menú responsive
ESPAÑA | Armada
-/5 | 0 votos

Informe especial

Marina Real marroquí: una fuerza de aguas azules

Fragata Mohammed VI en un ejercicio en 2018 con la Sexta Flota de EEUU. Foto: US Navy

Fragata Mohammed VI en un ejercicio en 2018 con la Sexta Flota de EEUU. Foto: US Navy

09/07/2020 | Madrid

D. García

La Marina Real marroquí es una fuerza naval en continuo crecimiento, con cerca de 12.000 efectivos, incluyendo tres batallones de fusileros de marina (BFM) con unos 3.000 efectivos. La Marina siempre había sido la cenicienta de las Fuerzas Armadas Reales (FAR) marroquíes ya que las disputas territoriales a las que hicieron frente Mohamed V y Hassan II eran eminentemente terrestres (Sahara y frontera argelina).

Pero durante el reinado de Mohamed VI, esta fuerza a experimentado un crecimiento exponencial, y promete seguir haciéndolo en el futuro. La razón de todo ello: el llamado ‘Oro Azul’. Marruecos es uno de los países árabes que no poseen petróleo, y, por lo tanto, debe buscar su riqueza en otros productos. Para Marruecos es lo que ellos llaman el ‘Oro Azul’, la pesca.

Los caladeros de pesca marroquíes están entre los más importantes del mundo y son de suma importancia para los países de la Unión Europea. Rabat se dio cuenta de que, si quería explotar y aumentar la riqueza de dichos caladeros necesitaba una Marina de ‘aguas azules’, no una pequeña marina costera, sino buques oceánicos, grandes, y con capacidad para hacer sentir la presencia del estado en los mares.

Para ello, el Gobierno marroquí encargó hace cinco años tres fragatas clase Sigma (una modelo 10513 y dos 9813) a los astilleros holandeses DSNS, y una fragata tipo Fremm (versión ASW) a la DCNS (ahora Naval Group) francesa. Dichos modernos y potentes buques, unidos a las dos corbetas clase Floreal francesas, y a un gran número de patrulleras, sirven a Marruecos para controlar sus aguas territoriales y zonas de influencia.

Recientemente, han ampliado su plataforma continental y su zona de vigilancia pesquera creando un conflicto con España en la delimitación de dichas zonas en torno a las islas Canarias. Al mismo tiempo, Rabat se ha otorgado el derecho a modificar las aguas del Sahara occidental, sin que la comunidad internacional reconozca su soberanía sobre ellas, aunque hace muy poco para evitarlo.

El crecimiento de la Marine Royale se ve reflejado en la creación del puerto y base de Alcazarseguer (Ksar Seghir) en pleno Estrecho de Gibraltar o la potenciación de bases como la de Agadir o Dakhla, esta última, en el Sahara.

Hace poco corrieron rumores del ofrecimiento por parte de Rusia de un submarino clase Kilo a Marruecos, lo que hizo despertar todas las alarmas tanto en España como en Argelia. De momento, Marruecos no parece estar interesado en dichos barcos, pero si en seguir potenciando su flota de superficie y su capacidad aeronaval para controlar sus aguas territoriales.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje