La FACh detecta una nueva fuga de pilotos al mercado civil
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

La FACh detecta una nueva fuga de pilotos al mercado civil

Pilotos de la Fuerza Aérea de Chile caminando hacia un A-29 Super Tucano. Foto: FACh
|

El comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), general del aire Jorge Robles, admitió que el progreso del mercado aeronáutico comercial se está llevando a personal calificado de la institución.

En entrevista a El Mercurio, el general Robles explicó que las aerolíneas de bajo costo, junto con la llegada de nuevos operadores, hizo que el mercado aeronáutico chileno movilizara a 22,3 millones de pasajeros, y nada indica que deje de crecer. Esta presión es la que reabrió la llamada fuga de pilotos que la FACh había logrado controlar al inicio del período del general Robles, en 2014.

Ya el 2007 el entonces comandante en jefe, general Ricardo Ortega, había alertado al gobierno: "Es una verdad, nosotros hemos perdido una cantidad de pilotos y por eso miro con mucha esperanza la nueva carrera profesional, porque van a haber incentivos que van a poder retener, o por lo menos hacer más comparable, lo que ofrece la Fuerza Aérea en relación al mercado". En ese entonces se declaraba la necesidad de buscar una fórmula que redujera este éxodo, considerando que al Estado le costaba cerca de 7 millones de dólares la instrucción de un piloto. El proyecto de retención de esa época apuntó a mejorar la calidad de vida de la familia aérea, facilitando el acceso a una buena educación y a una salud de calidad, así como el diseño de una nueva estructura de la carrera con escalas de sueldos móviles.

Un proceso que no se detiene

En tanto el 2013, el general Jorge Rojas hacía nuevas alertas sobre el problema: "Es un tema complejo, que de alguna manera ha afectado el desarrollo de las capacidades de la Fuerza Aérea a lo largo del tiempo. Esto viene sucediendo desde mediados de los años 80, cuando se produjo el crecimiento de las líneas aéreas y nosotros fuimos perdiendo una cantidad importante de tripulaciones. Eso lo hemos ido solucionando, aumentando nuestras dotaciones y la calidad de la motivación. Los nuevos sistemas de armas con los que cuenta la Fuerza Aérea también han sido un aspecto motivacional, por lo tanto, diría que paulatinamente eso ha ido disminuyendo".

Al asumir la comandancia en jefe en 2014, el actual comandante en jefe, general Robles, también se encontró con un problema adicional que no sólo afectaba a las tripulaciones aéreas: la fuga masiva de especialistas de mantenimiento hacia el área de la minería. Mecánicos hidráulicos, mecánicos electrónicos, especialistas en motores a reacción, personal que tiene una alta capacitación técnica, que trabaja en temas de control automático, en turbinas de gas, en sistemas hidráulicos, de modo que también se ha producido ese efecto, que ha sido bastante importante, según identificó el general.

"Hoy es un problema que tenemos que enfrentar como país, pero ahí vuelvo a lo que decía antes, que es la vocación. Acá entramos por una vocación de servicio, y eso es lo que hemos tratado de inculcar en nuestras tripulaciones y en nuestra gente. Cuando la gente utiliza una institución de la defensa como un trampolín, quiere decir que esa persona no merecía haber entrado, porque no tiene la vocación de servicio público. Especialmente en el área de la defensa, donde tenemos que estar dispuestos a ir a cualquier parte del país a socorrer, todos los días del año, y las 24 horas".

Y referente a la cantidad de personal que se ha ido, el general Robles señala que "es un número que a nosotros nos duele, porque es gente que ha demostrado que no tiene el compromiso que deben tener quienes pertenecen a la institución. Eso me duele más que el número".



Recomendamos

Lo más visto