menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Desarrollo distinto al acometido por Alemania y España

Reino Unido encarga a BAE y Leonardo el desarrollo de un radar AESA para sus Eurofighter

Eurofighter Typhoon británico. Foto: BAE Systems

Eurofighter Typhoon británico. Foto: BAE Systems

07/09/2020 | Londres

G. S. Forte

El Ministerio de Defensa británico ha anunciado el encargo de un radar de barrido electrónico activo (AESA) para sus aviones de combate Eurofighter por 317 millones de libras, lo que equivale a casi 356 millones de euros al cambio actual). Con esta adjudicación las autoridades de Reino Unido inyectan por primera vez fondos públicos al denominado proyecto italo-británico E-Scan Common Radar System (ECRS) Mk 2, liderado por la firma italiana Leonardo. El contrato formalizado ahora implica de hecho tanto a Leonardo como a la británica BAE Systems. Se trata de una versión propia de un radar AESA basado en el Captor-E, que es el modelo en el que se trabaja desde 2014, y en el que también se basa el ECRS Mk-1. Este último es el proyecto para dotar de este tipo de sensores a los Eurofighter alemanes y españoles, y que está más avanzado que el Mk-2. En concreto, el pasado julio fue encargado por Airbus (socio principal de la constructora de estos aviones) el suministro de 130 radares AESA de este tipo a la firma alemana Hensoldt por 1.500 millones de euros. Mientras que los 317 millones de libras comprometidos ahora por Reino Unido (menos de la cuarta parte de lo inyectado en el proyecto germano-español) únicamente abarca el desarrollo del sensor, y no su producción e implementación en los aviones. De momento Italia no se ha sumado a la financiación del radar.

En un comunicado conjunto, BAE Systems y Leonardo definen al ECRS Mk2 como “una matriz multifuncional (MFA) que le dará a los Eurofighter Typhoon del Reino Unido una capacidad de guerra electrónica líder en el mundo, además de las funciones de radar tradicionales, incluido el ataque electrónico de banda ancha”. El nuevo desarrollo, añade el texto, “equipará a los pilotos de la RAF [Real Fuerza Aérea británica] con la capacidad de localizar, identificar y suprimir las defensas aéreas enemigas utilizando interferencia”. Con él, además, se “pueden atacar objetivos mientras están fuera del alcance de las amenazas, incluso cuando miran en otra dirección, y operar dentro del rango de las defensas aéreas opuestas, permaneciendo completamente protegidos en todo momento”. Con esta capacidad se reemplazará el radar de escaneo mecánico con el que están equipados en la actualidad los Eurofighter Typhoon británicos.

En palabras del vicepresidente de Guerra Electrónica de Leonardo, Mark Hamilton, “este contrato es una gran noticia para el Reino Unido, que obtendrá el radar de combate más capaz del mundo, y una gran noticia para la ingeniería británica”. Según Hamilton, este desarrollo “tiene significativamente más elementos de transmisión y recepción que otros radares, lo que convierte al Mk 2 en el radar AESA de combate más capaz del mundo”. En él, añade, se mantiene “la misma potencia y precisión de los radares tradicionales, pero también permite el funcionamiento simultáneo de su funcionalidad de guerra electrónica de banda ancha”.

Un hito fundamental

 

BAE Systems, el principal contratista británico del Typhoon, se encargará de integrar el nuevo sensor que será desarrollado por Leonardo. El comunicado conjunto de ambas compañías recuerda que en la actualidad siguen trabajando como parte del programa de desarrollo del consorcio Eurofighter, en el que están implicados Reino Unido, Alemania, España e Italia “en una versión de referencia del radar AESA”. En este contexto, añaden, “el ECRS Mk2 supone un enfoque completamente nuevo diseñado para satisfacer las necesidades operativas de la RAF y de los futuros clientes de exportación”. Se trata de un compromiso de Reino Unido similar al que han adquirido “Alemania y España para cumplir con sus propios requisitos nacionales para un radar AESA”, concluye la nota.

La adopción de un radar AESA se considera un hito fundamental para que el caza Eurofighter Typhoon pueda competir en el mercado de exportación frente a programas de aviones de combate de EEUU, Francia y Suecia, que o bien ya disponen de esta capacidad o están comprometidos en firme a contar con ella.

El consorcio Eurofighter, formado por las compañías Airbus, BAE Systems y Leonardo, lleva desde 2016 ensayando con esta tecnología a través del denominado radar Captor E-Scan, con el que se dotará a las aeronaves encargadas por Kuwait y Catar. Sin embargo, ninguno de los cuatro países socios de este programa de cazas (Alemania, Reino Unido, Italia y España) había encargado hasta ahora aún estos radares para sus aparatos, a pesar de que ya habían empleado más de mil millones de euros en su desarrollo, y de que sí se acordó instalarlos en los aviones de este modelo encargados por Kuwait y Catar.

Hace unos meses Berlín y Madrid dieron un paso adelante en este desarrollo que, en su caso, ha quedado en manos de Hensoldt, con la colaboración del grupo español de electrónica de defensa Indra, mientras que Reino Unido acaba de avanzar al fin en un desarrollo propio con el contrato suscrito ahora con BAE Systems y Leonardo. De momento Italia aún no ha realizado un movimiento similar para obtener un radar AESA con el que dotar a sus Eurofighter, a pesar de la implicación de su industria, a través de Leonardo, en el proyecto.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje