La Fuerza Aérea británica instala un nuevo radar en la cima del peñón de Gibraltar
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

La Fuerza Aérea británica instala un nuevo radar en la cima del peñón de Gibraltar

El transporte de los componentes del sensor hasta la cima se realizó en un helicóptero Chinook
Radar peñon gibraltar raf
Traslado de componentes del radar hasta la cumbre del Peñón de Gibraltar. Foto: Aquila
|

La Fuerza Aérea británica (RAF, por sus siglas en inglés) ha instalado un nuevo radar en la cumbre del peñón de Gibraltar para mejorar el seguimiento de aviones civiles y también militares. El sistema de vigilancia, suministrado por la empresa Aquila Air Traffic Management Service, fue trasladado a la cima la semana pasada por un helicóptero Chinook de la Royal Air Force. 

Este radar reemplazará al existente en la conocida como Rock Gun Batery y ayudará a proporcionar “servicios de tráfico aéreo fiables y seguros para el aeropuerto, que atiende a decenas de miles de visitantes cada año, así como al tráfico aéreo militar”, según el fabricante. 

La instalación de este equipo en la cumbre del Peñón forma parte de un programa Marshall para la actualización de los sistemas de gestión del tráfico aéreo de los aeródromos de la Fuerza Aérea británica en el Reino Unido y también en los territorios de ultramar. Según las estimaciones de Aquila, la renovación permitirá ahorrar al Ministerio de Defensa británico unos 377 millones de euros en dos décadas. 

El radar elegido es el Star-NG desarrollado por Thales, empresa que forma junto con NATS la joint venture Aquila. Su rango de acción puede alcanzar según las características técnicas facilitadas por el fabricante hasta los 185 kilómetros. Tiene la capacidad para detectar tanto movimientos lentos de helicópteros como rápidos de cazas, así como objetivos pequeños. La previsión es que esté operativo en septiembre de este año. Mientras tanto, continuará en servicio el radar antiguo Watchman de BAE Systems. 

Complejo traslado hasta la cima 

El sensor, con una altura de 11,8 metros y un peso de 8 toneladas, el radar se transportó por partes en cuatro vuelos del helicóptero Chinook hasta la antigua Rock Gun Battery, rodeada por la reserva natural de Gibraltar. La aeronave subió el mecanismo de giro del radar, dos grandes antenas y la sección de transmisión y recepción de la antena. También se desplazó hasta la cima una nueva baliza de navegación. Para efectuar la compleja operación de traslado, la RAF construyó en la cumbre una plataforma temporal para depositar con seguridad las cargas sobre el terreno accidentado de la reserva. 

“Estoy realmente encantado por la forma en que se ha logrado esta difícil tarea. Como siempre, The Rock (el Peñón) plantea su propio conjunto de desafíos únicos, lo que hace que un reemplazo similar sea más complicado de lo normal”, resaltó el comandante de la Estación de la RAF en Gibraltar, Nel Doherty. Todo el operativo fue coordinado por Aquila, Thales UK, socio en el programa Marshall, y el Ministerio de Defensa británico.  




Recomendamos


Lo más visto