menú responsive
ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

La nueva fecha todavía esta por determinar

El riesgo de incendios pospone las pruebas de tiro de los demostradores del VCR 8x8


Las pruebas de tiro de los demostradores del VCR 8x8 se posponen


06/07/2020 | Madrid

El Ministerio de Defensa ha pospuesto el inicio de las pruebas de tiro con los demostradores del Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8, previstas para principios de este mes de julio, ante el alto riesgo de incendios en el campo de maniobras de San Gregorio (Zaragoza), según ha podido confirmar Infodefensa.com.

El D1 y D2 equipados con las torres no tripuladas de 30 mm iban a ser los dos primeros prototipos en entrar en acción, como adelantó este medio, no obstante, el departamento que dirige Margarita Robles ha tomado la decisión a última hora de suspender los ensayos, debido las altas temperaturas de los últimos días y la posibilidad de un incendio accidental durante los disparos con las armas que portan las torres.  

El pasado jueves, los dos prototipos estaban preparados para salir de la factoría de GDELS-Santa Bárbara Sistemas en Álcala de Guadaira (Sevilla), donde tiene lugar el montaje de los cinco demostradores tecnológicos, rumbo al campo de maniobras aragonés. También había sido elaborado un plan de incendios por si llegado el momento hubiera sido necesario intervenir para apagar cualquier foco. Tras la paralización de las pruebas, Defensa trabaja ahora en una nueva fecha, todavía por determinar, y estudia alternativas a San Gregorio. 

Entre las opciones que baraja se encuentra el traslado de las pruebas al campo de maniobras Álvarez de Sotomayor en Viator (Almería), ubicado junto al cuartel general de la Legión, o el empleo de campo de tiro de Renedo (Valladolid), de acuerdo con Okdiario. En todo caso, estas localizaciones presentan problemas técnicos, puesto que los respectivos reglamentos de los campos solo permiten el uso de munición inerte, por lo tanto, no podría dispararse misiles o munición especial. 

Torres no tripuladas de 30 mm

 

Hay que recordar que el D1 está dotado con la torre Tizona -basada en la UT30MK2- del consorcio formado por Elbit Systems, Navantia y Expal, y el D2 cuenta con la estación de armas Samson 30 de Pap Tecnos y Rafael. Ambos vehículos empezaron a rodar el pasado mes de febrero, ya con estos sistemas instalados, por la pista de pruebas anexa a la planta Alcalá de Guadaira.

Ambas estaciones no tripuladas están compuestas por diversos subsistemas como el lanzador de misiles contracarro Spike, un cañón ATK de 30 mm y una ametralladora coaxial de 7,62 mm o sistema lanzadores de granadas fumígenas (SGL). Todos ellos, deben ser probados antes de la entrega del vehículo al Ejército de Tierra.

El D1 es el demostrador del vehículo de combate de línea y el D2 es el demostrador del vehículo de combate de puesto de mando de compañía. Junto con las torres no tripuladas de 30 mm, cuenta con equipos de tres de los seis programas tecnológicos: Incremento de la Seguridad -sistema de alerta por iluminación láser y detector de disparos-, Conciencia Situacional -cámaras para visión panorámica en los 360 grados y sistema de apoyo a la conducción con dos cámaras infrarrojas (delantera y trasera) y sistemas CIS- y Grupo Motopropulsor -motor Scania DC13 y transmisión SW642 de Sapa-.

Las pruebas pospuestas también representan el primer test en condiciones exigentes para la barcaza de Santa Bárbara Sistemas, el sistema de misión de Indra y el grupo motopropulsor de Sapa. Tres desarrollos tecnológicos de la industria de defensa española que constituyen la columna vertebral del futuro vehículo Dragón. El ex secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, anunció hace poco más de dos semanas durante una visita a la factoría sevillana GDELS-Santa Bárbara Sistemas el inicio de las pruebas de tiro y destacó que las tecnologías que incorporan estos vehículos están lo suficientemente "maduras" para comenzar "la fase de producción".

El Ejército espera la llegada a principios de 2021 de los cinco demostradores a la Legión, unidad responsable de evaluar que los vehículos cumplen con las especificaciones requeridas por el usuario final. Esta segunda fase de pruebas tendrá una duración de cinco meses, que incluye toda la formación necesaria para ella.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje