Navantia negocia con Colombia un contrato para la modernización de fragatas
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Navantia negocia con Colombia un contrato para la modernización de fragatas

Gomezjaen
|

01/05/2008 (Infodefensa.com).- El presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén, anunció en Ferrol que los astilleros públicos negocian en estos momentos con la Armada colombiana un importante contrato para la modernización de sus fragatas en servicio

Según Gómez Jaén, Navantia transferiría tecnología al país suramericano y acometería los trabajos necesarios para actualizar las cuatro fragatas de la clase Lupo que fueron construidas en Italia a finales de los setenta y principios de los ochenta y se han quedado muy obsoletas.

Gómez Jaén no adelantó cifras económicas pero, de confirmarse, sería el segundo contrato de envergadura en América Latina tras la firma en 2005 con el Gobierno venezolano de Hugo Chávez de la venta de ocho patrulleras oceánicas y vigilancia costera, informó la Agencia EFE.

Las declaraciones de Gómez Jaén han sorprendido a algunos expertos consultados por infodefensa.com porque actualmente la Armada de Colombia no cuenta con fragatas tipo Lupo por lo que o bien se equivocó en el tipo de fragata, de nación, o quizá, algo poco probable, el gobierno de Bogotá estaría negociando la adquisición de este buque de segunda mano.

Dos países latinoamericanos si cuentan en servicio con fragatas de la clase Lupo: Venezuela -en total seis unidades- y Perú -ocho unidades, seis construidas originalmente para él y otras dos adquiridas a Italia y comisionadas en 2005 y 2006.

En el caso venezolano, ordenó a los astilleros italianos Cantieri Navali Riuniti (CNR) en 1975 la construcción de seis unidades que fueron entregadas entre 1980 y 1982. Muy similares a las peruanas tiene mínimas diferencias en la electrónica. Las primeras dos unidades, ARV Mariscal Sucre (F-21) y ARV Almirante Brión (F-22) fueron repotenciadas por los astilleros estadounidenses Ingalls Shipbuilding (ahora parte del Grupo Northrop Grumman) a lo largo de un período de cuatro años (1998-2002). Entre las modificaciones incluye nuevos motores Diesel, nuevos radares, un nuevo sónar así como varios sistemas electrónicos nuevos. En los últimos tiempos algunas fuentes aseguraban que Venezuela estaba considerando una modernización de los otros buques de esta clase.

Los astilleros CNR construyeron 18 buques de este tipo, oficialmente clasificados como buques de escolta. Además de los entregados a Perú y Venezuela, la Armada italiana adquirió otros cuatro -clase Artigliere- que regularmente se ejercitan con la VI Flota en el Mediterráneo, además de otros cuatro que inicialmente eran para Irak pero nunca se entregaron y fueron reconvertidos a clase Soldati.

Las fragatas Lupo son más pequeñas que las F-100 españolas, ya que tienen 113,5 metros de escolar (largo), 12 de manga (ancho) y pueden transportar 164 militares.

La Armada Nacional Colombiana sólo tiene en activo con cuatro fragatas ligeras FS-1500, más parecidas a las corvetas, construidas en los astilleros alemanes Howaldtswerke (Kiel), con una doración de 92 hombres. Con 91 metros de eslora y 2.100 toneladas de desplazamiento, fueron bautizadas como FL-51 ARC Almirante Padilla, FL-52 ARC Caldas, FL-53 ARC Antioquia, y FL-54 ARC Independiente.

En abril de 2005, el entonces ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, aseguró en el Pleno del Congreso a una pregunta del diputado popular Arnenio Fernández de Mesa, que España estaba en conversaciones con Colombia para la "posible firma en el futuro" de acuerdos de suministro de "cuatro patrulleras de vigilancia costera", operación que oficialmente no se ha llegado a firmar hasta el momento.

En su momento, España vendió a Colombia el patrullero Cormoran y dos de la calse Laraga, dados de baja en la Armada española. Son operativos por el Servicio de Guardacosta.

Otros países

El presidente de Navantia también aseguró que aspira a lograr contratos para la construcción de submarinos para Turquía -en concreto seis sumergibles convencionales-; y de barcos anfibios -algunos como el Juan Carlos I, el más grande de la flota militar española- para Sudáfrica y Malasia.

La ofensiva comercial lanzada por la compañía pública la ha llevado también a ser seleccionada por la Armada de Australia para participar en el concurso para la fabricación de varias lanchas de desembarco para los dos buques anfibios que construirá Navantia en sus astilleros de la ría de Ferrol.

Con respecto a la ejecución de esta obra, eludió concretar cómo se efectuará el reparto del trabajo entre las antiguas Astano y Bazán, y aseguró que la decisión, «teniendo en cuenta las cargas de trabajo y los criterios de eficiencia de las instalaciones» la tomará el director del astillero, Ángel Recamán.

Juan Pedro Gómez Jaén realizó estas declaraciones en el acto de entrega de la fragata F-312 Otto Sverdrup , la tercera de la serie de cinco que construye para la Marina de Noruega. Además de alabar "la calidad con la que se ha elaborado el buque", el director general de NDLO (Norwegian Defense Logistic Organisation), el general Trond Karlsen, aseguró: "Dentro de algunos años, cuando abordemos nuevas construcciones de buques, desde luego Navantia será uno de los astilleros con los que contaremos". Además, añadió que, en primer lugar, se dotarán de un nuevo barco logístico, y, a medio plazo, de submarinos.

Sin embargo, otras fuentes consultadas afirmaron que la Marina nórdica tiene más madurada la decisión de dotarse de un barco de apoyo y que podría resolver antes de que termine el año si abre o no un concurso para la compra de este buque, según informó el diario La Voz de Galicia.



Recomendamos