrar las citadas maniobras, según la información recogida por el medio estadounidense Defense News.

El African Lion se desarrolla también en Túnez, Senegal y Ghana, además de Marruecos, cuyas regiones de Kenitra, Agadir, TanTan, Taroudant y Mahbes han acogido parte de la última edición, que tuvo lugar hace un mes.

El año pasado se llegó publicar que la región en disputa del Sáhara Occidental iba a acoger por primera vez parte de estas maniobras, lo que incluso había llevado a España a rehusar su participación, pero finalmente la antigua provincia española no amparó ningún despliegue.

Paradójico acercamiento español

Paradójicamente, las circunstancias en torno al contencioso en torno al Sáhara Occidental parecían ahora distintas, después de que el Gobierno español haya acercado posiciones a la propuesta marroquí de convertir la zona en un territorio autónomo dentro de sus fronteras. En este contexto, Argelia realizó también el mes pasado una serie de ejercicios tácticos de sus tropas en el área de Tinduf, donde se encuentran los campamentos de refugiados de los saharauis que huyeron desde los años 1970 de sus hogares ante la ocupación Marroquí.

España, por su parte, ha rehusado también este año participar en los ejercicios African Lion, junto a Marruecos y Estados Unidos, con lo que trata de enfriar el desencuentro ocasionado con Argelia a raíz del reciente acercamiento de Madrid a las posturas marroquíes.

“Es hora de ver si Rabat hace progresos”

Tanto el teniente general Michael Langley, nominado para liderar el Mando África de Estados Unidos (Africom) del Departamento de Defensa, y el teniente general Bryan Fenton, nominado igualmente para dirigir el Mando de Operaciones Especiales de Estados Unidos (Socom), se han mostrado de acuerdo con Inhofe en la búsqueda de lugares alternativos para los ejercicios. “Sé que el Departamento de Defensa lo ha estado estudiando”, ha apuntado Langley antes de apuntar su convencimiento en “que es hora de ver si Marruecos está haciendo progresos”, por lo que, ha especificado, “haré un seguimiento de esta grave cuestión”.

El senador Inhofe, que lleva desde hace mucho criticando la política marroquí en torno al Sáhara Occidental, se mostró “profundamente decepcionado” con el vuelco que dio el anterior presidente estadounidense, Donald Trump, a la estrategia de su país en torno a este conflicto, al reconocer la soberanía de Rabat sobre el territorio en disputa, a cambio de obtener un acercamiento del país norteafricano a Israel, dentro de los llamados Acuerdos de Abraham.

En este contexto, de acercamiento liderado por Trump, Marruecos llegó a vincular el desarrollo de los ejercicios African Lion con “el reconocimiento estadounidense del Sáhara marroquí”. El Africom respondió desmintiendor que parte de las maniobras fuesen a tener lugar en el área saharaui, como aseguró el ex primer ministro marroquí Saadeddine Othmani. Ese episodio llevó al Senado a disponer la prohibición de que los militares estadounidenses participen en ejercicios multilaterales en Marruecos a menos que se certifique que el país está “comprometido con la búsqueda de una solución política mutuamente aceptable en el Sáhara Occidental”. Esta disposición aún no ha afectado a los ejercicios de este año, que acaban de tener lugar.

Diversificar anfitriones

Por otra parte, la Comisión de Servicios Armados apunta en un informe del Senado sobre este asunto hacia una “diversificación de los anfitriones y lugares de estos ejercicios” como una buena estrategia para “ayudar a ampliar las asociaciones en África, aumentar las capacidades de los socios africanos y fomentar el acceso y la influencia de Estados Unidos en el continente”.

Otro senador republicano, Mike Rounds, ha mostrado su preocupación por que el conflicto en el Sáhara acabe derivando en una guerra abierta. Rounds ha apuntado a “otros intereses externos” que podrían cebar la situación, de la que percibe el peligro de que “podría ser un barril de pólvora”.



Recomendamos


Lo más visto