Defensa da luz verde a la construcción del BAM-IS de la Armada
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

Defensa da luz verde a la construcción del BAM-IS de la Armada

Recreación digital del futuro BAM-IS. Foto: Navantia
|

La secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, firmó el pasado 17 de junio la orden de proceder del expediente de construcción del buque de investigación subacuática (BAM-IS) para la Armada española.

Con esta orden, explican desde el Ministerio de Defensa a Infodefensa.com, comienzan las actuaciones administrativas que darán lugar a la firma del contrato de ejecución con Navantia, previsto para el tercer trimestre de este año. En la actualidad, el ministerio y la empresa trabajan en el estudio y coordinación de las especificaciones del contrato que desarrollan los requisitos que debe cumplir el barco a construir.

El buque será construido en las instalaciones de Navantia en Puerto Real (Cádiz). El Gobierno autorizó en noviembre del año pasado un presupuesto de 183 millones de euros para este programa, que está entre las prioridades de la Armada. La nueva embarcación reemplazará al buque de salvamento y rescate Neptuno con más de cuatro décadas en servicio.

La Armada viene reclamando la necesidad de un nuevo buque con modernos equipos para apoyar a los submarinos en caso de accidente y llevar a cabo extracciones a gran profundidad. La idea es que el buque esté listo para la entrada en servicio del primer submarino S-80 a finales de 2022.

Características y equipos

De acuerdo con el diseño propuesto, la embarcación tendrá un desplazamiento aproximado de unas 5.000 toneladas, una eslora total de 91 metros, una manga máxima de 19 metros y un puntal a cubierta principal de 8,40 metros. Contará con cuatro diesel generadores y una propulsión eléctrica -dos propulsores azimutales más tres empujadores de proa-. La velocidad máxima sostenida será de 15 nudos y tendrá una dotación de 48 personas, con la opción de albergar en sus camarotes hasta otros 12 tripulantes.

Entre los equipos que llevará a bordo el BAM-IS destacan dos vehículos submarinos no tripulados (ROV), dos cámaras hiperbáricas, dos teléfonos submarinos, compresores, además de los equipos de buceo necesarios para las unidades especializadas de la Armada.

El buque dispondrá además de sonar de barrido lateral; sistema para ventilar un submarino siniestrado; guindola y campana abierta; sistema de referencia hidro-acústico; sistema para el suministro de contenedores de emergencia ELSS (Emergency Life Support Stores) a un submarino hundido; y sistema de recarga Heliox. Tendrá también capacidad para embarcar los sistemas y vehículos de rescate de submarinos NSRS (Nato Submarine Rescue System) y SRDRS (Submarine Rescue Diving Recompression System).

Misiones

El BAM-IS estará especializado y equipado para el salvamento y apoyo al rescate de submarinos, y será la unidad principal para el apoyo a las operaciones de buceo. También ejecutará tareas de intervención subacuática a gran profundidad. Junto a estas misiones podrá efectuar las siguientes: apoyo a buques, unidades e instalaciones en trabajos submarinos o subacuáticos; caza de minas y desactivado de explosivos submarinos; operaciones de guerra naval especial; operaciones de buceo; operaciones de búsqueda y rescate (SAR) subacuáticas; y movilidad y contra movilidad (limpieza de obstáculos…).

El encargo supondrá 1,3 millones de horas de trabajo durante tres años y medio para las instalaciones gaditanas y generará 1.100 empleos. Casi 160 serían empleados directos, cerca de 290 de la industria auxiliar y 665 puestos de trabajo indirectos generados por suministradores e inducidos.



Recomendamos