menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Entrevista Infodefensa.com

Fernández Bosch (Expal): "Esperamos desarrollar un programa sobre el mortero Eimos en los próximos años"


Entrevista a José Manuel F. Bosch, consejero delegado de Expal | Parte 1


13/11/2020 | Madrid

B. Carrasco

José Manuel Fernández Bosh es consejero delegado de Expal Systems desde el pasado mes de julio. Natural de San Fernando (Cádiz), aunque afincado en Madrid desde hace mucho, no le pilla lejos el mundo de la defensa, su padre fue marino en la Armada. Teleco de formación, define con dos palabras lo que para él supone estar al frente de esta compañía: ilusión y orgullo. Llega a Expal después de ocho años en Aena, donde participó en su proceso de transformación y salida a bolsa. 

"Es una empresa clave para la defensa de España y con futuro, con tecnología y con exportación", destaca en su primera entrevista a un medio en español. Insiste en el tercer punto, la exportación. "Hoy en día exportar es importante porque significa traer dinero para invertir aquí". A lo largo de la conversión con Infodefensa.com, Fernández Bosch desgrana los principales desafíos de la compañía, los mercados geográficos de interés y los proyectos en marcha para las Fuerzas Armadas españolas.

¿En qué situación está la compañía? ¿Cómo ha afectado la pandemia del Covid?

Somos una compañía potente, una compañía industrial que tiene unos activos físicos; fábricas, tecnología y equipos, que nos permite defendernos de una situación complicada. Nuestro mercado es fundamentalmente internacional. Es importante viajar a ver a los clientes y que ellos vengan a ver nuestro producto. La situación por el Covid está dificultando el desarrollo de nuestro negocio. Eso, unido a alguna debilidad estructural del mercado en los últimos años hace que tengamos una situación con algunos baches. Hemos tenido que actuar y aplicar medidas de reestructuración para que asegurar que la compañía mantiene su senda de fortaleza como empresa clave de la industria de defensa en España. Pero las perspectivas son buenas. Mirando al futuro la situación es optimista y positiva.

¿Qué desafíos y retos tiene por delante Expal?

Los desafíos, por un lado, están relacionados con el mercado. Hay que estar muy en contacto con los clientes y conseguir un negocio estable y sostenible en el futuro, sin esos baches o volatilidad al que está sometido a veces el mercado de la defensa. Para eso hay que estar en contacto con nuestros clientes, con las fuerzas armadas y los ministerios de defensa de los países. Y fundamentalmente uno de nuestros retos es atender y anticipar las necesidades del Ministerio de Defensa español y del Ejército de Tierra, el Ejército del Aire y la Armada. Y, por último, seguir invirtiendo en tecnología y trabajando con las empresas españolas e internacionales en el desarrollo de nuevos productos.

¿Cómo se encuentra la compañía en España?

En España tenemos nuestros principales centros de fabricación y actividad, además en zonas donde contribuimos al desarrollo de la economía y el empleo de forma significativa, como en Extremadura, Murcia, Albacete o Burgos. La situación es buena y esas fábricas van a continuar desarrollando actividad y creando empleo que es lo importante. Nuestra actividad siempre ha estado muy centrada en España, somos una empresa industrial española. Así vamos a continuar. En el exterior, también tenemos una planta en Texas, en Estados Unidos, de desmilitarización con unas perspectivas muy buenas.

¿Qué mercados geográficos son de interés?

Tenemos la suerte de trabajar en casi todo el globo. Obviamente, España es un mercado de referencia y queremos ser reconocidos como una empresa de defensa clave para el mercado español y el Ministerio de Defensa. Vamos a trabajar todavía con más énfasis en serlo. Gracias a eso servimos a los mercados OTAN y países con una relación de amistas con estos mercados. Además de en Europa, estamos en el sudeste asiático, con una fuerza importante, en Oriente Medio, que también es importante para nosotros, y también África y Latinoamérica.

En España, ¿qué proyecto destacados tiene la compañía? ¿Cómo es la relación con la Fuerzas Armadas?

La relación es muy buena. Me he encontrado con proyectos como la munición de 155 mm Extender Range, que hemos desarrollado con el Ministerio de Defensa y tenemos en vigor un acuerdo marco, en el que ya hemos cumplido en dos anualidades. Dentro de este proyecto, estamos trabajando y asesorando en ver cómo podemos integrar una espoleta de corrección de trayectoria, de guiado del proyectil de 155 mm. Es un avance tecnológico en el que el Ejército de Tierra y la DGAM nos piden que ayudemos. También trabajamos en el proyecto Naguico para el guiado de proyectil de 120 mm y luego en sistemas está el Eimos, el mortero de 81 mm embarcado. Estamos a punto de terminar una nueva fase para que sea en un vehículo vadeable para la Infantería de Marina. También queremos que sea un vehículo clave para el Ejército de Tierra y así lo ha manifestado el propio Ejército. Esperamos desarrollar un programa importante los próximos años. Por último, mencionar la torre de 30 mm para el VCR 8x8, un proyecto en el que estamos con Navantia. Estamos a la espera de que el Ministerio de Defensa decida la torre.

¿Qué más nos puede contar sobre el proyecto de munición 155 mm?

El Ejército está muy satisfecho. Hay que recordar que es un desarrollo conjunto con el objetivo de contar con un proyectil propio de calibre 155 mm del alcance extendido para no tener dependencia tecnológica. Estamos ahora en la siguiente fase, en cómo poner un guiado para que ese proyectil sea más eficaz y eficiente la inversión en él.

¿Ha trasladado el Ministerio de Defensa la intención de poner en marcha un programa de compra de morteros embarcados?

De momento, la inversión está dirigida a innovación. El Ejército de Tierra y la Legión han tenido la oportunidad de probar el sistema y han manifestado que es un vehículo muy versátil con una alta movilidad, clave para las misiones en el exterior para apoyar a una compañía. Por lo tanto, el número de unidades que necesitarían es relativamente elevado. En las próximas semanas también vamos hacer unas pruebas con Infantería de Marina.

¿Qué otros proyectos tienen en marcha?

En cohetes estamos trabajando en el CAT 70 a petición de un país OTAN y en su guiado. También queremos trabajar en un proyecto nacional, con cierta transferencia de tecnología, para el desarrollo de un MLRS, un lanzador de cohetes sobre una plataforma camión móvil. Creemos que podemos aportar mucho y hemos hablado con distintas empresas nacionales que también pueden aportar cada una parte clave de este sistema. Sería muy importante para mantener las capacidades del Ejército de Tierra.

¿Qué le pediría usted a la Administración para apoyar al sector?

Es una buena pregunta. La industria de defensa es muy importante y genera muchos puestos de trabajo. Expal tiene alrededor de 1.000 trabajadores. Con el Covid, se ha visto la importancia del sector industrial para la creación de trabajo. El Ministerio de Defensa, el Ministerio de Industria y el Gobierno deben apoyar con presupuestos a la industria, sin duda, lo están haciendo, pero creemos que si pueden apoyarnos más sería crucial. Hay dudas sobre la cantidad de fondos procedentes de las ayudas de la Unión Europea podrían asignarse a defensa. Yo animaría al Gobierno a que viera esta industria, como una industria tractora y tecnológica que puede aportar proyectos.

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje