Tal día como hoy en 1262 el rey Alfonso X el Sabio reconquista Cádiz
El mundo de ayer >
Historia militar

Tal día como hoy en 1262 el rey Alfonso X el Sabio reconquista Cádiz

Tras la toma, la urbe comenzó un lento proceso de revitalización y reconstrucción
Alfonso X el Sabio (Ayuntamiento de Sevilla)
Obra que representa a Alfonso X el Sabio realizada por el pintor Joaquín Domínguez Bécquer
|

Tal día como hoy, 14 de septiembre, pero de 1262, el rey de la corona de Castilla, Alfonso X el Sabio lograba conquistar Cádiz. Hasta ese momento, la ciudad se encontraba en poder de los musulmanes. A partir de esta toma, la urbe comenzó un lento proceso de revitalización y construcción que la convirtió en uno de los puertos más importantes de la península Ibérica.

Alfonso X, apodado el Sabio, fue rey de la corona de Castilla desde 1252 hasta su muerte en 1284. Durante su reinado, y tras la muerte de su padre, Fernando III (conocido como el Santo), inició la ofensiva contra los territorios en poder musulmán. Esta campaña permitiró la ocupación Jerez, Salé, Rabat y, finalmente, Cádiz.

El ejército castellano, bajo el mando del almirante Pedro Martínez tomó una ciudad que prácticamente solo habitaban los soldados que la defendían. En un estado ruinoso y de abandono y despoblación, a las tropas españolas no les costó demasiado hacerse con Cádiz. Las complicaciones llegaron después. Castilla debía reconstruir y volver a dar vida a la ciudad, ubicada en una importante posición estratégica.

La nueva Cádiz

Los trabajos de reconstrucción fueron llevados a cabo por sus nuevos habitantes: los ciudadanos que Alfonso X trasladó desde el norte de Castilla con el fin de repoblar la urbe. Cádiz ya era una de las ciudades más antiguas de España, bautizada por los fenicios con el nombre de Gadir, por ella pasaron cartagineses, romanos (que le dieron el nombre de Julia Augusta Gaditana o Gades), visigodos y árabes. Tras la conquista de Alfonso X, se comenzó a potenciar su actividad comercial gracias a su puerto.

Además de por estas conquistas, Alfonso X es reconocido por la obra literaria, científica, histórica y jurídica realizada por su escritorio real. No solo supervisó y patrocinó, como un mecenas, toda esta actividad, sino que también participó en ella y colaboró con intelectuales de diferentes culturas. Su dominio de la ciencia también la valió para que fuese reconocido de forma póstuma como astrónomo, hasta el punto de que se bautizó en su honor el cráter lunar Alphonsus.



Recomendamos

Lo más visto