menú responsive
ESPAÑA | Tierra
-/5 | 0 votos

Nueva sede en Madrid

CMI presenta sus torres a la Armada, con la vista puesta en el VCR 8x8

Foto: John Cockerill España

Foto: John Cockerill España

12/02/2019 | Madrid

B. Carrasco

La compañía CMI, especializada en el diseño de torres modulares multi cañón para vehículos de combate -los sistemas de armamento Cockerill-, ha puesto el foco en dos programas de modernización de las Fuerzas Armadas españolas: el futuro Vehículo de Combate sobre Ruedas 8x8 Dragón del Ejército de Tierra y la sustitución de los M60 de la Infantería de Marina.

Este interés en el mercado español se ha traducido en la creación de una sociedad en España -John Cockerill España-, con sede física en Madrid desde principios de este año. En ambos proyectos, la empresa ofrece su torre modular Cockerill 3000 preparada para portar cañones de 30/40 mm, 90 mm y 105 mm en un solo sistema de torreta.

Este sistema consta de una parte central que permite la instalación de diferentes modelos de cañón y sus respectivos cargadores mediante una sencilla operación. De esta forma, la mayor parte de los equipos asociados a la operación (equipos electrónicos y ópticos, controles, y pantalla) son comunes.

En términos porcentuales, la compañía explica que el 70% del sistema es común y el otro 30% corresponde al arma y el cargador. Asimismo, esta composición reduce los costes en áreas como el mantenimiento, los repuestos, el apoyo al ciclo de vida, o la formación de las tripulaciones y los técnicos responsables de las reparaciones.

La Infantería de Marina, por su parte, apuesta por la sustitución de sus vetustos carros de combate M60 por un lote de unos 12-15 vehículos de combate sobre ruedas 8x8, equipados con un torre de 105 mm o incluso de 120 mm. El programa se ha abierto de forma oficial con la aprobación del documento de necesidad operativa.

VCR 8x8

 

Sin dejar a un lado este proyecto más lejano en el tiempo, la empresa centrará sus esfuerzos este año en el programa VCR 8x8 del Ejército de Tierra que entra en una fase decisiva con las pruebas de las torres tripuladas y no tripuladas seleccionadas.

Cockerill confía en que la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) conceda una oportunidad a su sistema de 30 mm, ya que -añade- es el único que ofrece torres tripuladas y no tripuladas con una base idéntica, con las ventajas logísticas que ello comporta.  

La solución está cualificada, probada y  actualmente se encuentra en producción. Varios ejemplares ya han sido entregados y están en operaciones. Además, la compañía subraya que si se suman el programa VCR 8x8 Dragón, con sistemas de 30 mm tripulados y no tripulados, y el futuro proyecto de Infantería de Marina, con sistemas de 105 mm, las ventajas de la comunalidad de torres en el caso de la familia Cockerill 3000 son "más que evidentes".

Colaboración con empresas españolas

 

La empresa esperar cerrar un acuerdo de colaboración a mediados de este año con firmas españolas y trabaja en la búsqueda de proveedores nacionales para asegurar una cadena de suministro ante la apertura en el medio plazo de la planta de producción.

En el apartado de investigación, desarrollo e innovación, también tiene acuerdos con organizaciones públicas especializadas, con el objetivo de desarrollar e integrar las tecnologías españolas más avanzadas. 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje